Las preocupaciones por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) continúan para la industria automotriz, sin embargo, ésta no ha dejado de crecer en inversiones y en las exportaciones a Estados Unidos.

Se ha hablado de la cancelación de la inversión de 1,600 millones de dólares (mdd) para la construcción de la nueva planta en San Luis Potosí por parte de Ford, que tuvo roces con el presidente estadounidense Donald Trump durante su campaña presidencial, y sobre la exportación del Focus desde China a Norteamérica en 2019, en lugar de hacerlo desde México como se tenía planeado inicialmente.

General Motors anunció el pasado enero de este año el traslado de la producción de ejes para sus camionetas pick up, de México a Estados Unidos. A su vez, Toyota informó que sigue en marcha la construcción de su planta en Guanajuato, aunque aplazó el arranque de la factoría para el 2020, en lugar de 2019.

Sin embargo, otras empresas siguen apostando por invertir en México, como Kia, que aumentará su red de distribuidores y traerá dos nuevos modelos al país: KIA Stinger y el tecnológico KIA Niro Plug In Hybrid; de igual manera, la empresa china JAC invertirá más de 4,400 millones de pesos (mdp) para producir vehículos en Sahagún, Hidalgo, en alianza con Giant Motors, donde Inbursa, el brazo financiero de Carlos Slim, es el principal accionista.

PUBLICIDAD

La autopartista francesa Faurecia desembolsó 600 mdp, para la ampliación de sus instalaciones en la planta de Huejotzingo, Puebla; mientras que la armadora china de autos BAIC inauguró su línea de ensamble en Veracruz; y la empresa japonesa de autopartes Nidec Sankyo invirtió 15 millones de dólares para una nueva planta en San Luis Potosí.

El 17 de julio de este año, la administración estadounidense de Donald Trump publicó un sumario de los objetivos de la renegociación del TLCAN, en el que se incluye el siguiente punto: actualizar y fortalecer las normas de origen, según sea necesario, para asegurar que los beneficios del acuerdo comercial vayan hacia productos hechos genuinamente en los Estados Unidos y América del Norte.

Sobre ese punto y su impacto en la industria automotriz, Juan Francisco Torres Landa, director del despacho internacional Hogan Lovells, señaló que, para generar la mayor cantidad de eficiencias en la industria automotriz en la región, es necesario que no existan preferencias por nacionalidad.

“Los negocios no funcionan con imposiciones, sino con criterios de efectividad y de eficiencia. El propósito fundamental de un tratado comercial es lograr la mayor cantidad de eficiencias, mejora en competitividad y la reducción en precios”, comentó el especialista.

Según un documento de KPMG , los costos de producción automotriz en el territorio mexicano son 12.3% menores que en Estados Unidos, 8.6% más bajos que en Japón y 4.6% más que Canadá.

Te recomendamos: Autopartista francesa invierte 600 millones en Puebla 

Además, México es el exportador número uno de autos a Estados Unidos, pues tiene una participación de 26%, con lo que supera a Canadá y Japón.

“Si bien, la cancelación de inversiones como la de Ford en México y otras que pudieran seguir en el futuro inmediato tendrían un impacto negativo, una cancelación masiva y generalizada de inversiones no es probable”, afirmó Oscar Silva, socio líder del área de Global Strategy Group de la firma, en un reporte publicado en febrero.

La primera de las siete rondas esperadas de la renegociación del TLCAN se realizará del 16 al 20 de agosto en Washington.

En el primer semestre de 2017, la participación de Estados Unidos en las exportaciones de México aumentó a 76.8%, desde el 75.8% de igual periodo de 2016.

De enero a junio de este año, el mercado mexicano envió 15.6% más unidades al territorio estadounidense, al exportar 1.1 millones de vehículos ligeros, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Canadá ocupa el 8.4% de las exportaciones de México, mientras que el 7% se concentra en Latinoamérica, el 4.7% en Europa y el resto se envía a mercados como Asia, África y otros de menor tamaño.

En el primer semestre, la producción de vehículos ligeros en el país llegó a 1.8 millones de unidades, un crecimiento de 12.6% frente a igual lapso de 2016, arrojan datos de la AMIA.

 

Siguientes artículos

Bienvenidos a la era del internet de los pagos
Por

Con el auge del Internet de las Cosas miles, millones de objetos se conectarán a internet, y las marcas los usarán como...