En una época en la que las ventas de discos físicos ya no son un indicador 100% confiable de calidad musical, aún siguen siendo muestra de que el objeto encanta como obra.

¿Cuánto tiempo más seguirá agonizando la industria de venta de discos físicos? Es la pregunta que todos nos hacemos al cambiar de hábitos por cuestiones tan claras como la situación económica o el avance de la tecnología para escuchar música. ¿Hay quien todavía compre discos físicos? La respuesta no sólo es afirmativa, sino que en un ambiente en el que el CD ha quedado mal parado, objetos como el casete ha comenzado a revalorarse y el vinyl ha venido al alza, dejando en claro que el melómano tiene una fidelidad hacia el artista que raya en el culto al grado de seguir comprando en formato físico, en un entorno en el que las descargas digitales y el servicio de streaming se posicionan de forma sólida.

2014 no fue un año precisamente amable para la industria discográfica. De acuerdo con el más reciente informe de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (la IFPI), los ingresos de la música grabada a nivel mundial cayeron en un 3.9% en el año. Sin embargo, esto no la ha parado como negocio rentable para muchos, ya que los servicios de streaming y por suscripción se ampliaron notablemente: sus ingresos alcanzaron un total de 5, 900 millones de dólares (mdd),  lo cual implica un crecimiento mayor al triple en los últimos tres años.

¿Quién sigue controlando el mundo del formato físico? ¿Quién osa retar al mundo de la saturación de información y poca atención con una obra completa más allá de los éxitos radiales? Aquí los diez artistas que vendieron más discos en 2014.

PUBLICIDAD

Como toda lista, pese a estar basadas en el dato duro de las ventas, la subjetividad aflora. El vender muchos discos no es sinónimo ni de calidad ni mucho menos de buen gusto, más en un cosmos tan diverso y de público selecto y exigente, como es el de la música. El éxito comercial de un artista en términos de ventas por su obra en disco compacto o vinyl, puede sustentarse en una buena campaña comercial, una difusión masiva en medios mundiales o en un contacto con los fans bastante cercana. No obstante, detrás de las modas y las aparentes imposiciones mediáticas, el pagar una cantidad determinada por un disco aún puede tomarse como referente del “éxito” de un artista, así como el grado de arrastre y conexión que éste tiene con sus fans.

10.- Eminem-The Marshall Mathers LP 2

Tal vez fue nostalgia, una expectativa desbordada, o un sospechoso título que al final quedó a deber en términos musicales, pero el octavo disco del rapero de Detroit logró colarse como uno de los más vendidos de noviembre de 2013 a la fecha con cerca de 4 millones 419,000 copias vendidas.

9.- Imagine Dragons-Night Visions

Se dice que no se veía un trancazo comercial así con el debut de una banda desde hacía seis años, en la industria discográfica. El disco grabado entre 2010 y 2012 por el grupo de Las Vegas, Nevada logró 424,000 copias vendidas. Este año su canción “Radioactive” estuvo presente en el oído de muchos.

8.-Pharrell Williams-GIRL

Además de ser un excelente productor con tino para describir nuevas figuras y confeccionar melodías inevitablemente pegaosas, Pharrell Williams es un personaje con un sentido de la innovación pop bastante desarrollado, de un tiempo a la fecha casi todo lo que toca se convierte en hit. Todos nos encontramos en un evento, fiesta o antro con su canción “Happy”. A la fecha lleva vendida la nada despreciable cantidad de 452,000 discos.

7.- Luke Bryan-Crash Party

Para quienes el nombre de Luke Bryan no le dice nada y menos aún su posición en esta lista, debemos decirles que Estados Unidos sigue siendo la potencia número uno en cuanto a consumo de música se refiere, y el country es un género musical que le pega durísimo a los estadounidenses. Aunque este cantante de Leesburg, Georgia lleva dedicándose a la música desde los 14 años, se encuentra en el mapa de la fama desde hace cerca de cuatro años. Su más reciente disco le valió un sinúmero de nominaciones y premios, gracias quizás a sus más de 455,000 discos vendidos.

