En el día de la fecha se celebra el Día Internacional de la Protección de Datos, el cual se estableció en el año 2006 tras la iniciativa del Comité de Ministro del Consejo de Europa y la Comisión Europea. Tiene como objetivo hacer tomar conciencia a la sociedad de la importancia de proteger su privacidad digital.

Por Matías Carrocera,Analista de Negocios y Comunicaciones.

Los temas de seguridad y privacidad digital han ganado espacio en las agendas de los medios en los últimos años. Esto ha sido gracias a las declaraciones de Edward Snowden, ex contratista de la agencia de seguridad nacional (NSA, por sus siglas en inglés), casos de espionaje entre gobiernos, los cables de Wikileaks y ataques a grandes cadenas de retail, sobretodo en E.E.U.U, entre los casos principales.

PUBLICIDAD

A nivel nacional, hemos visto diferentes casos sobre cómo el gobierno ha comprado herramientas de espionaje, que salió a la luz por el robo de información del proveedor de seguridad digital italiano The Hacking Team. Sin embargo, ¿cuánto espacio han ganado todos estos temas en los hábitos de las personas?

Para averiguarlo basta con hacer un test muy simple:

  1. ¿Cuenta con un antivirus de paga en todos sus dispositivos? Recuerde que no existen productos gratis en Internet, si no tiene un costo monetario, usted está pagando con sus datos personales.
  2.    ¿Cuenta con una VPN en todos sus dispositivos con los que se conecta a Internet?, ¿evita conectarse en las redes públicas como de un café, aeropuerto, etc. por seguridad?
  3.  ¿Cuenta con un sistema de encriptación de llamadas, teléfono y mensajes?
  4.   ¿Es consciente de la información que comparte en redes sociales? (desde un check in hasta publicar una foto)¿Lee los términos y condiciones de las aplicaciones que descarga o los portales donde se registra?
  5.  ¿Revisa de forma regular sus estados de cuenta para ver si tiene un cargo no reconocido?
  6.  ¿Pensó las cuestiones de seguridad cuando compró su Smartwatch, Smartphone o Smart TV?

Con que haya tenido un “no” en cualquiera de las preguntas, usted no cuida su seguridad ni su privacidad, por lo que si realmente quiere hacer algo, es hora de empezar.

En la actualidad, el volumen mayor de datos personales que están al acceso de terceros en Internet es colocado de forma voluntaria por los usuarios. Estos puntos básicos son solamente algunos hábitos, de una larga lista, sobre cómo cuidar la privacidad digital y cabe remarcar que solo estamos hablando de personas, no de negocios, gobiernos u organizaciones, donde la situación se vuelve más compleja y crítica.

Sin embargo, antes de comenzar a incorporar una cultura que cuide la seguridad y la privacidad, primero se debe entender qué es cada una. “La seguridad digital es la creencia de tener control sobre nuestros bienes digitales, esto incluye el dinero digital, el cual supera ampliamente al circulante físico en todo el mundo. Debemos ser conscientes de que la seguridad total no existe y que los cibercriminales van a intentar vulnerar nuestras debilidades para quedarse con tantas posiciones como puedan, ya sea por robo directo o por extorsión. Cuando uno entiende esto claramente comprende cuáles deben ser las buenas prácticas de seguridad”, explica Marcelo Lozano (https://twitter.com/rmarcelozano), Analista de seguridad y Consultor.

Asimismo, en un mundo donde cada vez hay más dispositivos conectados a la red y los mismos usuarios publican su información personal, ya sea en los portales donde se registra o las plataformas sociales, el tema de la privacidad digital y la protección de datos toman un rol central.

“La privacidad, en cambio, tiene un estatus menor a la seguridad, nadie debería digitalizar nada que exponga su privacidad, y si lo hace, debería estar consciente de que puede ser vulnerado. La seguridad está en el segundo escalón de la pirámide de Maslow, la privacidad no”, agrega el experto en seguridad digital. En este sentido, se debe tener presente que los cibercriminales no distinguen entre una gran empresa o un individuo, todos son objetivos potenciales.

