¿Qué pasa si se mezclan algunos atributos de dos marcas de bebidas consolidadas en el segmento premium nacional? Se obtiene innovación 100% mexicana, afirma entusiasta Erick Seiersen, director general de Diageo México, durante el lanzamiento del tequila Don Julio Dos Barricas, nuevo integrante del portafolio de la compañía que agrega una particularidad a la producción del tequila Don Julio Reposado: un mes adicional de añejamiento en barricas que alojaron malta, ingrediente que representa el corazón del whisky Buchanan’s.

“Queremos conquistar a los adoradores del tequila y del whisky. Habíamos encontrado que los productos que se combinan más, en cuanto a compra, eran Don Julio Reposado y Buchanan’s 12, y pensamos: ¿que pasa si los juntamos? y el resultado es una idea muy innovadora en la cual tequila y whisky combinan en una forma muy respetuosa”, asegura sobre un producto que sale a la venta en una edición limitada de 5,000 cajas; volumen mínimo al considerar que en México se venden anualmente entre 3 y 4 millones de cajas de whisky al año.

Después de su añejamiento tradicional de 8 meses en barricas de roble blanco americano, el tequila Don Julio Reposado pasa un mes más en una barrica de whisky (Buchanan’s).

Seiersen explica que tequila y whisky son las bebidas favoritas de los consumidores mexicanos al contar con participaciones de 35 y 32% respectivamente en el mercado nacional de bebidas premium. Sin embargo, afirma que México tiene una baja penetración en el consumo de bebidas espirituosas (24%), a diferencia de un mercado consolidado, como el europeo, que supera el 50% de penetración en la categoría.

Lee más: La historia de Don Julio 70, el tequila que lo cambió todo

PUBLICIDAD

Un final ahumado inesperado

De acuerdo con Enrique de Colsa, maestro tequilero de Don Julio, el objetivo fue crear un tequila que no supiera a whisky, y por ello, el reto fue encontrar la nota de sabor adecuada, lo cual se logró en la parte final de Don Julio Reposado, sustituyendo el tradicional terminado dulce (con notas de canela y vainilla) por el característico sabor ahumado del whisky.

El lanzamiento de la bebida se realizó en el Museo Interactivo de Economía, en la Ciudad de México.

“Después de ser añejado por 8 meses, pasamos nuestro líquido (tequila Don Julio reposado) a una barrica de whisky (Buchanan’s) y lo dejamos añejar un mes más. Esto es lo que da el resultado final”, reafirma para Forbes Life el maestro tequilero.

Don Julio duplicará capacidad de envasado en México

 

Siguientes artículos

Chris Hemsworth apoya recaudación de fondos tras sismo
Por

El actor australiano encabezó una jornada de actividades tendientes a reunir recursos que serán destinados a labores de...