Ninfa Salinas Negocio saludable

SUSCRÍBETE A FORBES MÉXICO

Todo empezó como un juego de niños, para Ninfa Salinas Sada. La pequeña acudió, una tarde de su infancia, junto con sus hermanos, a un almacén de las tiendas Elektra, el cual se encontraba atestado de colchones… y no resistió la tentación de ponerse a jugar.

Los hijos del empresario Ricardo Salinas Pliego brincaban entre los muebles, con la cara cubierta de polvo. De pronto, el operador de un montacargas se acercó para advertirles que los colchones y el equipo mecánico no eran juguetes. Ninfa replicó: “¿Por qué no se puede jugar, si tu trabajo es muy divertido?”. El empleado miró a la niña de ojos verdes y concedió cierta razón a aquella afirmación pueril.

Sin embargo, el trabajador insistió en que el negocio consistía en vender colchones. “Yo no sabía que [los colchones] eran para venderse, y [aquel hombre] me dijo:

Tú piensa en lo que la gente necesita; los colchones son para dormir’. Ese día descubrí que un trabajo puede ser divertido, si piensas en lo que los demás están necesitando. Yo creo que todo lo que hago me divierte”, asegura Ninfa Salinas Sada, fundadora y directora general de Susalia.

En la actualidad, la empresaria dirige una firma que apuesta por ofrecer productos saludables en el segmento wellness; por ejemplo, tortillas y totopos bajos en grasa. Y ya trama extender su presencia en territorio estadounidense.

Susalia comercializa sus productos en Texas, Estados Unidos, y se encuentra presente en las principales cadenas de autoservicio de aquella región.

Te puede interesar: Ingresos de Elektra crecen 15% en cuarto trimestre de 2019

“Mi sueño es que podamos estar en todo el mercado estadounidense, ya que los norteamericanos se han ido conectan- do más con nuestra cultura y con las for- mas que tenemos de hacer la vida diaria. Ahí entra la tortilla o el totopo […] Para mí, el mercado norteamericano es un dulce enorme y, por ello, nos vamos a enfocar al mercado de exportación, lo cual requiere una gran organización”, dice Ninfa, hija de Ninfa Sada Garza y del presidente de Grupo Salinas.

El segmento de negocio en donde participa Susalia tiene un valor de mercado que asciende a los 4.2 billones de dólares a nivel global, lo que representa un incremento de 12.8% entre 2015 y 2017, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Global Wellness Institute.

La empresaria cree que también hay oportunidad de crecer en Latinoamérica, aunque hoy prefiere no quitar el dedo del renglón respecto a las perspectivas de crecimiento en la Unión Americana.

En equipo con su esposo, Rodrigo Ripstein, Salinas Sada pretende fortalecer su capacidad productiva y de distribución, para llevar los productos saludables a un mayor número de consumidores.

Ninfa Salinas negocios

Ninfa Salinas y su esposo, Rodrigo Ripstein

LA VIDA WELLNESS

En 2011, Ninfa Salinas y una de sus amigas decidieron fundar su empresa de productos wellness. En aquel tiempo, la joven empresaria estaba a punto de dar a luz a su primera hija y se encontraba atendiendo sus otros negocios.

La idea de las dos amigas era establecer una forma de consumir alimentos sanos, sin sacrificar el sabor que da el goce de comer. Así, quisieron ofrecer un balance completo para las personas que consumían sus alimentos.

Las primeras pruebas de lo que serían los productos de Susalia no alcanzaron resultados afortunados. Las jóvenes emprendedoras degustaron algo desabrido y aceptaron sus errores en el proceso.

He ido creciendo, al igual que esta compañía”, dice Ninfa Salinas.

Hoy, la firma cuenta con una planta de producción en la Ciudad de México, donde se producen tortillas, galletas, algunas variedades de totopos y botanas bajas en grasa. Esos productos son los que llegan a todo el país y se distribuyen en centros comerciales, tras nueve años de ir empujando la compañía.

La conformación del equipo de trabajo de Susalia ha sido uno de los mayores retos que tuvo que enfrentar la empresa, dice Ninfa, quien buscaba profesionales que dieran fortaleza al negocio, pero también que la cuestionaran.

Así, decidió invitar a una persona muy cercana a ella. A tres años de que Susalia iniciara operaciones, Rodrigo Ripstein fue convocado por Ninfa Salinas para participar en la firma, cuando apenas contaba con nueve trabajadores.

“Nos complementamos y somos capaces de reconocer nuestros diferentes talentos. Tenemos la pasión de generar toda una nueva categoría y una visión”, dice Ninfa sobre la relación de trabajo que mantiene con Ripstein.

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE FORBES MÉXICO

“Nos adelantamos a las tendencias… y el mercado comenzó a demandarnos los productos. Así fue como creamos vínculos con la comunidad de Susalia. Empezamos con tortillas y, luego, seguimos con galletas, tostadas y totopos”, dice Ripstein, quien cree que el reto es hacer que wellness y healthy no sean sólo segmentos de nicho y se conviertan en industrias.

