Expertos como Paul Zane, autor de “El mercado del próximo trillón de dólares”, nos dice que la tendencia de los consumidores en los países de primer mundo es que se están apartando de consumir más bienes materiales y en lugar tratan de alcanzar bienes de automejoramiento interno. Eso está creando un mercado de consumidores y una demanda prácticamente ilimitada y sostenida de productos para el bienestar.

El subirse a esta ola que esta formándose y sus múltiples beneficios a nivel personal y empresarial. Ya no es mas una tendencia, es un estilo de vida que vino para quedarse y se va a convertir en pocas décadas en uno de los principales indicadores de riqueza y estatus sociales.  Si no ponemos a pensar cada vez estar en bienestar es mas difícil y costoso. Más allá de que la comida orgánica es en promedio es hasta 50% más costosa que su contraparte regular, el conseguir tiempo para llevar una rutina de ejercicios se vuelve un privilegio de pocos y demanda una disciplina donde el ritmo de vida cada vez lo hace más complicado o menos posible de mantener.

¿No les parece una locura pensar que el bienestar y la salud como indicadores de riqueza y estatus social?

Pero en una sociedad donde una gran mayoría sufre de obesidad, donde se trabaja la mayor cantidad de horas por año a  nivel mundial, donde la diabetes ya es la causa numero uno de muertes naturales, donde la productividad per caita nos ubica en le puesto sesenta a nivel mundial, donde reina la corrupción y donde el segundo fármaco mas vendido es el antidepresivo, que si seguimos como vamos 1 de cada 3 niños en este país sufrirá de diabetes prematura, generando pérdidas de billones de dólares a gobiernos y empresas. No es tan descabellado, por lo tanto, estar de acuerdo con expertos como Zane, de aceptar que el estar y vivir en bienestar como la ciencia lo propone, esta en camino a convertirse en una aspiración de entes pudientes que gocen de tiempo y los medios para lograrlo.

¿Será entonces una mera coincidencia pensar que el país numero uno en obesidad a nivel mundial es también el país en América Latina, donde se consumen la mayor cantidad de artículos de lujo?

Vivimos en una realidad donde estamos ahogados en información, pero seguimos sedientos por motivación.

Un estudio de Harvard nos revela que 7 de cada 8 pacientes que enfrentan situaciones que amenazan su vida, y están obligados a cambiar su estilo o practicas de vida, no siguen el consejo del medico que los atiende. ¿Acaso el ser humano tiene un deseo consiente o inconsciente de buscar la muerte?

PUBLICIDAD

Cambiar o provocar el cambio en uno mismo es de los retos mas difíciles de lograr. ¿Será por eso que resulta más fácil seguir adquiriendo bienes de lujo y aparentando que todo esta bien? ¿En que momento, hemos comprado la idea de que la alcanzar la felicidad es la meta de todos los días?

Tal Ben Shahar, maestro de psicóloga positiva de la universidad de Harvard, me decía que sólo hay dos tipos de personas que pueden ser felices todo el tiempo: los psicópatas y los cadáveres.

 

Fuente:

Las Trampas de la Felicidad. Eduardo Massé. Editorial Penguin Random House. 2016

Positive Psychology 1504, Tal Ben Shahar, Harvard University, 2010

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: Eduardo Contigo Public Figure

Página web: Eduardo Massé – Master Practitioner

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Las mujeres que salvaron la moda en Nicaragua
Por

Estas tres diseñadoras tienen en común que se dieron cuenta desde niñas que la moda era lo que querían hacer en sus vida...