La Biblioteca Beinecke en la universidad de Yale de libros raros y antiguos reabrirá sus puertas el 6 de septiembre después de 16 meses de remodelación. Esta biblioteca definirá el futuro de la literatura. 

En mayo del 2015 la biblioteca cerró sus puertas para una remodelación cuyo costo se estima en 73 millones de dólares. Para su transformación se reacomodaron 255,000 libros que se trasladaron a la Yale University Library Shelving Facility, la torre que contenía 180,000 volúmenes movió las obras a áreas protegidas dentro del edificio.

Dentro de los libros de gran valor que se encuentran en Yale existe una de las 21 copias de la Biblia de Gutenberg, que es reconocida como el primer libro impreso, un set de tres sutras Budistas impresas entre los años 764 y 770 A.C., el primer libro impreso de Inglaterra, The Book Named the Dictes or Sayengis of the Philosophhres [circa 1477], y tres libros más atribuidos a Johann Gutenberg:  De Articulis Fidei de Thomas Aquinas; Catholicon de Giovanni Balbi; y Dialogus Rationis et Conscientiae de Matthew of Kraków.

Estas obras, junto con otras como Birds of America, de John Audubon, regresarán al área de exhibiciones de Beinecke en cuanto abra sus puertas, actualmente se encuentran en Yale University Art Gallery y Peabody Museum of Natural History.

image

La fachada del edificio fue ralizada en granito y paneles de mármol, la biblioteca también contará con un jardín de esculturas creado por Isamu Noguchi. Todo ha sido reformado para conservar por completo la obra maestra original del arquitecto Gordon Bunshaft, un conocido modernista de la época, que abrió sus puertas al público en octubre de 1963.

Una de las grandes motivaciones para la remodelación fue cambiar la infraestructura y el sistema eléctrico, calefacción y el sistema de enfriamiento, que era en realidad parte del sistema viejo. En los pisos subterráneos se introdujo alta tecnología para poder obtener habitaciones especiales con controladores de aire y enfriamiento; también se mejoraron los sistemas de seguridad y contra incendios.

“Estamos muy emocionados en recibir al público y a los investigadores. Una obra de arte arquitectónica ha sido creada para adaptarse a los cambios y problemas que pueda tener una colección que no deja de expandirse, cambiando la tecnología y evolucionando la misión de la biblioteca.” Edwin Schroeder, Director de Beinecke.

image

Este proyecto duplicó el número de salones de clases, por cada dos se convirtieron en cuatro. Uno de los salones servirá como una especie de laboratorio y va a estar equipado de tal manera que los alumnos puedan estudiar las propiedades físicas de los libros y experimentar con tintas, creando papel e imprimiendo.

“La renovación asegura que la Biblioteca de Beinecke seguirá en el puesto mundialmente reconocido por ser un centro ejemplar de la enseñanza y la investigación por muchas más décadas.” Edwin Schroeder.

La biblioteca reabrirá sus puertas el 6 de septiembre y comenzará a dar clases el 19 de septiembre.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Norman Manea gana el premio FIL de literatura 2016
Por

El escritor rumano Norman Manea ganó el Premio Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) del 2016.