Este texto se publicó originalmente el 11 de julio de 2017.

 

Por lo regular, cuando compramos un producto, solemos usarlo y desecharlo, generando más de 1,300 millones de toneladas de basura cada año en el mundo. Ante esta situación, Finlandia impulsa la llamada economía circular, que tiene como objetivo que el valor de las cosas, materiales y recursos como la energía sean útiles todo el tiempo.

“Por definición, la economía circular es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. Este concepto distingue entre ciclos técnicos y biológicos”, explica en su página la fundación británica Ellen MacArthur Foundation.

PUBLICIDAD

En 2015 se generaron 2.7 millones de toneladas de basura, de las cuales se reciclaron 1.1, mientras que 1.3 se convirtieron en energía, es decir, solo se desaprovecharon 0.3 millones de toneladas, según datos de Statistics Finland, autoridad pública finlandesa.

En junio, Finlandia albergó el foro mundial de economía circular, en Helsinki, donde se establecieron iniciativas para el reciclado y gestión de residuos, entre otros.

Un ejemplo de cómo el país aplica la economía circular y aprovecha los residuos es la planta de energía Lahti, que es el primer complejo en el mundo que genera de manera eficiente electricidad y calefacción a partir de combustible sólido recuperado.

La firma trasforma los desechos en energía a través de la gasificación. En la planta de 160 megavatios, el combustible que sale de los residuos se gasifica, después el gas se enfría y se limpia, para pasar a la caldera.

En Finlandia, la incineración y el reciclaje de residuos han tomado mayor importancia, reemplazando los vertederos de basura municipales. Los desechos mixtos del país se convierten en energía, y otros más se transforman en material reciclado.

“Casi la mitad de todos los residuos municipales se queman en las siete instalaciones de incineración y co-incineración de Finlandia. En la última década, la capacidad de incineración se ha multiplicado por seis y crecerá más con dos nuevas plantas”, según el portal de Statistics Finland.

En el informe “What a Waste?” (Qué desperdicio), publicado por el Banco Mundial en 2012, el organismo prevé que para 2025 la basura urbana en el mundo aumente 70%.

En el estudio se estima que la cantidad de residuos sólidos incrementará de 1,300 millones de toneladas anuales a 2,200 millones de toneladas, donde la mayor parte de la basura se generará en ciudades con rápido crecimiento de los países en desarrollo.

“Se prevé que el costo anual de la gestión de residuos sólidos aumentará de los 205,000 millones de dólares (mdd) a 375, 000 mdd, y que el aumento más fuerte del costo se registrará en las ciudades de ingreso bajo”, indica el informe de 2012.

Según el Banco Mundial, más de la mitad de la población global no tiene acceso a servicios regulares de recolección de basura, al tiempo en que los vertederos a cielo abierto ilegales dan servicio a 4,000 millones de personas y contienen más de 40% de los desechos en el planeta.

En México se recolectan 86,343 toneladas de basura diarias, las cuales provienen de las viviendas, edificios, calles y avenidas, así como parques y jardines, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El 87% de los tiraderos de basura en el territorio nacional son a cielo abierto y 13% son rellenos sanitarios, agrega el instituto.

 

Siguientes artículos

Coaching: 3 formas de evitar autoboicot
Por

En los negocios, en la vida y en el trabajo; muchísimas veces no hay peor enemigo que uno mismo. Si algo debemos evitar...