Por muchos años, la serie Battlefield ha sido uno de los referentes más importantes de la industria de los videojuegos, específicamente en First Person Shooters (FPS), o juegos de disparo en primera persona. El próximo 20 de noviembre se estrenará a nivel mundial su nueva entrega, Battlefield V, que continuará explorando historias de la Segunda Guerra Mundial, como lo hizo en 2016 el exitoso Battlefield 1.

En los últimos días Electronic Arts dio acceso a una versión beta que arroja mucha luz sobre lo que podemos esperar para el lanzamiento de éste, que con seguridad será uno de los títulos más importantes del año, no sólo porque sus ventas siempre son altas, sino porque marca el estándar de producción AAA de los juegos del género.

Este título actualmente está siendo desarrollado por EA DICE, el estudio estrella de Electronic Arts con base en Estocolmo, que sigue apostando por hacer el videojuego de guerra más realista y humano del mercado. Ya que la Segunda Guerra Mundial es por mucho el conflicto armado más usado de los videojuegos de este tipo, es necesario buscar ángulos originales para no ofrecer los mismo que han hecho tantos otros juegos, incluso Battlefield.

En Battlefield V habrá ocho modos de multijugador que incluyen clásicos como Team Deathmatch y Conquest, además de una campaña narrativa para un solo jugador, que contará seis historias de carácter personal centradas en individuos que fueron parte de la guerra.

PUBLICIDAD

En esta beta se pueden ver muchas mejoras técnicas, resultado del uso de la última versión del motor gráfico de la casa, Frostbite 3. Como es clásico en la serie, podemos ver increíbles detalles dinámicos en el clima, en los efectos de partículas para las explosiones, reflejos más sofisticados y filtros de luz más realistas, todo esto a pesar de ser una beta. Debido a que los diferentes mapas se distribuyen en diferentes momentos y lugares de la guerra, tendremos muchos ambientes distintos que brindan variación.

En cuanto al sistema de juego, tenemos la conocida vista en primera persona de los FPS, ahora tenemos algunos movimientos extra que agregan un poco al realismo del sistema de juego. Por ejemplo, en una situación de emergencia, podemos saltar por una ventana y escapar de algún edificio rápidamente. Esto es algo bastante bueno, ya que, en las entregas anteriores, el movimiento se sentía un poco limitado en cuanto a las posibilidades de respuesta inmediata. Cuando comparamos Battlefield contra otros títulos del tipo, por ejemplo, la serie Call of Duty, el FPS de EA se sentía con un ritmo un poco más lento y pausado; aunque ésta fuera una decisión consciente, definitivamente le ayuda a la serie tener un ritmo más acelerado.

Como es de esperarse, tenemos un gran arsenal de armas y vehículos de la época, con amplias opciones de personalización. Específicamente ahora que hay mejoras en el sistema de físicas para la destrucción de objetos y estructuras, se vuelve más interesante el usar vehículos pesados, como tanques, ya que la realista posibilidad de demoler una casa con éstos es una táctica bastante útil.

Hay un elemento que sacrifica el realismo en nombre del sistema de juego de forma interesante: las construcciones. En los equipos podemos contar con ingenieros capaces de construir estructuras fortificadas, barreras, puentes, y hasta hoyos, para diferentes propósitos. Esto es algo bastante común en las situaciones de guerra, donde mientras un lado va ganando terreno, hace barricadas para tener puntos de defensa, por ejemplo. Sin embargo, en Battlefield V esto sucede de forma casi mágica, como si se tratara de un juego de estrategia donde no nos encontramos a nivel del campo de batalla. Aunque esto es un elemento bastante útil durante un enfrentamiento, rompe un poco la gran ilusión que de estar inmerso en el combate que Battlefield V logra como nadie más en otros aspectos.

Y es específicamente el balance entre realismo —físico e histórico— algo con lo que Battlefield V levantado controversia desde su revelación hace unos meses. Esta entrega, así como la anterior, centra su modo para un jugador en historias inspiradas en individuos poco conocidos que participaron en la guerra. El equipo de EA DICE ha decidido dar voz y representación especial a las mujeres que participaron tomando armas en el Segunda Guerra Mundial, poniéndolas en el lugar estelar. Increíblemente, en vez de generar mayoría de aplausos y aprobación de parte de los usuarios a nivel global, esto generó críticas misóginas disfrazadas de peticiones de veracidad histórica, argumentando que no hubo mujeres en el campo de batalla.

La respuesta de EA DICE ante estas quejas fue contundente: “Los personajes femeninos llegaron para quedarse. Nuestro compromiso como estudio es hacer todo lo que está en nuestras manos para crear juegos inclusivos y diversos.” Incluso el estudio llegó al punto de invitar a los jugadores que se sintieran ofendidos por esta decisión a prescindir del juego. A pesar de que los recuentos históricos indiquen que definitivamente la participación armada femenina fue poca durante la guerra, la decisión por crear una narrativa que se enfoque en estas heroínas crea un juego único, que reinventa de forma necesaria la fórmula para crear videojuegos con temáticas sensibles.

Otro de los cambios más notorios es que Battlefield V no apuesta por un modelo de micro transacciones para generar ganancias. EA ha explicado que habrá actualizaciones de contenido diarias y semanales desde el día uno, a las cuales tendrán acceso todos los usuarios, sin necesidad de tener que comprar constantemente acceso a este contenido. Battlefield V se lanzará a nivel mundial el próximo 20 de noviembre para PC, Xbox One y PlayStation 4.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Diversidad en los medios y sociedad pruralista
Por

Recientemente, Hollywood ha recibido fuertes golpes financieros a raíz de la falta de diversidad en sus películas, ademá...