The Breakers en Florida es verdadero glamour costero, con gran historia, de refinado gusto europeo y servicio de clase mundial… Bienvenidos al resort con más altura de Palm Beach.

El magnate Henry M. Flagler fue quien inició la tendencia de grandes y magníficas propiedades en Palm Beach, Florida. Y es precisamente él quien fundó el histórico hotel The Breakers. A finales de la década de 1890 los socialites más importantes comenzaron a acudir a las costas de un nuevo destino (para ese entonces), una isla llamada Palm Beach. Artistas, miembros de la nobleza y celebridades como Yoko Ono, la familia Kennedy, los Rockefeller, entre muchos otros, acudían al hotel para disfrutar de todo el encanto, comodidad y elegancia que The Breakers ofrece y ha mantenido hasta entonces.

El hotel fue reconstruido debido a dos incendios en 1903 y 1925. La segunda reconstrucción fue otorgada a los diseñadores neoyorkinos más cotizados, Shultze y Weaver; quienes son los creadores de muchos de los hoteles más exclusivos de Manhattan. El maravilloso dúo describió al hotel como “la cumbre de la perfección en el diseño y la magnificencia” y vaya que lo es. Un gesto que colocó a The Breakers en una clase propia es la reciente y ambiciosa intervención de Flagler, quien inspirado en la Villa Medici de Roma y con ayuda de 75 artesanos italianos, realizó las detalladas pinturas en los techos del vestíbulo principal y de las salas públicas del primer piso, marcando con esto un mayor grado de influencia europea.

PUBLICIDAD

Lee también: Diseño en el corazón de Miami

El objetivo de The Breakers es proporcionar una experiencia extraordinaria para cada uno de los huéspedes y es por ello que el hotel cuenta con todos los servicios posibles, desde alberca privada hasta exclusivas boutiques para realizar compras. Y para los amantes del fitness, el gimnasio del hotel está totalmente equipado, además de que las instalaciones de 6,000 pies cuadrados se encuentran frente al mar. Aquí se imparten clases de yoga, spinning y de entrenamiento personal. Una de las características del hotel es que sin duda te hace sentir como en casa, con sus maravillosas habitaciones y servicio personalizado; cada una de las suites están decoradas con un exquisito gusto costero.

La oferta gastronómica que ofrece The Breakers es bastante amplia, se pueden disfrutar sofisticados platillos desde la comodidad de la habitación con el estupendo servicio de room service hasta el glamour de una buena cena en el Flagler Steakhouse. Cada uno de los aclamados restaurantes y bares poseen ambiente propio, siempre a la vanguardia y con una calidad de servicio sin igual. El restaurante The Circle es uno de los favoritos de los huéspedes, pues qué mejor manera de comenzar el día que con un elegante y delicioso desayuno. Todas las mañanas se sirve un elaborado y artístico buffet, con selecciones calientes y frías, además de que siempre se puede pedir a la carta.  The Circle es una joya arquitectónica, cuenta con altísimos techos con frescos de 30 pies y ocho murales ovalados que representan paisajes renacentistas. Elegante y muy al estilo Breakers.

 

Forbes Spa

Como bien lo dice el lema del spa de The Breakers, “la tranquilidad tiene un nuevo estándar” y vaya que lo tiene… Fomentando la vitalidad y la armonía interior, cuenta con diversos servicios, desde tratamientos faciales hasta masajes personalizados para los huéspedes. Cada uno de los tratamientos están hechos a base de potentes formulas de aceites, los cuales contienen todas las propiedades curativas del mar y los ingredientes más eficaces de la naturaleza.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Ferias en el mundo para amantes del diseño
Por

El mundo del diseño cada día se vuelve más versátil mostrándonos sus nuevas tendencias en sus distintas industrias como...