El usuario debe tener presente que cada vez que hacemos clic o check in marcando su ubicación o publicando las fotos de la casa, hijos, mascotas o hasta vacaciones, genera un patrón de comportamiento, por lo que se transforma su responsabilidad cuidar estos detalles. Mientras que es responsabilidad del Estado cuidar nuestra seguridad atrapando a los ciberdelincuentes y legislando para que reciban un castigo ejemplar.

Por esto, para comenzar a incorporar hábitos de privacidad digital siga estos consejos:

  •         Instale un antivirus de paga con bloqueo, borrado de información y geolocalización de forma remota (en la actualidad, estas funciones son básicas en todas las ofertas que existen en el mercado).
  •         Instale una VPN en todos sus dispositivos para encriptar su tráfico en redes WiFi, y sobretodo, evite conectarse a redes públicas. Si lo hace, no realice operaciones críticas en estas redes, como operaciones de comercio electrónico o revelar información sensible.
  •         Instale un sistema de encriptación de llamadas, mensajes y deje de utilizar WhatsApp, o por lo menos, no intercambie información sensible por esta aplicación. Si tiene que enviar información sensible, hágalo por un medio encriptado.
  •         No utilice la misma cuenta ni la misma contraseña para sus perfiles online. Además, se recomienda cambiar las contraseñas de forma regular. En el mercado existen diferentes opciones de aplicaciones que gestionan las contraseñas, Password manager, que también recomiendan contraseñas fuertes.
  •         Sea precavido sobre las aplicaciones que descarga en su dispositivos móviles, cuáles son los permisos que requieren y solamente descargue aplicaciones de las tiendas oficiales (iTunes, Google Play, etc.). Edite las cuestione de privacidad de las aplicaciones que ya descargó (http://www.staysafeonline.org/data-privacy-day/check-your-privacy-settings/)(en inglés).
  •         Adquiera un dispositivo móvil que sea realmente seguro, un ejemplo es el Blackphone 2 (https://www.youtube.com/watch?time_continue=4&v=p3kiPZ2tFJk), diseñado por la compañía suiza Silent Circle. Cada día surgen nuevas amenazas principalmente para los dispositivos Android, pero también para los dispositivos iOS, por lo que cada vez es más difícil encontrar un sistema operativo que no se pueda vulnerar.
  •         Evite caer en el phishing: no descargue archivos con doble extensión (por ejemplo, .exe.jar); si tiene dudas del archivo adjunto o link que le envió un persona de confianza, confirme primero con esta persona antes de acceder al archivo o link; no descargue información de remitentes desconocidos; confirme bien cuáles son las páginas a las que accede, muchas veces suele duplicarse una página de un medio de comunicación o banco con un cambio minúsculo en la dirección de acceso; si va a realizar alguna operación de banca en línea o comercio electrónico, coloque de forma manual la dirección en la barra de direcciones, no acceda por medio de un buscador; recuerde, un banco nunca le pedirá sus contraseñas o datos personales por e-mail ni por teléfono.

 

Estas siete recomendaciones sólo son puntos básicos para poder adquirir una cultura de seguridad y privacidad digital. Sin embargo, se debe tener presente que todo lo que haga en Internet, sobretodo en redes públicas, está abierto al público. Por lo tanto, antes de enviar información sensible hágase la pregunta, ¿mostraría este documento en la vía pública? Eso le dará la respuesta de cómo avanzar.

Por estas razones hablar de privacidad digital es solamente posar para la foto. Se debe comprender que el mundo ha cambiado, por lo que nuestra cultura de cuidado personal también debe cambiar para no quedar expuestos. Es por esto que se debe trabajar para adquirir nuevas conductas que se transformen en hábitos que se apoyen en una conciencia de seguridad y privacidad digital.

Nuestros colegas de The Guardian han realizado un documental en cinco capítulos donde analizan todos estos puntos:

 

Acércate a un experto para saber más.