La empresa se ha enfrentado al reto de atender la demanda creciente, ya que existe la necesidad de incrementar la capacidad instalada de producción, así como robustecer toda el área correspondiente a la logística de distribución.

“Lo chistoso de este negocio es que tienes mil competencias, y eso nos ha obligado a ir más rápido, para crear la diferencia”, explica el compañero de Ninfa.
Ripstein descarta que Susalia se interese en abrir tiendas propias, ya que, dice, no es parte de su negocio.

“La gente tiene hambre de cosas diferentes y de cosas [que reflejen que sus consumidores son] conscientes. Siento que hay un negocio creciente… y ya tenemos crecimientos atractivos”, dice.

Susalia comercializa sus productos a través de internet. Para Salinas Sada, el objetivo es crecer y lograr consolidarse en México para entregarse de lleno al mercado de Estados Unidos, un país que no deja de ser retador, por el entorno económico.

¿Cómo visualiza el entorno de negocios?

Me mantengo muy optimista por desarrollar lazos muy estrechos. Tenemos una historia ancestral de comercio entre las dos naciones [Estados Unidos y México] y las posibilidades son tremendas. A veces creo que eso va mucho más allá de la política. De pronto, ciertas declaraciones de algunas personas nos desalientan, pero creo que prevalecerá la necesidad de los individuos de crecer y desarrollarse.

OTROS NEGOCIOS

Ninfa Salinas camina por los pasillos de un edificio de la calle Durango, en la colonia Roma Norte, de la Ciudad de México. A su alrededor, mujeres y hombres, en su mayoría con ropa deportiva, prueban ejercicios, compran productos orgánicos y se interesan en la promesa de llevar una vida más saludable.

El pasado 5 de febrero, Salinas Sada inauguró la primera edición de Susalia Market, un espacio destinado a reunir a participantes de la industria wellness.

“La mujer actual tiene un entorno complicado, porque se nos abren oportunidades que antes no había, pero también se presentan distintas adversidades y, en este sentido, debemos tener un balance interior para dar espacio al rol de mamá, esposa, empresaria, emprendedora e hija”, dice Salinas Sada.

Ninfa Salinas negocios

A pesar de haber crecido en una familia dedicada a los negocios, la ejecutiva confiesa que nunca imaginó estar involucrada en temas de empresa. Pero sí cree que su familia la incentivó a tener cierta curiosidad. “Yo era de esas niñas que quería hacer de todo: tocar el piano, ir al ballet… pero también quería ir a clases de oratoria. Creo que ésa fue una plataforma muy buena para saber qué puedo jugar varios roles y varios trabajos”, afirma.

Afirma que el aprendizaje más grande alcanzado en su trayectoria en Susalia no ha sido sólo el manejo de una compañía, sino cómo hacer un balance para desempeñar distintos roles como mujer.

NUEVA TRINCHERA

Pero Ninfa Salinas no únicamente se ocupa del negocio wellness, sino que también escudriña oportunidades en el mercado de las energías renovables. Grupo Dragón es una firma que se fundó hace 10 años, en el mercado de gestión y generación de energía eléctrica a través de fuentes limpias.

“Creo que nos hemos convertido en un jugador relevante en el desarrollo energético del país, [que hemos alcanzado] una solidez operativa y [que tenemos] espacios de eficiencia para la red y el sistema. Creo que el progreso y el desarrollo van de la mano con la energía. Se trata de un mercado con muchísima oportunidad”, dice Salinas Sada.

¿Qué opina del entorno de negocios en México?

Los mexicanos somos un pueblo muy entregado y fortalecido; un país rico y echado para adelante, que se ha venido desarrollando. A veces, el entorno político nos gusta menos, pero sí creo que hay oportunidad para quien la quiera tomar […] La vida está llena de muchísimas oportunidades, y sólo se trata de tener tiempo y equipo para perseguir las ideas que tienes. El reto más importante es el capital humano.

***

Ninfa Salinas fue senadora en la LXIII Legislatura, representando al Partido Verde Ecologista de México, y no niega que extraña estar en la vida política del país, pero cree que sus verdaderas motivaciones la han acercado al espacio donde su labor puede tener mayor incidencia: los negocios.

Ninfa y Rodrigo afirman que el mercado wellness apenas comienza su verdadero desarrollo como industria, y que México tiene oportunidades para aportar productos elaborados con insumos nacionales, que garantizan ser saludables y de buena calidad. La mesa está puesta y Susalia saborea un mercado millonario.

“Nunca me siento desolada, porque siempre hay una trinchera en donde uno puede incidir. Tu voz puede generar oportunidades y trabajar en la agenda del país […] Es necesario generar los proyectos que impacten positivamente en nuestras comunidades”, asegura Ninfa Salinas Sada, la empresaria que jugaba con colchones en un almacén de Elektra cuando era niña.

WhatsApp Forbes Mexico
 

Siguientes artículos

compras consumo carrito de super
¿Qué pasará con las compras de los mexicanos durante la emergencia por el coronavirus?
Por

La experiencia internacional apunta a que aumente la demanda de productos de limpieza mientras que el cuidado personal r...