Este año, la lista de los “World’s 50 Best” le otorgó el galardón “Veuve Clicquot World’s Best Female Chef Award” a la francesa dueña de dos restaurantes, en París y en Londres.

Darroze se une así a la lista de célebres cocineras como Helena Rizzo (2014), Nadia Santini (2013) y Elena Arzak (2012) y recibirá el honor durante la premiación de los 50 mejores restaurantes de año, la cual se llevará a cabo el 1 de junio.

El galardón rinde tributo al trabajo de una mujer que impresione a los más duros críticos y a los chefs más afamados con su destreza en la cocina. Alrededor de 1000 personas son quienes votan dentro de esta categoría para garantizar que se premie al mayor y más vanguardista talento femenino dentro de una industria que, hoy en día, aún está dominada por hombres.

La casa de Champagne, Veuve Clicquot se une a este premio con la filosofía de que es un esfuerzo más para empoderar la figura femenina, no sólo en el mundo de la gastronomía, sino de los negocios, pues la historia de esta marca precisamente nace de una mujer emprendedora, Madame Clicquot, quien sentó los pilares que la han convertido en una firma de carácter global.

 

Foto Hélène Darroze

 

Herencia gastronómica

La pericia de Hélène Darroze en la cocina viene de una tradición de cocineros, pues ella misma da el crédito de su pasión por la comida y de su estilo a su abuelo. No obstante, Chez Darroze, el restaurante de su padre, es el lugar en donde la chef refinó su estilo culinario una vez que se convirtió en la cabeza de la cocina en 1995.

A los 32 años, Hélène se independizó al abrir su restaurante homónimo en Paris, el cual migró unos años después a Londres (con 2 estrellas Michelin), en donde abrió la primera sucursal en el prestigiado hotel Connaught. Siete años han sido ya desde la apertura de este último lo cual ha llevado a la cocinera a dividir su tiempo entre ambos países, creando menús originales que conserven la esencia francesa, pero sin ignorar la influencia británica. Pese a que ambas cocinas están lideradas por ella, cada una tiene su propia personalidad. En Inglaterra los platillos incluyen langosta escalfada con mantequilla de alga marina, mientras que en Francia se puede deleitar al paladar con foie gras con cocoa y jengibre.

Sin embargo, la influencia de la francesa no se ha limitado al mundo gastronómico. Se dice que fue la fuente de inspiración para la creación del personaje de Colette en la película de Disney, Ratatouille, por su estilo en la cocina y noble personalidad.

 

Foto: Hélène Darroze

 

“Por sobre todo estoy tratando de recrear una cocina que esté llena de instinto y emoción: fiel y sensible”, Hélène Darroze.

 

Más información:

@TheWorlds50Best

helenedarroze.com

@VeuveClicquot

 

Siguientes artículos

Deseos parte I: Una especial forma de brindar
Por

Una selección especial de objetos, joyas, bebidas y experiencias encabezan nuestra serie “Objetos de deseo”,...