El retraso en el suministro de combustible en la Ciudad de México y otros puntos del país generó pánico en muchos y estragos en algunos negocios, pero para Zacua, una marca mexicana de autos eléctricos que se produce en Puebla, el impacto fue positivo, pues aumentó el interés de los mexicanos por sus autos.

“Hay cosas que no estamos celebrando, pero el tema de la crisis en acceso a la gasolina ocasionó que la gente se quitara un velo y viera que la dependencia del carbón no es buena en términos sociales y económicos y tuvimos una respuesta enorme de la gente”, comentó Jorge Martínez, presidente ejecutivo de dicha firma, en entrevista.

Hacia el cierre de 2019, la empresa espera tener entre 120 y 140 vehículos de los modelos MX2 y MX3 en sedán y hatchback.

El pasado 5 de enero, Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que, como parte del plan conjunto del gobierno para combatir el robo de combustibles, se privilegió el uso de medios de transporte más seguros, lo que significó cambios de logística en la entrega a las estaciones de servicio, provocando el retraso en el suministro de gasolina en Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Querétaro y en la Ciudad de México, principalmente.

PUBLICIDAD

En anterior conferencia de prensa, Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), señaló que el desabasto de combustible influirá en la decisión de compra de un auto eléctrico o híbrido.

Te puede interesar: Renault avanzará en México pese a panorama negativo en la industria

“Es evidente que quienes ya usan vehículos híbridos e incluso eléctricos están viendo las ventajas y beneficios que otorga el funcionamiento de estas tecnologías, coincidimos que será un estímulo adicional en la toma de decisiones en la compra de un auto con estas características”, comentó Rosales.

Zacua alista un vehículo de reparto 100% eléctrico

Por otra parte, Martínez compartió que la firma planea producir un vehículo de reparto 100% eléctrico para clientes de gran tamaño del sector consumo, del cual se entregarían 1,500 unidades en los próximos dos años y se fabricaría en Puebla.

Otras empresas como la panificadora Bimbo participan en el mismo mercado de camiones eléctricos de reparto, de los cuales tiene al menos 420 unidades a través de su filial Moldex.

“Tenemos un nuevo nicho de vehículos para reparto, distribución y logística interna en grandes fábricas, a partir de una cabeza universal que tiene distintas modalidades y usos en la caja de atrás, con tecnología propia y patentada, lo que nos dará una cobertura industrial más grande que la de Zacua, probablemente”, comentó el directivo.

En noviembre de 2018 se comercializaron 1,768 autos híbridos y eléctricos en México, 93.2% más que lo reportado en el mismo mes de 2017. Dicha comercialización estuvo compuesta por 16 eléctricos, 113 híbridos enchufables y 1,639 híbridos, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), con base en información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En tanto, en el acumulado de los primeros 11 meses del año pasado se vendieron 15,694 unidades con dichas tecnologías en el territorio azteca.

Te puede interesar: 

Zacua, el sueño eléctrico de un empresario poblano de la movilidad

 

Siguientes artículos

telefonica-movistar
Telefónica Movistar iniciará migración de red 2G a finales de marzo
Por

La migración acelerada de la red 2G, apuntó la empresa, se realizará en distintas fases y concluirá el 30 de septiembre...