General Electric (GE) aprovecha el nuevo reglamento en el sector para llevar tecnología a empresas que buscan dar un suministro de energía más limpia y de mayor calidad, lo cual forma parte de los cambios establecidos con la reforma que entró en vigor al cierre de 2013 en el sector.  

“GE está enfocado tanto en las fuentes renovables como en las tradicionales de combustibles. La participación que tenemos en México de renovables es muy pequeña porque hemos suministrado equipos para térmico por más de 80 años en el país. Vemos con claridad que las energías renovables de los sectores crecerán de manera relevante”, dijo Héctor Villegas, director de ventas de GE Energy México, en entrevista con Forbes México.

El directivo agregó que trabajan en el mercado de energías renovables ante los cambios que existen en el marco regulatorio y de operación en dicho rubro.

Por otra parte, respecto al nuevo Mercado Eléctrico Mayorista, el cual contempla la reforma energética y con el que las compañías pueden comprar electricidad a empresas privadas diferentes a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el directivo indicó que analizan su participación en ese esquema, aunque evitarían convertirse en la competencia de sus propios clientes.

De acuerdo con la Comisión Reguladora de Energía (CRE), en el Mercado Eléctrico Mayorista los grandes compradores y generadores hacen transacciones diarias de energía eléctrica y otros productos para el funcionamiento del Sistema Eléctrico Nacional.

Te recomendamos: Cinépolis quiere comprar electricidad a empresas privadas

Dentro del sector de mercados de alto potencial a nivel mundial, México se encuentra entre los primeros cinco, agregó Villegas.

“México es muy importante para GE, que tiene 120 años en el país, con más de 17 operaciones de manufactura y más de 11,000 empleados. También contamos con un centro de alta tecnología (en el país) de los cinco que hay en el mundo, y el cual da trabajo a 1,800 ingenieros mexicanos”, agregó el directivo.

La compañía otorga tecnología para parques eólicos digitales (Digital Wind Farm), que es una plataforma que permite monitorear la operación de los mismos y saber el pronóstico del comportamiento del viento, para sacar la mayor producción posible.

La firma cuenta con un proyecto de eólico de 200 megavatios en Parras, Coahuila, con la desarrolladora Kalos Eolos, donde se invierten alrededor de 350 millones de dólares (mdd).

“Ellos (Kalos Eolos) son los dueños del proyecto y nos contratan a nosotros para el suministro de los equipos, así como para el apoyo en la operación de mantenimiento de los mismos por un periodo. Esa energía que se genera la comercializan”, explicó Villegas.

La instalación del equipo para el parque por parte de GE se realizará entre la segunda mitad de 2017 y los primeros meses de 2018, con el objetivo de que las operaciones inicien al cierre del primer semestre del próximo año.

El pasado 5 de octubre de 2016, GE firmó un acuerdo de cooperación para apoyar el plan del gobierno mexicano de alcanzar 130,000 mdd en inversiones para infraestructura en el sector energético en los siguientes cinco años.

“Estas estrategias comerciales (de los clientes) atacan el mercado tanto de licitaciones del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), como ha sido el caso en los últimos dos años, y en acuerdos bilaterales de suministro de energía entre privados, para tener energía renovable a niveles competitivos y contar con la generación de certificados de energía limpia, lo cual es un requerimiento a partir de 2018 con la reforma energética”, indicó.

Te recomendamos: GE invertirá 2,000 mdd en desarrollo de software en el mundo

 

Siguientes artículos

Banca apuesta a crecimiento: Carlos Rojo
Por

El director del Grupo Financiero Interacciones afirmó que hay margen para seguir manteniendo las tasas y hacer crecer el...