Por Christopher Helman

Las miles de granjas de servidores y centros de datos en Estados Unidos operan 100 millones de discos duros que contienen 350 millones de terabytes de datos, desde tus mensajes de texto hasta tus correos electrónicos de hace una década y tus videos de gatitos.

Un nuevo informe del Laboratorio Lawrence Berkeley del Departamento Energía de Estados Unidos calcula que los centros de datos usan una enorme cantidad de energía, unos 70 millones de kilovatios por hora al año. Eso equivale a 1.8% del consumo total de electricidad de Estados Unidos. A un costo promedio de 10 centavos de dólar por kWh, el costo anual de toda esa energía es del orden de 7,000 millones de dólares (mdd).

70 millones de kilovatios por hora es un número tan grande que resulta útil ponerlo en contexto en algunas otras condiciones. Para fines comparativos , 1 kWh de energía es suficiente para mantener 10 focos de 100 vatios encendidos durante una hora, o cargar tu teléfono inteligente durante un año entero.

PUBLICIDAD

Para generar 70 millones de kilovatios necesitas centrales eléctricas con una capacidad de carga de 8,000 megavatios, el equivalente a alrededor de 8 reactores nucleares grandes, o dos veces lo generado por  de todos los paneles solares instalados en todo Estados Unidos.

En una base per cápita, el estadounidense promedio usa alrededor de 200 kWh al año para su uso de Internet, con un costo aproximado de 20 dólares. Para aquellos interesados en conocer su huella de carbono, el uso de Internet por persona es responsable de la emisión de unos 130 kilos de dióxido de carbono por año.

Pero nuestra adicción a Internet no hace más que crecer. Según Nielsen, el adulto promedio en Estados Unidos pasa 10 horas y 39 minutos al día consumiendo medios digitales. Eso es más de una hora al día en el último año. Y estamos pasando la mayor parte de ese tiempo adicional viendo nuestros teléfonos, que ahora nos ocupan durante una hora y media cada día.

El colaborador de Forbes Michael Kanellos señala que la firma de investigación IDC estima que en 2025 152,000 nuevos dispositivos se conectarán a internet cada minuto, con lo que el número total de dispositivos conectados alcanzará la cifra de 80,000 millones en todo el mundo.

¿Los centros de datos pueden manejar ese crecimiento? El informe de laboratorio de Berkeley dice que los centros de datos se perfilan a usar 73,000 millones de kilovatios para 2020. Ése es un ritmo de crecimiento de la demanda de energía mucho más lento que el registrado en los primeros días de la red, en gran parte porque la mayoría de los nuevos servidores están siendo desplegados centros de datos gigantescos (del orden de los 40,000 metros cuadrados) que operan bajo condiciones extremas con sistemas de enfriamiento avanzado y fuentes de alimentación redundantes. Si no fuera por los aumentos en la eficiencia registrados desde 2010, es probable que los centros de datos usen 200 millones de kilovatios para 2020.

Hay algo más en qué pensar: toda esa electricidad que usamos para actualizar nuestro estado de Facebook o ver Game of Thrones en línea, no usamos las cosas que solíamos tener antes de Internet, como los directorios telefónicos y las enciclopedias impresas, el correo en papel, las máquinas de fax, Tower Records, Blockbuster, los desnudos en la revista Playboy…

Con el tiempo, la energía que usamos para alimentar internet (y el Internet de las cosas) nos ahorrará aún más energía en comparación con lo que solía ser el mundo real. Como los investigadores del laboratorio de Berkeley escribieron en su estudio, “el trabajo remoto resultará en menos viajes para desplazarse a la oficina, y los vehículos autónomos significarán más tiempo para ser productivo o para el esparcimiento”. En resumen, más tiempo libre para ver videos de gatitos.

 

Siguientes artículos

No podemos seguir pasivamente la política monetaria de la Fed: Carstens
Por

Respecto al alza a tasas, Carstens indicó que asegura la convergencia de la inflación al 3% y prevé una posible afectaci...