Por César Martínez Aznárez

En este ejercicio se definió como criterio utilizar solamente datos duros, de informa­ción financiera, que sea del domi­nio público, y que sea lo más com­parable posible entre empresas. Se elaboró un Índice de Eficiencia de Gestión Financiera basado en ocho indicadores, en cuyo resultado el director financiero tiene responsa­bilidad directa, exclusiva, principal o al menos decisiva o relevante (ver metodología recuadro al final). Para construir el índice se usó información de la base de datos de S&P Capital IQ.

Para estar en la lista debieron sortear varias pruebas. Por ejemplo, en el primer filtro aplicado a la idea conceptual de que una deuda elevada no es un riesgo per sé, siempre y cuando la opera­ción ordinaria de la compañía ge­nere un flujo de dinero suficiente para poder pagar­la en un plazo determinado. Hay distintas opinio­nes sobre cuál es el plazo óptimo, y depende de varios factores, como el tamaño de la compañía y el sector, pero que, para efectos de este índice de eficiencia, se estable­ció en un máximo de cuatro años. Así, Zetter, en Megacable, podría pagar la deuda en sólo siete meses.

En segundo lugar, es necesario contar con recursos mínimos para poder operar en el corto plazo (caja, inversiones temporales, cuentas a cobrar, existencias), pero tampoco deben de ser demasiado elevados, porque serían recursos ociosos, desaprovechados. Eso exige un segundo filtro: que los activos corrientes (de corto plazo) no fueran menores a los pasivos corrientes, pero tampoco mayores a dos veces y media esas obligacio­nes de corto plazo. Ramón Alberto Leal de Alfa, así como Luis Antonio Zetter de Megacable, tienen una razón de 1.5 veces, un equilibrio ideal, según expertos en adminis­tración financiera.

Un buen administrador paga bajas tasas por conseguir dinero. Como tercer filtro entonces se excluyeron a quienes desembol­san más de 8% de tasas de interés implícitas (es decir, los costos de fi­nanciamiento totales en porcentaje de la deuda promedio del periodo). Upchurch en KCSM logró una tasa implícita de sólo 3.4%.

Pero por más baja que sea la tasa, el volumen de intereses pagados tiene que ser cubierto con holgura por el flujo operativo, porque de lo contrario no quedarían fondos para el resto de las necesidades. Por eso, como cuarto filtro se des­cartaron las empresas cuyo Ebitda no fuera al menos el triple del costo financiero.

En la mezcla de financiamiento, cuánto más capital ajeno (deu­da) respecto del propio (si el costo de la deuda es menor que la renta­bilidad de la empresa) mayor será la tasa de rendimiento de los fondos invertidos por los accionistas, aunque también será mayor el riesgo de impago.

PUBLICIDAD

La deuda de algunas grandes empresas supera varias veces el capital propio, por encima del máximo recomendado habitual­mente. Por ejemplo, dos de las 10 gigantes de las telecomunicaciones, la mexicana América Móvil y la estadounidense Verizon, tienen una deuda 4.7 y 7.7 veces mayor a su patrimonio social, respectiva­mente (indicador llamado razón de endeudamiento, aunque también recibe otros nombres). Pero su poder, tamaño y participación de mercado es tan grande y, por tanto, su flujo de caja tan sólido (pagarían la deuda en 2.8 y 3 años, respecti­vamente), que nadie pone en tela de juicio su solvencia.

Sin embargo, para este ejercicio se mantuvo como quinto filtro un tope de dos veces; es decir, que la deuda no sea más del doble del capital —una relación tolerante y quizá un poco arriesga­da para pequeñas y me­dianas empresas, pero a la vez conservador para algunas grandes.

La razón de este criterio —que excluye del listado casos de alta deuda con relación al capital, como el de Amé­rica Móvil, de la que no hay duda en las condi­ciones actuales— es que el riesgo potencial de una caída importante de ingresos por causas im­previstas y que impidan el pago de la deuda, no desaparece nunca y, de hecho, la historia regis­tra varios ejemplos.

Si se hubiera aumen­tado el límite de la razón de endeudamiento, ha­brían entrado al listado pequeñas empresas con verdaderas dificulta­des financieras; y en el caso de las grandes, se podría argumentar que se estaría premiando el poder que otorga el tamaño, que no puede contabilizarse como una habilidad de gestión.

Quizá el CFO de América Móvil es más talentoso que muchos del listado, pero la única forma objetiva para una prueba como ésta es fijar valores de gestión máximos, y aplicarlos parejo para todos.

