La firma mexicana de arquitectura, Legorreta + Legorreta, festeja sus primeras cinco décadas con un libro editado por Rizzoli que reúne sus más emblemáticos proyectos en los que, además, se deja ver su influencia por las raíces mexicanas y su inclusión hacía las nuevas tecnologías.

La torre BBVA Bancomer, el más reciente gran proyecto desarrollado por el despacho de arquitectura, fue el lugar idóneo que reunió a más de 500 exclusivos invitados para festejar medio siglo de marcar tendencias en el mundo de la arquitectura de México.

En 1965 Ricardo Legorreta decidió crear esta firma junto a Carlos Vargas Senior y Noé Castro, que con el tiempo diera de qué hablar por una de sus construcciones más distintivas: el hotel Camino Real de la Ciudad de México.

“Una obra que ha sido parte de la guía de la ciudad por muchos años y que en ese entonces causó polémica en algunos periódicos, ya que se afirmaba que estaba inconclusa, que le hacían falta cuadros y que le faltaba el papel tapiz”, asegura Víctor Legorrera, hijo del arquitecto Ricardo.

Afortunadamente esta obra se ha vuelto parte de la vida de la ciudad y representó un empuje significativo para el despacho, pues involucró la participación de varios artistas como Rufino Tamayo, Alexander Calder, y al diseñador gráfico, Lance Wyman.

Más adelante, a principios de los 80, en una de las crisis del despacho, Legorreta conoce al actor Ricardo Montalbán, quien lo invitó a construir su casa en Hollywood, “lo que permitió cambiar la idea de que en México sólo habían burros, zarapes y tequila”, comentó Víctor.

Tras la proyección que le dio el actor a la arquitectura mexicana se pudo trabajar en varias obras en Estados Unidos, como la biblioteca de San Antonio o el Tech Museum of Innovation, de San José, al igual que algunas casas en California y en Miami.

Para la innovación de sus proyectos, a principios de los 90 se incorporó a Víctor al equipo, y fue él quien estuvo a cargo de un grupo de jóvenes arquitectos, ocasionando entonces que padre e hijo desarrollaran los proyectos en conjunto.

Foto de Lóurdes Legorreta, Casa Kona.

En el 2000 se cambió el nombre a Legorreta + Legorreta, y en 2011 a su equipo se han añadido ingenieros, constructores, paisajistas, diseñadores, maquetistas y artesanos, a fin de buscar un equilibrio entre funcionalidad y estética, integración al paisaje y topografía que les permitiera compartir un lenguaje contemporáneo, acogedor y humano.

Dentro de sus 50 años de experiencia, han desarrollado proyectos para diferentes áreas como unidades habitacionales, residencias de lujo, oficinas, fábricas, restauración y creación de hoteles y museos, tanto en México como a nivel internacional, poniendo en alto la arquitectura mexicana en zonas de EE.UU. y Centro América, Europa, Asia, América del Sur, África y Medio Oriente.

Actualmente tienen pendientes varios proyectos como el conjunto Cantera y Barrio Santiago, en Querétaro; el Conjunto Miyana, en la Ciudad de México y las Residencias Highland Hall en Standford, así como otra serie de residencias privadas.

Torre BBVA Bancomer, una colaboración de Legorreta +Legorreta y con Rogers, Stirk, Harbour + Partners.

De regreso a los orígenes

A través de su característico estilo, han construido un total de 214 obras en 20 países; recibido 51 premios y reconocimientos en México y en el extranjero; han colaborado en varias publicaciones sobre arquitectura; y, además, han editado 13 libros, entre los que se encuentra Legorreta, el más reciente que cuenta la historia de la firma.

La casa editora italiana, Rizzoli fue la encargada de la creación de este proyecto, que en palabras de Lourdes Legorreta, hija del fundador y quien escribiera el prólogo, significa “un reconocimiento al nombre de Legorreta”.

Fue después de la muerte del reconocido arquitecto que Lourdes decidió “englobar datos sobre la vida y trayectoria profesional de su padre, y de la huella que dejó en mí,” asegura. El quinto libro bajo este nombre nació a partir del deseo de incluir los proyectos de los últimos años que no habían sido documentados.

Esta obra no es un libro especialista para arquitectos, sino que está pensado para un público más diverso, pues lo que pretende es reflejar la filosofía del despacho. Está estructurado mediante entrevistas, en donde Víctor y los otros socios exponen sus puntos de vista, anécdotas y forma de trabajo en México y en otros países. Lo anterior dio como producto final una compilación de imágenes de varios fotógrafos internacionales, textos realizados por Ana Terán y también presenta la introducción de Felipe Leal, que pretende adentrar al lector a conocer la esencia, principios y la forma de la firma de arquitectos.

9780847846146

Para mayor información:

legorretalegorreta.com

@LEGORRETA_ARQS

 

Siguientes artículos

Centroamérica, aventura en el paraíso. El Salvador
Por

El Salvador es uno de los grandes desconocidos de Centroamérica, una mezcla de naturaleza y cultura que garantiza un des...