La empresa Fullgas espera cerrar este año con 70 licencias firmadas por pequeños gasolineros que dejarán las filas de la franquicia de Petróleos Mexicanos (Pemex).
“Teníamos una proyección de que a estas alturas tendríamos entre 25 y 30 licencias firmadas. Ya contamos con 50. Hemos casi duplicado el número que teníamos en mente. Vamos a cerrar 2018 con 70 licencias ya firmadas”, contó en entrevista el director de operaciones, Jesús Montoya.
El directivo detalló que las estaciones de servicio iniciaron sus trámites para terminar los contratos franquicia con Pemex, dar de alta sus nuevos contratos de comercialización y empezar a vender combustible bajo la bandera Fullgas.
Para lograrlo, la compañía originaria de la península de Yucatán desembolsará 50 millones de pesos (mdp), aunque la cifra puede variar  de acuerdo con el número de licencias que sumen.
Montoya dijo que la compañía pretende abrir una gasolinera en la Ciudad de México y también tienen en la mira nuevas estaciones en Zacatecas, Colima, Durango y Coahuila donde están negociando con gasolineros.
“Lo más seguro es que podamos tener presencia en ocho o nueve estados”, agregó.
Desde que aparecieron nuevas marcas en el mercado de gasolineras, Pemex ha perdido más de 30% de participación de mercado, aunque conserva la mayoría del suministro de diésel y gasolina en el país.
En julio de 2018, la compañía que dirige Sebastían Figueroa presentó su plan para licenciar su marca a pequeños gasolineros de todo el país, con el objetivo de sumar 360 gasolineras en tres años.

Para lograrlo, desembolaría 70 millones de dólares en un plazo de cinco años. El costo de cada licencia sería de 25,000 pesos anuales, frente a los 500,000 que cuesta una con los gigantes energéticos que han llegado a nuestro país.

 

Siguientes artículos

Es normal encontrar pesticidas en los alimentos: PROCCYT
Por

La asociación defendió que el uso del glifosato como pesticida es seguro y rechazó que éste ocasione cáncer.