Héctor Zamora habla sobre su más reciente proyecto que formará parte de la 12 Bienal de la Habana, la transformación de la cultura artística y social de Cuba en una época de transformación y el impacto de arte en el lujo y en la cultura.

 

El artista nacido en México y que vive en São Paulo ahora presenta su obra en Cuba en un espacio en donde se unen creaciones artísticas de todo el globo terráqueo. Su intervención, “Ensayo sobre lo fluído” empata el diseño sonoro con la iluminación sobre el Edificio de Música en donde sus aulas jamás tuvieron la presencia de un alumno.

 

¿Cómo surge la posibilidad de colaborar con LUISAVIAROMA en la Bienal de La Habana y cuál fue la génesis de este proyecto?

Yo decidí contactarlos después de la excelente experiencia que tuve cuando me apoyaron en la realización de la obra “O Abuso da História” que realice a finales de 2014 para la exposición Feito por Brasilerios en Cidade Maratazzo, São Paulo. La forma en que me apoyaron que va más allá del apoyo económico, me sorprendió mucho y por eso pensé que podría repetirse la colaboración para la 12ª Bienal de la Habana.

El proyecto surge durante mi visita de exploración en noviembre de 2014, cuando las curadoras Ibis Hernández Abascal y Yalicel Gabeira me llevaron a conocer la Universidad de las Artes conocida como ISA, donde se encuentran varios edificios espectaculares, proyectos del Arq. Vittorio Garatti, como la Escuela de Danza y la Escuela de Música. Cuando visité este edificio me quedé asombrado por lo sofisticada y especial que es su arquitectura, y me llamó la atención el que nunca fue usado, se abandono poco antes de ser concluido.

 

¿Cómo se desarrolla el proceso de intervención al edificio de la Escuela de Música?

La intervención comienza buscando un diálogo directo con lo que sería su uso final que no fue alcanzado, salones y cubículos para practica, y al mismo tiempo reflexionar sobre el momento histórico tan especial que esta viviendo Cuba. Las condiciones actuales que predominan en este país están comenzando a modificarse con la abertura y el fin de un periodo que terminara aproximando a los cubanos a la realidad global con los beneficios y problemas que esto conlleva, por eso esta obra que está siendo realizada solo con cubanos será irrepetible en poco tiempo, ya que los cambios que están aconteciendo son a pasos agigantados y estoy seguro que en pocos años tendrá una realidad muy diferente donde algunas de las problemáticas actuales para el desarrollo de este proyecto desaparecerán y surgirán otras mas cercanas a lo que ya he enfrentado en otros países occidentales.

 

¿Quiénes han contribuido a la realización de este proyecto?

La obra esta siendo desarrollada en colaboración con la compositora cubana Wilma Alba, quien está trabajando con 70 músicos que tocarán instrumentos de viento, cuerda, percusiones y voces.

Además de la intervención sonora, otro punto muy importante del proyecto es la propuesta de iluminar el edificio por primera vez, la presentación de la obra sonora será al final de la tarde, por eso será indispensable contar con la iluminación. Esto llevará vida al edificio homenajeándolo dándole vida por primera vez.

 

Hoy día, la industria del lujo mira al arte contemporáneo como un aliado de primer orden. Como artista, ¿qué te parece esta alianza? ¿Qué papel crees que desarrollan las fundaciones de grandes marcas y conglomerados de lujo?

Creo que esto no es nuevo en la historia del arte, esta alianza ha existido desde mucho tiempo atrás. Aprecio mucho la sensibilidad y el coraje que tienen las personas que se interesan en apoyar arte contemporáneo, y en especifico el tipo de arte que yo realizo que está totalmente fuera de circuito comercial, son obras efímeras de carácter público, casi imposibles de repetirse, que suceden en espacios como La Habana que no forman parte de las capitales del arte en el mundo. Es una gran apuesta que pocos se animan a tomar, por eso admiro este tipo de trabajo por parte de los mecenas como LVR.

 

¿En qué punto encuentras que está el arte mexicano a nivel internacional? ¿Por qué crees que todas las miradas confluyen de pronto en México?

México tiene a varias décadas un nicho muy importante en el panorama del arte internacional, tanto por la gran cantidad de artistas mexicanos que se han destacado internacionalmente como por ser un país con una cultura tan fuerte que termina atrayendo artistas extranjeros que consiguen forjar sus carreras dialogando con las maravillas de un realismo mágico que nos acompaña.

 

¿Con qué artistas te sientes especialmente conectado? ¿Qué artistas consideras que te han influido en tu trayectoria?

Son muchos, pero aquí algunos nombres que me saltan: Hannsjörg Voth, Frederick John Kiesler, Lebbeus Woods, Frei Otto, Felix Candela, Eladio Dieste, Panamarenko, Francis Alÿs, Richard Long, Buckminster Fuller, Nuno Ramos, Cildo Meireles, Octavio Paz, Jorge Luis Borges, Mathias Goeritz, Ada Dewes, Lucio Costa.

 

 

 

Siguientes artículos

Autoconstrucción: entrevista con Abraham Cruzvillegas
Por

En octubre de este año un mexicano transformará el Turbine Hall de la Tate Modern. Abraham Cruzvillegas ha utilizado obj...