DW.- Largas esperas que desesperan. San José, al igual que otras capitales de la región, sufre congestiones de tráfico y atascos en hora punta. Mientras el gobierno discute sobre una ley de teletrabajo, que permitiría flexibilizar los horarios laborales, la mirada se dirige a los medios de transporte de la población, que ha priorizado el uso del vehículo privado.

“Tenemos una factura petrolera de 1,600 millones de dólares en 2018”, subrayó la Primera Dama de Costa Rica, Claudia Dobles, en el marco de la conferencia ‘P3: Personas, Planeta, Paz’, donde expuso el plan de descarbonización del país. El documento, que se presentó el pasado mes de febrero, pretende que Costa Rica sea libre de emisiones en 2050.

TAMBIÉN LEE: China y México son campeones de la descarbonización global: PwC

Estructurado en diez ejes, el transporte, el sector que más emisiones de dióxido de carbono genera en el país, está en tres de ellos. En muchísimos países, una de las primeras decisiones que hay que tomar es cómo cambiar el modelo energético. “Costa Rica ya lo hizo, apostó por un modelo limpio hace años”, recordó la Primera Dama.

El plan prevé que en 2035, el 30% de la flota de transporte público sea cero emisiones y contempla la puesta en marcha de un tren eléctrico de pasajeros. Este proyecto pretende “convertir el actual tren que tenemos, movido por locomotoras de diésel, en un moderno tren eléctrico que conecte las capitales de provincia y el área metropolitana”, dijo a DW el alcalde de San José, Jonhy Araya.

Igualmente, “desde hace varios años la municipalidad de San José ha venido proponiendo la implementación de un proyecto de tranvía eléctrico. No es competencia del tren rápido de pasajeros, ya que serviría para el transporte interno en la ciudad de San José. “Es un proyecto de 10 kilómetros, en una primera etapa, conectando el Oeste con el Este de la capital. Tendría un costo de 230 millones de dólares”, detalló a DW.  Se prevé que pueda movilizar diariamente a 150.000 personas.

Apoyo alemán para modernizar el sector

La modernización del transporte público pasa por el sistema de buses. Para ello, cuenta con el apoyo de Alemania, que donó el pasado mes de noviembre 2,5 millones de euros para un proyecto piloto con tres buses eléctricos, y sus respectivas estaciones de carga, que operarán en San José.

“El 2021 es clave porque se renuevan las concesiones de los buses”, subrayó a DW Andrea Meza, Directora de Cambio Climático de Costa Rica. Por eso, se ha abierto una convocatoria para comprar y obtener datos del uso del bus eléctrico como el número de pasajeros y el tiempo de duración de los trayectos, entre otros.

Se prevée que los buses eléctricos entren en funcionamiento el primer semestre de 2020. “Van a estar circulando en tres rutas diferentes, operando durante año y medio haciendo una ruta diferente cada seis meses”, agregó a DW Ana Lucía Moya, asesora de dicha dirección.

Un esfuerzo público y privado

Otro de los objetivos del plan de descarbonización es que en el año 2050 se cuente con un sistema integrado de transporte público y el 85% de la flota sea cero emisiones. Aunque la Primera Dama reconoció que las metas son “ambiciosas”, consideró que son “realistas”. Para ello, solicitó la colaboración del sector privado, empresarial y la ciudadanía.

“La electromovilidad en el país ya se está dando, hay carros eléctricos en la parte privada, pero todavía falta”, dijo a DW Juan Carlos Salazar, vocal de la Junta Directiva de la Asociación de Transportistas de Turismo de Costa Rica.

En el caso de este sector, la topografía del país y alto coste económico de los vehículos plantean dificultades.

Sin embargo, explicó que desde el Instituto Costarricense de Turismo se están diseñando normas de calidad que “vienen a marcar la pauta en cuanto a qué tipo de vehículos deberíamos usar”. Salazar confía que “de aquí al 2030 tengamos el 45% de nuestra flota en buses eléctricos”. No obstante, apuntó que para ello se precisa la ayuda de la banca y una tecnología más accesible.

Convirtiendo el reto en oportunidad

El turismo puede ser uno de los beneficiados de la electromovilidad. En Monteverde, más de 70 empresas turísticas se han aliado para desarrollar una ruta eléctrica. “Esta nueva modalidad de ‘Turismo Eléctrico’ ofrecerá a los empresarios un elemento de diferenciación que les permitirá sobresalir por encima de su competencia”, dijo a DW Luis Pérez, de la Comisión hacia la Resiliencia al Cambio Climático (CORCLIMA) del Consejo Municipal de Monteverde, promotora de esta iniciativa pionera.

Así, se ha creado “una red de apoyo para que personas que quieran visitar Monteverde en carro eléctrico, lo puedan hacer sin ansiedad de que la batería no les va alcanzar”. Para ello, desde el pasado mes de mayo se comenzaron a instalar puntos de carga en diversas infraestructuras turísticas en la comunidad.

“La idea es que la Ruta Eléctrica de Monteverde sea ’la primera bellota de un gran bosque’”, aseguró Pérez.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Diego Fernández de Cevallos debe 900 mdp de predial: El Universal
Por

El llamado 'Jefe Diego' no paga sus obligaciones por concepto de predial desde 1993, por tres de sus propiedades en Quer...