El sexto filtro consistió en excluir a quienes no tienen deuda financiera. Existen recomendaciones de expertos sobre porcen­tajes mínimos de capital prestado, pero son muy variables y es un terreno muy debatido.

Para este ejercicio, se optó por excluir a las empresas que no tienen ningún crédito bancario ni bursátil contratado al cierre de este reporte, porque es una política conservadora que hace perder la oportunidad de aumentar la rentabilidad o el crecimiento, o evidencia la incapacidad de obtener un costo de financiamiento menor al rendimiento del capital; y además, no se puede comparar su gestión con la de quienes sí contra­tan deuda, que es la gran mayoría.

Pero todo lo anterior, al final de cuentas, sería inútil si el CFO no entrega rentabilidad. Por eso, como séptima exigencia para integrar este selecto grupo se escogió entre las empresas que salieron airosas de las anteriores pruebas a las 19 con mayor retorno sobre el capital invertido.

Estos son los 19 mejores directores financieros del país.

1. Luis Antonio Zetter Zermeno/Megacable

  • Índice de Gestión Financiera: 95 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 0.6 veces
  • Tasa de interés implícita: 4.1 %
  • Cobertura de intereses: 44.8 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -199.5 días
  • Rentabilidad (ROIC): 11.7 %
  • Razón corriente:  1.5 veces
  • Deuda / capital propio: 16.4%

2. Pedro Farah (hasta junio 2015, Rafael Matute)/Walmart de México

  • Índice de Gestión Financiera: 75 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 0.3 veces
  • Tasa de interés implícita: 7.8 %
  • Cobertura de intereses:  39.3 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -43.7 días
  • Rentabilidad (ROIC):  15.5 %
  • Razón corriente: 1.0 veces
  • Deuda / capital propio: 9.3 %

3. Michael W. Upchurch/Kansas City Southern de México

  • Índice de Gestión Financiera: 72 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 2.1 veces
  • Tasa de interés implícita: 3.4 %
  • Cobertura de intereses:   14.0 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -15.2 días
  • Rentabilidad (ROIC):  9.0 %
  • Razón corriente: 1.6 veces
  • Deuda / capital propio: 62.4 %

4. Saúl Villarreal García/Grupo Aeroportuario del Pacífico

  • Índice de Gestión Financiera: 66 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 1.3 veces
  • Tasa de interés implícita:4.4  %
  • Cobertura de intereses: 25.6 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -1.2 días
  • Rentabilidad (ROIC):  9.0 %
  • Razón corriente: 1.8 veces
  • Deuda / capital propio:  29.5 %

5. Carlos Fernando Robles Miaja/Teléfonos de México

  • Índice de Gestión Financiera: 61 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 0.8 veces
  • Tasa de interés implícita: 7.3 %
  • Cobertura de intereses:  10.9 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -7.9 días
  • Rentabilidad (ROIC): 19.5 %
  • Razón corriente:  1.0 veces
  • Deuda / capital propio: 157.5 %

6. Raúl Cavazos Morales/Gruma

  • Índice de Gestión Financiera: 60 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 1.4 veces
  • Tasa de interés implícita: 6.3%
  • Cobertura de intereses: 9.3 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -8.1 días
  • Rentabilidad (ROIC):14.1%
  • Razón corriente:  1.6  veces
  • Deuda / capital propio:  59.8 %

7. Arturo Spínola García/Grupo Carso

  • Índice de Gestión Financiera: 60 puntos
  • Deuda/ Ebitda 0.7 veces
  • Tasa de interés implícita: 5.0 %
  • Cobertura de intereses: 29.2 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago:  47.1 días
  • Rentabilidad (ROIC): 8.7%
  • Razón corriente:2.2 veces
  • Deuda / capital propio:  12.7%

8. Aida Marcela Valdez Faz/Farmacias Benavides

  • Índice de Gestión Financiera: 60 puntos
  • Deuda/ Ebitda:  2.6 veces
  • Tasa de interés implícita: 4.5%
  • Cobertura de intereses: 29.1 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -69.3 días*
  • Rentabilidad (ROIC): 5.5%
  • Razón corriente: 1.0% *
  • Deuda / capital propio: 70.1% 

