La creación de Odysseus apunta a una reinterpretación de los elementos clásicos que caracterizan a la firma sajona A. Lange & Söhne. Es la primera pieza creada en acero inoxidable con un mecanismo automático a medida con indicación de fecha y día de la semana. Además, acorde con una esencia deportiva no exenta de elegancia, también es el primer reloj de la maison con una caja resistente al agua que ha sido expuesta a una presión 12 bar.

El diseño de la caja de acero inoxidable se ajusta a 40.5 milímetros de diámetro y 11,1 milímetros de alto. La banda media es esculpida ligeramente en voladizo con superficies dotadas de un pulido de rayas y cantos resaltados en el bisel. Una combinación de superficies cepilladas y biseladas que continúa en las asas de la caja y en los eslabones de la pulsera. Además, los pulsadores, especialmente sellados para corregir la fecha y el día de la semana, se encuentran a las 2 y a las 4 horas con forma de cuña.

La esfera de latón de Odysseus aloja varios niveles con diferentes superficies. La escala del segundero y los apliques tipo bastón con muescas de oro blanco ostentan la técnica “azurage”, dotada de líneas concéntricas. El número 60 en rojo aporta un toque de color justo en las 12 horas. Las agujas son más llamativas para las horas y los minutos que en los otros relojes de A. Lange & Söhney, fosforescentes al igual que el acabado interior de los apliques de barra.

El muelle del barrilete, al estar enrollado al 100%, ofrece una reserva de marcha máxima de 50 horas. Por ello, el calibre automático trabaja con una frecuencia de 28.800 semioscilaciones por hora (4 Hertz) con el objetivo de garantizar una elevada estabilidad de la marcha independientemente de las influencias externas.

Te puede interesar: México inspira a la alta relojería

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram