El impacto de la tecnología digital y la transformación de los modelos de negocios son el principal factor de presión para las empresas a nivel global, reveló la encuesta The Global Capital Confidence Barometer, elaborada por la firma internacional EY.

Los líderes de las empresas saben que la disrupción en materia de tecnología es inminente y ya están tomando medidas para aprovechar estas herramientas y evitar quedarse atrás, señaló Oliver Hache, Socio Líder de Transaction Advisory Services de EY, durante la presentación del estudio.

“En la estrategia de crecimiento y de manejo de portafolio, le preguntamos a los miembros de las direcciones generales cuáles son los temas más relevantes a nivel de su consejo y como pueden ver aquí el primero es el impacto de la tecnología digital y la transformación de los modelos de negocios que eso va a significar”, explicó.

De la mano con el cambio tecnológico está el cambio de comportamiento de los clientes, considerado como un impacto severo por 26% de las empresas que contestaron la encuesta.

PUBLICIDAD

“Por ejemplo, sectores de la banca con la tecnología. Tomó el control total de su cliente, ahora estamos viendo que el cliente está retomando el control de la relación con su proveedor de servicio, eso es muy relevante para el futuro de la economía”, señaló el integrante de EY.

“Competidores digitalmente habilitados” y Start-ups también fueron señaladas como una amenaza, para 24% de los encuestados. Esto pese a que se tratan de pequeñas empresas que al mismo tiempo saben muy bien adaptarse a los cambios.

Otro cambio en los negocios que mantiene preocupado a 23% de las empresas establecidas es la desaparición de las barreras entre compañías de diferentes sectores, detalla la encuesta.

“Recordaran la fusión entre Amazon y Whole Foods. Una empresa de tecnología de logística en línea, compra una cadena tradicional con sus tiendas porque lo necesita. Estamos viendo muchas cosas en el retail en Estados Unidos en donde están tratando de encontrar el balance perfecto entre un negocio en línea y un negocio tradicional con muchas tiendas”, relató Hache.

El ejecutivo recordó que actualmente se están llevando a cabo cambios en sectores tradicionales como el de ventas.

En el caso de las tiendas suecas de muebles Ikea, por ejemplo, se está evolucionando de los grandes almacenes a espacios de showroom en los que se puede ordenar los productos en línea, algo similar ocurrirá con las tiendas de ropa, a las que los clientes sólo acudirán para probarse las prendas y después ordenar en línea.

La encuesta preguntó a los directivos que tan proactivos o reactivos son ante los cambios. La encuesta reveló que más de la mitad se considera que tiene iniciativa y capacidad para anticiparse a estos disruptores.

Ésta es la edición número 17 de la encuesta elaborada por EY, misma que se llevó a cabo en 43 países. En México se entrevistó a directores generales y ejecutivos de 70 empresas del país.

 

Siguientes artículos

La búsqueda de mejores problemas
Por

¿Sabías que buscar mejores preguntas o problemas es la clave para generar oportunidades de cambio, generación de valor y...