¿Han escuchado “no me traigas problemas, tráeme soluciones”? El problema con este dicho es que a veces el problema no necesita una solución, y que el problema -mirándole de una manera distinta o buscando los factores que contribuyan al problema- presenta una oportunidad de mejorar o de acceder a un negocio o proyecto mucho más grande porque existe tal problema.

Los problemas no son naturales; siempre vienen de la perspectiva de alguien, alguien con sus propias maneras de ver el mundo y los problemas encontrados en su ambiente. Muchas veces se necesita una “remarcación” del problema para realmente presentar una oportunidad para liderar la solución.

Hace pocas semanas, en el Foro Drucker en Viena, Austria, existían varias perspectivas y mucha discusión sobre diferentes problemas y desafíos que las organizaciones y los empresarios enfrentan hoy en día; de hecho, el tema de la conferencia internacional fue “Crecimiento y Prosperidad Inclusiva”.

En la sesión del primer día del Foro titulado “Aplicando lentes nuevos para ver los desafíos de nuestro tiempo” exponían Hal Gregersen, director ejecutivo del MIT Centro de Liderazgo, Thomas Wedell, socio de “The Innovation Architects” y mi compatriota Roger Martin, director del Martin Prosperity Institute y No. 1 en el listado de los “Thinkers 50” (los “thought leaders” de nuestra era en estrategia e innovación de negocios). Según Sarah Green Carmichael, senior editor de Harvard Business Review y coordinadora de la sesión, 85% de las empresas faltan la capacidad de remarcar problemas para poder resolverlas correctamente.

PUBLICIDAD

¿Cómo buscar mejores problemas para resolver? Según Gregersen, se trata de una característica de los mejores líderes: salir y hablar cara a cara con la gente de su empresa, sus clientes y sus competidores. Los mejores líderes están en una búsqueda constante de donde se están equivocando. Ellos tratan de no vivir en la trampa de aislamiento y de noticias buenas. De esta manera, pueden encontrar problemas que presentan oportunidades de crecimiento y aprendizaje.

La búsqueda de mejores problemas también es una búsqueda de mejorar modelos. Todos los modelos tienen falencias porque son representaciones de la realidad. Sólo la realidad puede ser la realidad. Sin embargo, Roger Martin destaca que los mejores líderes no se enamoran de un solo modelo sino usan dos o más modelos (tal vez opuestos, tal vez incoherentes) y les mezclan para crear algo nuevo como se hace con en el pensamiento integrante (“integrative thinking”).

Si pensamos que nuestro punto de vista es el único que importa, estamos equivocados. Por esta razón, hay que siempre buscar diferentes maneras de ver y conceptualizar un problema. Como dice Thomas Wedell, citando Albert Einstein, “si yo tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, gastaría los primeros 55 minutos para determinar la pregunta apropiada, porque una vez que supiera la pregunta correcta, podría resolver el problema en menos de cinco minutos”.

Buscar mejores preguntas y mejores problemas es la clave para generar oportunidades de cambio, generación de valor y prosperidad inclusiva porque nos obligan a contemplar diferentes modelos mentales, puntos de vista y factores fuera de nuestra zona de confort y nuestra realidad.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ClarkEsther

Blog: Hipona Consulting

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.