El 9 de febrero, la Cámara de Diputados aprobó la reforma a la Ley General de Sociedades Mercantiles, que permite la creación de empresas en un solo día a costo cero. Éstos son los aspectos positivos y negativos de esta nueva figura.

 

La Cámara de Diputados aprobó el 9 de febrero la figura denominada Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS). Entre los beneficios que promete está el registro de empresas en un solo día, a costo cero y por internet.

México está en el lugar 65 dentro del informe Doing Business 2016 del Banco Mundial en la categoría de apertura de empresas con mayor facilidad. En 2015 estaba en el lugar 63. De acuerdo con el reporte, las economías donde es más fácil realizar negocios son aquellas cuyos gobiernos cuentan con un sistema regulatorio “inteligente”, con reglas diseñadas para ser eficientes, accesibles a todo el que necesite recurrir a ellas, sobre todo las que son sencillas de aplicar y de bajo costo.

PUBLICIDAD

“Esta reforma beneficia a la economía del país, nos va a poner en otra posición en el Doing Business. Obviamente vamos a subir en el ranking y va a traer más emprendedores a la formalidad”, comentó en entrevista Fernando Mendívil, presidente de la Asociación de Emprendedores de México (Asem).

La informalidad, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del último trimestre de 2015, mostró que hay 30 millones de mexicanos en la informalidad, lo que representa 58.2% de la población ocupada.

Esta iniciativa fue concebida inicialmente por el Asem y el Tecnológico de Monterrey. Además, se perfeccionó durante el año de discusión con el acompañamiento y apoyo de la Secretaría de Economía (SE), el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).

Antes de esta reforma, comenta Fernando Mendívil, registrar una empresa podía costar entre 6,000 y 30,000 pesos, dependiendo del proceso a seguir, y del tiempo que tomaba registrarla, que podría ser de una semana hasta 72 días.

“Esto permite a los emprendedores estar dentro de un mecanismo de constitución legal que fuera seguro, rápido y gratis”, comenta Mendívil.

 

Lo bueno de la ley

  • En tan sólo un día se podrán crear empresas a cero costos por internet
  • Se podrá inscribir en el Registro Público de Comercio
  • Se podrá obtener el Registro Federal de Contribuyentes de manera simple
  • Se podrá realizar la constitución administrativa de la sociedad
  • Se podrá operar de forma inmediata en la formalidad
  • Se podrán crear empresas de manera unipersonal

“Por cada 1,000 empresas que se constituyan en el portal en línea, los emprendedores se podrían ahorrar 15 millones de pesos, y por estas mismas empresas que se constituyen se podrían estar ahorrando 82 años de burocracia”, asegura Fernando Mendívil.

 

Lo malo

Héctor Galeano Inclán, presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM), señaló que debido a las omisiones y debilidades detectadas, esta minuta que aprueba las SAS puede resultar riesgosa y regresiva.

“Omite cualquier corroboración de identidad al depender únicamente de la identificación electrónica. No otorga medios para que el contribuyente pueda refutar su consentimiento en cuanto al uso de su firma electrónica. Carece de blindaje contra la comisión de delitos, limitando la acción de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, y vulnera la seguridad jurídica y abre una ventana de oportunidad para la creación de empresas fantasma”, señaló Galeano Inclán el 20 de febrero (de 2016) en conferencia de prensa.

El presidente del CNNM asegura que el país necesita empresas, pero empresas que sean mejores. “De acuerdo con las cifras del Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial, 75% de las nuevas empresas cierran antes de cumplir dos años de vida y 90% de ellas ya no existen cinco años después de haberse constituido.

Algunos de los puntos negativos de la nueva figura, según el CNNM, son:

  • Crea un vacío en cuanto al responsable de realizar procedimientos tales como verificar la información e integrar el expediente para la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)
  • Cuando se habla del supuesto “costo cero”, éste no es real: sólo se traslada el costo al erario; es decir, al bolsillo de todos los mexicanos. No se ha considerado el impacto en los ingresos de los estados al dejar de recibir el pago de derecho a los Registros Públicos de Comercio
  • En lo que se refiere a la supuesta reducción de tiempos en la constitución de una empresa es importante señalar que la iniciativa no modifica el trámite de obtención de la denominación, el cual lleva cuatro días
  • Deja de lado la orientación especializada del fedatario público, tanto notarios como corredores, lo que incrementará decisiones incorrectas y costos posteriores para quienes decidan emprender un negocio.

 

Siguientes artículos

El Papa Francisco visita Michoacán, el estado con 26,000 desaparecidos
Por

Michoacán ha reportado en la última década 7,250 homicidios que forman parte de los más de 120,000 muertos y más de 26,0...