Tras la elección de la nueva presidenta para la Reserva Federal, el presidente del banco central de San Francisco dijo que los recortes no significan  el retiro de su  política monetaria expansiva.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

Con el desempleo en un 7%, por encima de niveles saludables, y la inflación  baja, la economía necesita continuos estímulos de parte del banco central, dijo el presidente de la Reserva Federal  (Fed por sus siglas en inglés) de San Francisco, John Williams, en comentarios preparados para la Asociación de Banqueros de Arizona.

“Quiero resaltar que reducir las compras de activos no es retirarse de la política monetaria expansiva”, dijo Williams.

“Estamos comenzando a reducir la gasolina, pero aún estamos muy lejos de pisar el freno”, agregó.

La Reserva Federal probablemente finalizará su enorme programa de compra de bonos este año si la recuperación económica estadounidense se fortalece como se espera, dijo el martes una importante autoridad del organismo, aunque la entidad todavía está lejos de cualquier pensamiento sobre subir las tasas de interés.

La Fed ha mantenido las tasas de interés cercanas a cero por más de cinco años y ha cuadruplicado su hoja de balance a más de 4 billones de dólares a través de una serie de programas de compra de bonos.

Las compras de activos, conocidas como alivio cuantitativo, buscan reducir los costos del endeudamiento para impulsar la inversión y la contratación tras la peor recesión en décadas.

El mes pasado, en medio de inequívocas señales de que se intensifica la recuperación, la Fed dio el primer paso hacia el retiro del estímulo al reducir sus compras mensuales de bonos de 85,000 millones de dólares a 75,000 millones de dólares.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, quien cumple su último mes al mando del banco central antes de que Janet Yellen tome las riendas del organismo el 1 de febrero, aseguró que el programa podría terminar a finales del 2014.

Williams reiteró el mensaje de Bernanke en el contexto de una evaluación ampliamente positiva sobre la recuperación.

“Probablemente continuaremos reduciendo el ritmo de aquellas compras (de bonos) y eventualmente las eliminaremos durante el año”, aseguró Williams, quien no tiene poder de voto este año en el panel de la Fed que fija la política monetaria.

Aún así, dijo Williams, la recuperación aún necesita un impulso. Reiterando el compromiso de la Fed de mantener las tasas bajas “hasta bien después” de que el desempleo caiga al 6.5%, siempre que la inflación se mantenga por debajo del objetivo, Williams pronosticó que las tasas permanecerían bajas por el “futuro predecible”.

 

Siguientes artículos

Mercados registran su primer repunte en el año
Por

La BMV y Wall Street iniciaron el camino a la recuperación con su primer sesión positiva en lo que va de 2014.   Po...