El Blockchain o tecnología de registro descentralizado (DLT por sus siglas en inglés) ha tenido mayor impulso en 2018 que en años pasados, ya que se han desarrollado diversas aplicaciones y soluciones para el sector financiero y se busca que sea implementada en el área de tesorería de las empresas.

La tesorería es el área de la empresa en la cual se administran y gestionan las acciones relacionadas con operaciones de flujo monetario o flujo de caja, y una tecnología como el DLT traería grandes beneficios a esta actividad.

Los pagos que se realizan en todo el mundo necesitan adaptarse a las nuevas tecnologías ya que actualmente generan costos elevados por transacción y el tiempo es lento, ya que tarda de uno a varios días dependiendo los bancos intermediarios que intervengan en el proceso la liquidación.

Para neutralizar estas desventajas, el blockchain permitirá que las operaciones se concilien automáticamente y los procesos de back office se automaticen al 100%.

Un ejemplo claro y que ha beneficiado en gran medida a las empresas es la introducción de esquemas de pagos instantáneos ACH, el cual ha permitido acelerar los procesos de liquidación de diferentes mercados domésticos en todo el mundo y disminuye sus costos.

A pesar de estas facilidades, los pagos internacionales siguen siendo un tema complicado ya que existen diversas divisas, diferentes bancos y mecanismos de compensación involucrados, distintos cargos y ciclos de liquidación, que podrían ser resueltos de ser impulsado el blockchain, el cual fungiría como red de pagos global

Las propias empresas podrán utilizar este sistema de DLT a través de un socio bancario, en un proyecto de colaboración que desarrolle aplicaciones especializadas para la gestión financiera y de tesorería.

Ya hay varios consorcios o alianzas trabajando en la evolución y desarrollo de Blockchain como R3, Hyperledger y Ethereum Enterprise Alliance; las cuales ofrecen plataformas seguras y eficientes para aplicar este tipo de tecnologías.

Puedes leer: La era de la ciber empresa

Un estudio de la consultora Accenture asegura que la banca de inversión puede reducir entre un 30% y un 50% sus costos de cumplimiento en 2025 por las DLT.

Otro estudio realizado por Capgemini en el 2020 informa que el número de operaciones de pago digital tendrá un incremento anual del 10.9%, e impactará en las economías emergentes, las cuales crecerán 19.6% anualmente.

Se busca impulsar la digitalización de pagos entre las empresas en cualquier país o región y aunque muchas de estas soluciones aún se encuentran en proceso de ser perfeccionados, se estima que los encargados de la tesorería tendrían mayor precisión en la previsión del flujo de efectivo.

* Con información de Integrity Software Latin America.

 

Siguientes artículos

internet-of-things
La era de la ciber empresa
Por

Las compañías que impulsan la transformación digital son hasta 26% más rentables que sus competidores que no lo son y ob...