La industria del golf tiene un valor de 8,700 millones de dólares (Golf Datatech), siendo uno de los principales pasatiempos de los millonarios al rededor del mundo y generando alianzas con firmas de lujo en distintos rubros como moda y automovilismo. El golf es un deporte donde la técnica se debe dominar y donde los campos con diferentes desafíos son muy importantes para los que practican este deporte. Por ello, hicimos una lista con los campos más lujosos para que los usuarios se puedan retar y mejorar cada vez más.

Mission Hills Group, China: Este campo de golf diseñado por el renombrado arquitecto Brian Curley mide 7,800 yardas. Los campos son muy lujosos y tropicales. Aunque no está cerca del mar dentro de su vista se puede disfrutar de campos de arena y un espectacular volcán. En total cuenta con 18 hoyos repartidos entre un largo río  y árboles extravagantes. Además, al interior se puede encontrar un hotel y spa ideales para toda la familia.

Mission Hills

Mission Hills

Royal County Down, Irlanda del Norte: Diseñado por Tom Morrison, este campo de golf fue fundado en 1889 por un grupo de hombres influyentes de Belfast. Se encuentra instalado en Newcastle, cuenta con 18 hoyos y una ronda cuesta 185 euros. Una de sus diferencias es que hay hoyos más desafiantes donde hay que pasar por mucha vegetación y árboles, lo que complica el juego. Para después del juego, también tiene un lujoso bar con deliciosos platillos y una espectacular vista a las grandes montañas de pastos verdes que distinguen el paisaje irlandés.

Royal County Down Golf Club

Royal County Down Golf Club

Augusta National Golf Club, Georgia EUA: Este campo de golf es la sede del prestigioso torneo Masters, lo que de inmediato lo convierte en un destino deseado para los golfistas de corazón. La membresía en el club es sólo con invitación y cuesta desde 250,000 dólares hasta 500,000.  Algunos de sus miembros más reconocidos son Bill Gates y Warren Buffett. Fue fundado por Bobby Jones y Clifford Roberts y diseñado por Jones y Alister MacKenzie. El campo era un vivero de plantas y cada hoyo está nombrado por un árbol o arbusto.

Augusta National Golf Club

Augusta National Golf Club

Muirfield Golf Club, Escocia: Este lugar no sólo cuenta con impactantes vistas y complicados hoyos, sino que está cargado de historia, ya que fue creado en 1774 y fueron los primeros en crear las 13 reglas del Golf. Diseñado por Tom Morrison, ha sido anfitrión de más de 42 competencias, cuenta con 18 hoyos y está cubierto de vegetación. Entre sus pastizales a veces se pueden ver animales, como venados. Tiene dos circuitos distintos, para que el jugador se tenga que ajustar a los cambios del viento y sea más desafiante. Una ronda cuesta 220 euros.

Muirfield Golf Club

Muirfield Golf Club

Royal Melborne Golf Club, Australia: Fundado en 1891 este campo de 18 hoyos fue diseñado por Alister MacKenzie, quién, en un inicio, lo quería hacer accesible para todos. También ha sido hogar de muchos torneos internacionales, dado que tiene una capacidad para 15,000 espectadores. Es un lugar que combina una gran decoración y construcción con la naturaleza. Cuenta con una ondulación dramática, un suelo arenoso fértil y los hoyos están llenos de vegetación y hierbas originarias del país. El precio para visitantes internacionales es de 370 dólares la ronda.

Royal Melborne Golf Club

Royal Melbourne Golf Club

Pebble Beach, EUA: Fundado en 1919 y diseñado por Jack Neville y Douglas Grant, el campo está cerca de la costa Californiana y goza de vistas espectaculares en las que contrasta el azul intenso del Pacífico y los verdes pastos de los greens. Los fairways son angostos y desafiantes, los greens son inclinados. Se trata de un campo complicado, ya que en esta ubicación hay mucho viento lo que dificulta el juego. Además de sus 18 hoyos hay 15 restaurantes, incluyendo un bar con una espectacular vista al mar de California, diferentes tiendas y spa.

Pebble Beach

También te puede interesar: Banyan Tree Mayakoba, el edén del golf en el Caribe

Cape Kidnappers, Nueva Zelanda: Este club de golf fue creado en 2004 por el arquitecto Tom Doak y está construido en lo que era una estación de ovejas, que media 5,000 acres. Sus fairways son crestas irregulares y cualquier movimiento en falso hace que la pelota termine en el agua, lo que lo convierte en uno de los más retadores y complicados. Hay temibles quebradas, calles contorneadas y greens inclinados que aseguran que una jornada de golf en este lugar será distinta de cualquier otra. Además, es posible hospedarse en las habitaciones que cuestan 249 libras por persona, por noche, y la ronda cuesta 115 libras.

Cape Kidnappers

Cape Kidnappers

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Destinos a través de México para aventureros
Por

Con el verano llegan un sinfín de oportunidades para salir de la rutina y darle paso a la aventura. México tiene algunos...