Las empresas mexicanas pagaron durante el año pasado dividendos por 5.8 millones de dólares a sus accionistas, cifra que no solo representó un aumento de 74.6% respecto al 2020, sino que también fue un récord anual.

De acuerdo con el Índice Global de Dividendos de Janus Henderson, el fuerte resultado de 2021 fue particularmente notable, a pesar la reducción de los dividendos de Femsa, que pasó de 286 millones de dólares en 2020 a 130.9 millones de dólares en 2021, quien suele ser uno de los mayores pagadores.

La firma destaca que, en total, el crecimiento subyacente de los dividendos de las empresas mexicanas aumentó un 101.9%, y en términos generales el crecimiento fue del 74.6%.

Lee: The Home Depot alza su apuesta por México: invertirá 3,630 mdp en 2022

“El informe muestra que las empresas mexicanas no sólo se recuperaron del mínimo pandémico del año pasado de 3.3 millones de dólares en dividendos corporativos totales, sino que también superaron el máximo prepandémico de 2019 de 5.4 millones de dólares”.

En este sentido, explica que el menor pago de dividendos de Femsa se vio reflejado en otras empresas de bebidas de América Latina: por ejemplo, en Brasil, Ambev recortó su pago de dividendos de 1.2 millones de dólares en 2020 a 223 millones de dólares en 2021.

Sin embargo, la industria de las bebidas fue el único sector que registró una reducción de los dividendos en la región y la recuperación global de los dividendos fue generalizada: en total, nueve décimas partes de las empresas aumentaron o mantuvieron los dividendos, lo que sugiere una posible resistencia a la recuperación económica.

En el resto de América Latina se produjo un fuerte crecimiento, en Brasil se registró un récord de 25.4 millones de dólares en 2021, impulsado por los grandes pagos de dividendos de las empresas mineras y energéticas.

“Este fuerte crecimiento brasileño fue también el principal factor detrás del crecimiento positivo de los mercados emergentes en general, que se disparó hasta un récord de 164.4 millones de dólares en 2021, un 32% más en términos subyacentes”.

Asimismo, los elevados niveles de dividendos de los sectores de la minería y la energía también fueron un factor principal del aumento de los dividendos mundiales hasta alcanzar la cifra récord de 1.47 billones de dólares, lo que supone un aumento del 16.8% en términos generales y un crecimiento subyacente del 14.7%.

Más de una cuarta parte del aumento de los dividendos anuales de 212 millones de dólares en todo el mundo procedió de las mineras, que se beneficiaron de la subida de los precios de las materias primas.

“Los pagos récord de las mineras reflejaron la fortaleza de sus beneficios. El sector minero distribuyó 96.6 millones de dólares a lo largo del año, casi el doble del anterior récord establecido en 2019 y diez veces más que durante la caída de 2015-16”.

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

 

Siguientes artículos

México tiene capacidad para ser el gigante industrial occidental: Concamin
Por

José Antonio Abugaber Andonie, presidente de la Concamin, dijo que México destaca por su industria manufacturera, minera...