Las experiencias gastronómicas se han renovado para ofrecer comodidad y seguridad. En medio de un frondoso bosque, a unos kilómetros de la ciudad, Cubo recibe cada semana a un pequeño grupo de comensales que buscar reconectar con la oportunidad de volver a disfrutar de la compañía de los amigos, llenarse de energía de la naturaleza y degustar de un festín gastronómico del ingenio de reconocidos cocineros

Cubo, el proyecto de experiencias gastroendémicas impulsado por Roberto Lingard, acerca a los visitantes a un viaje por los sabores, por los ingredientes locales y el conocimiento de las antiguas civilizaciones que habitaron el territorio hace miles de años.

Llegar a Cubo es llegar a un escaparate natural que sorprende a simple vista. En una casa rodeada de bosque en el Estado de México —ojo: atendiendo las medidas de seguridad en un espacio abierto— los visitantes toman un sencillo desayuno con el que se da inicio a la experiencia. 

También puedes leer:

‘La caja vive’, la experiencia gastronómica que nace con compromiso social

 Oxte: una historia de amor a la mexicana con Estrella Michelin

Continuando con la agenda, los asistentes se suman a un ritual otomí donde el fuego forma parte esencial. Cada uno toma un trozo de leña, y con un pensamiento que comparten ante todos, los apilan para encender el fuego donde más tarde se cocinarán los alimentos. 

Inmediatamente después se emprende una caminata a los alrededores donde se les explica la importancia de aprovechar los recursos que la naturaleza provee. Los visitantes aprenden a reconocer estos elementos recolectando algunos de ellos —como piñones o hierbas salvajes— los cuales formarán parte de los ingredientes que utilizarán los cocineros. Al regresar a la casa, inmersa en el bosque con forma de Cubo, inicia el despliegue gastronómico.

Unión colaborativa de la industria

En los últimos meses, el evento ha sumado a distintos chefs, creando comunidad entre el sector a través de la invitación del Colectivo Comamos, integrado por Elías Ahumada, emprendedor del proyecto Metro Cacao; el chef del restaurante Lucio, Carlos Tellez; y Anaís Martínez, quien durante años ha realizado tours gastronómicos en distintos puntos de la Ciudad de México. Ellos se encargan de la logística y de concretar las residencias de los cocineros invitados.

Las residencias se proyectan hasta cada semana donde los invitados proponen su ingenio gastronómico. El Cubo es una colaboración, una suma entre cocineros, productores y mixólogos donde se han congregado reconocidos personajes que, con ingredientes locales, elevan la experiencia al cocinar al calor de la leña. 

Descubre: Spotify estrena su podcast original que revela grandes secretos de chefs

El evento puede variar según el invitado, teniendo de cuatro a seis tiempos con maridaje de bebidas con alcohol y sin alcohol. El colectivo detrás de la experiencia ha buscado la reactivación de esta actividad proponiendo hasta cuatro fechas cada mes.

Cubo es la experiencia ideal para aquellos que quieren apartarse de los lugares concurridos. La naturaleza del lugar se convierte en el escenario indicado para llevar la actividad al aire libre con un grupo pequeño de asistentes. La actividad también puede realizarse privada para un grupo de diez personas en adelante.

Todos los detalles de esta experiencia están disponibles a través de sus redes sociales, así como el calendario de las residencias con nuevos cocineros invitados. Mientras seguimos en contingencia, el Cubo te ofrece la oportunidad de no privarte de este tipo de actividades para las y los adeptos de la buena comida y la naturaleza. 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Vinos mexicanos concursos Bruselas
Vinos mexicanos de Baja California se imponen en el Concurso mundial de Bruselas
Por

Los vinos de la zona vitivinícola norte del país lograron un total de 67 preseas, reafirmando a Baja California como la...