Por Carlos Millán*

En la actualidad, la naturaleza de los negocios, la economía digital, el desarrollo de nuevos productos y su exposición rápida en el mercado, hacen de la velocidad del valor una regla importante en el juego de la competitividad.

Hoy más que nunca, productos de alta calidad y un excelente servicio enfocado en el cliente, son esenciales para alcanzar y mantener un liderazgo de industria. Es por eso que el valor de la velocidad es un punto crítico, donde la implementación de nuevas estrategias comerciales y ganar mayor eficiencia tecnológica a través de un enfoque Cloud as a Service es la dualidad perfecta para el crecimiento de una compañía.

Este tipo de servicios ofrecen una plataforma que permite a las compañías moverse con mayor agilidad, así como acceso a nuevas metodólogas de trabajo y tecnologías innovadoras, reduciendo así el peso de los sistemas de TI al interior de la organización. Esto permite a las compañías acelerar el lanzamiento, mantenimiento o actualización de sus productos y/o servicios, llevándolas a cuestión de días o semanas versus implementaciones de meses.

PUBLICIDAD

Otra manera de pensar en la importancia que juega la velocidad del valor tiene que ver con la “regla de tres” en los mercados. Para cualquier producto o en cualquier industria usualmente encontramos a el “first mover”, el medallista de oro que disfruta de una mayor presencia de mercado con mayores ganancias e ingresos.

Luego están los seguidores, medallistas de plata y bronce, posicionándose detrás del líder logrando también buenos ingresos. Eso deja al resto de los competidores rezagado en el campo.

Con esta analogía, la idea es plasmar cómo la velocidad del valor se relaciona a la naturaleza disruptiva de una economía digital, donde los más ágiles serán los líderes que logren obtener mejores ganancias. Por ejemplo, crear una aplicación poderosa alineada a un innovador modelo de negocio que busque generar una nueva experiencia de cliente y que permita cambiar la posición de los medallistas en la industria, requerirá de un desarrollo rápido de todas las funciones de back office del negocio. Las organizaciones tienen que moverse rápidamente si quieren estar en el podio de los ganadores.

Es importante saber cuántas de las empresas en México están listas para sumar la velocidad del valor como un elemento diferenciador en su esquema para desarrollar nuevos productos y servicios. Al final, cómo líderes de industria, debemos sumar en nuestro vocabulario la frase “velocidad de valor” como uno de nuestros agentes de cambio.

*Carlos Millán es Director de Operaciones Accenture México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Wall Street sube alentado por acciones del sector de consumo básico
Por

El S&P 500 y el Dow Jones se encaminan a anotar su cuarta semana consecutiva de ganancias.