El Cloud Computing es el nuevo detonador para la competitividad de México. Al adoptar la nube, se podrían generar cerca de 63,000 nuevos empleos en México y reducir el costo para las Pymes.

 

 

 

PUBLICIDAD

La competitividad requiere que las empresas den giros de 360 grados, debido a que surgen nuevas necesidades por parte de los consumidores y la clave para hacer frente a estos nuevos retos, es mediante el uso de la tecnología.

Las circunstancias que se les presentan a las empresas actualmente, exigen cambios en su capacidad, surgiendo la necesidad de mejorar sus operaciones generando nuevos procesos.

Asimismo, al manejar un enorme volumen de información, buscan la posibilidad de almacenar esos datos y poder acceder a ellos de manera fácil. Muchas empresas han empleado plataformas costosas, sin embargo, hoy en día existe un concepto que simplifica las operaciones de las empresas y consolida la evolución que ha tenido Internet: el Cloud Computing o Cómputo en la nube.

El Cloud Computing es un término general para denominar la provisión de servicios de hospedaje a través de Internet que ha sido utilizado para facilitar el cambio de los modelos de negocios, agilizar procesos y reducir costos de operación.

Uno de los mayores beneficios que ofrece este servicio es la virtualización de los centros de datos, que pueden operar de manera automatizada, sin la necesidad de la presencia de una persona física y ser gestionados en cualquier  momento y tiempo.

De acuerdo con un estudio realizado por la consultora Market Research Media, el cloud computing generará $270,000 millones de dólares en 2020, por lo que empresas como Google, Amazon, IBM, Oracle y Apple han adoptado este sistema como parte del servicio brindado a sus consumidores, por ejemplo Google Drive o iCloud, a través de los cuales, con sólo estar conectados a Internet, los usuarios tienen la posibilidad de utilizarlos.

Según la consultora IDC, en América Latina este mercado se puede valorizar en 280 millones de dólares y tendrá una tasa de crecimiento anual de 70% entre 2012 y 2016.

Asimismo, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad, el cómputo en la nube es el nuevo detonador para la competitividad de México. Al adoptar la nube se podrían generar cerca de 63,000 nuevos empleos en México y reducir el costo para las pequeñas y medianas empresas (Pymes), permitiéndoles competir con empresas grandes por acceder a tecnología de bajo costo.

Este panorama favorable se ha logrado gracias a los avances en velocidad y penetración de Internet que han tenido los países. Las empresas deben tomar consciencia acerca de las oportunidades que ofrece esta herramienta.

No hay que olvidar que antes se debe evaluar con qué posibilidades cuenta cada empresa para que esto se realice, ya que dependiendo de sus condiciones se puede determinar el tiempo ideal para que los procesos migren a la nube y se combinen con soluciones adecuadas a fin de mejorar sus procesos y con esto lograr ser más competitivas.

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Tecnovigilancia: seguridad para la salud
Por

La tecnovigilancia tiene como propósito garantizar que los dispositivos médicos que se encuentran disponibles en el merc...