6.-Coldplay-Ghost Stories

Si bien Chris Martin y sus secuaces ya no han generado piezas tan memorables como su debut Parachutes (2000), o el A Rush of Blood to the Head (2002), Coldplay sigue siendo una banda consentida de las multitudes, sus conciertos siguen generando aforo y conexión entre quienes disfrutan de sus melodías melancólicas y románticas. Con 5, 890 copias vendidas de su sexto álbum, la banda británica se posiciona en el sexto sitio de los artistas más vendidos de 2014.

5.-Eric Church-The Outsiders

Otra incógnita para el público de habla hispana y nombre recurrente para los estadounidenses. Sí, Church es un artista country que este año pegó con tubo con la cantidad de 643,000 discos vendidos. Una carrera que comenzó a los 13 años, a Church le llevó ocho años y seis discos lograr el éxito en ventas.

4.-Lorde-Pure Heroin

La jovensísima neozelandesa Ella Maria Lani Yelich-O’Connor (1996), mejor conocida como Lorde, es otra artista que vino a refrescar el panorama pop con su propuesta musical llena de electrónica indie. Su disco debut también ha estado en oídos de todos y a la fecha lleva 650, 000 copias vendidas.

3.- Beyoncé-homónimo

Con el paso de los años, la ex Destiny Child ha sabido capitalizar su fuerte imagen como símbolo sexual, pero también como artista de tablas probadas, con una carrera que se remonta a su niñez, pasando por un rango vocal notable y un colmillo bien afilado para acercarse a los compositores y productores más granados de la música en boga. Quizás sea esa experiencia que da el trabajo y los negocios exitosos, o su cercanía artística y sentimental con el rapero Jay-Z, pero Beyoncé logró un tremendo quinto disco, que desde el nombre mismo denota que estamos ante uno de sus mejores trabajos de todos los tiempos, quizás el mejor. Beyoncé (el disco) es una suerte de autobiografía musical que denota cuidado en la producción y en las letras. La cantante de Houston, Texas de 33 años tuvo este año la benevolencia de sus fans, la crítica especializada y los dólares extra en la cartera con cerca de 800, 000 copias vendidas a la fecha.

2.- Frozen Soundtrack

No sabemos cómo se da un salto de 800, 000 discos vendidos a la apabullante cifra de 2 millones, 700, 000 de copias vendidas que registra el soundtrack de Frozen, la más reciente aventura congelada de Disney de 2013. Aquí el éxito comercial del soundtrack se entiende más por el suceso que implicó la película, que la producción musical en sí. El disco es un score compuesto en su mayoría por Christophe Beck que resume el vestido sonoro de la cinta animada de Disney que logró desbancar a Toy Story 3 como la más taquillera de la historia en su categoría.

1.- Katy Perry-Prism

La controversia con este primer escaño no es poca cosa. Hay quienes dicen que se figura imposible desbancar en seis meses a las cifras de Frozen, sobre todo porque el más reciente disco de Katy Perry tenía registradas cerca de 5,000 copias vendidas a julio del año en curso, aunque su disco salió en octubre del año pasado. No obstante, desde entonces las giras aumentaron, al igual que su exposición en medios locales e internacionales. Los expertos en el tema saben que la explosión comercial en sus ventas se entiende como algo posible, aunado al hecho de que es un fenómeno que ocurre con relativa frecuencia.

Otros afirman que si quitamos de la jugada al Soundtrack de Frozen, argumentando que no es una pieza para una cinta y que ésta es la que explica su éxito comercial, la belleza impecable de California es la artista número uno de este listado con 2 millones, 800 mil copias vendidas al cierre de noviembre de 2014. El pop aún controla los charts.

Twitter: @Raika83

Correo: [email protected]

 

Siguientes artículos

Atacar el cáncer con tecnología
Por

Soluciones tecnológicas hacen posibles que pacientes diagnosticados con cáncer puedan tener tratamientos personalizados....