9. Enrique Guijosa Hidalgo/El Puerto de Liverpool

  • Índice de Gestión Financiera:  52 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 1.0 veces
  • Tasa de interés implícita: 7.5%
  • Cobertura de intereses: 11.9 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: 6.5 días*
  • Rentabilidad (ROIC): 9.9%
  • Razón corriente: 1.9 veces*
  • Deuda / capital propio: 21.2%

10. Eduardo Alberto Escalante Castillo/Alpek

  • Índice de Gestión Financiera: 52 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 2.3 veces
  • Tasa de interés implícita: 4.7 %
  • Cobertura de intereses: 9.2 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -2.8 días *
  • Rentabilidad (ROIC): 7.7%
  • Razón corriente: 2.2 veces*
  • Deuda / capital propio: 54.7%

11. Tomás Luis Garza de la Garza/Grupo Lamosa

  • Índice de Gestión Financiera: 48 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 2.5 veces
  • Tasa de interés implícita: 4.9%
  • Cobertura de intereses: 7.2 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: 29.3 días
  • Rentabilidad (ROIC): 9.1%
  • Razón corriente: 2.4 veces
  • Deuda / capital propio: 78.9%

12. Javier Burkle Elizondo/Controladora Mabe

  • Índice de Gestión Financiera: 47 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 3.6 veces
  • Tasa de interés implícita: 4.7%
  • Cobertura de intereses: 5.9 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -34.3 días
  • Rentabilidad (ROIC): 8.7%
  • Razón corriente: 1.0 veces
  • Deuda / capital propio: 193.7% 

13. Gerardo Canavati Miguel/Grupo Herdez

  • Índice de Gestión Financiera: 47 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 2.4 veces
  • Tasa de interés implícita: 5.4%
  • Cobertura de intereses: 7.7 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -6.2 días
  • Rentabilidad (ROIC): 8.5%
  • Razón corriente: 2.3 veces
  • Deuda / capital propio: 52.7%

14. Ramón Alberto Leal Chapa/Alfa

  • Índice de Gestión Financiera:  41 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 3.2 veces
  • Tasa de interés implícita: 5.3%
  • Cobertura de intereses: 5.9 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -27.7 días
  • Rentabilidad (ROIC): 8.1%
  • Razón corriente: 1.5 veces
  • Deuda / capital propio:  135.0%

15. Salvi Rafael Folch Viadero/Grupo Televisa

  • Índice de Gestión Financiera:  41 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 2.8 veces
  • Tasa de interés implícita: 6.3%
  • Cobertura de intereses: 5.4 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -89.3 días
  • Rentabilidad (ROIC): 6.7%
  • Razón corriente: 1.6 veces
  • Deuda / capital propio: 100%

16. Daniel Alberto Rodríguez Cofré (Desde enero 2016, Eduardo Padilla Silva)/FEMSA

  • Índice de Gestión Financiera: 40 puntos
  • Deuda/ Ebitda:2.7 veces
  • Tasa de interés implícita: 6.2%
  • Cobertura de intereses: 6.2 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -41.8 días
  • Rentabilidad (ROIC): 5.7%
  • Razón corriente: 1.2 veces 
  • Deuda / capital propio: 45.3%

17. Luis Eduardo Ramírez Herrera/Grupo Bafar

  • Índice de Gestión Financiera: 39 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 3.2 veces
  • Tasa de interés implícita: 4.4%
  • Cobertura de intereses: 8.2 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: 16.1 días
  • Rentabilidad (ROIC): 6.4%
  • Razón corriente: 2.0 veces
  • Deuda / capital propio: 69.0 %

18. Héctor Jesús Treviño Gutiérrez/Coca-Cola FEMSA

  • Índice de Gestión Financiera: 32 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 2.8 veces
  • Tasa de interés implícita: 7.2%
  • Cobertura de intereses: 4.8 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: -38.0 días
  • Rentabilidad (ROIC): 6.9%
  • Razón corriente: 1.2 Veces
  • Deuda / capital propio: 71.6%

19. José Javier Cantú Cobo/(hasta febrero 2015 Emilio Ernesto González Lorda)/Xignux

  • Índice de Gestión Financiera:  27 puntos
  • Deuda/ Ebitda: 3.5 veces
  • Tasa de interés implícita: 6.4%
  • Cobertura de intereses: 4.3 veces
  • Periodo de cobro menos periodo de pago: – 17.3 días
  • Rentabilidad (ROIC): 7.0%
  • Razón corriente: 1.4 veces
  • Deuda / capital propio: 11.7%
metodología cfo

 

Siguientes artículos

7 de cada 10 personas con discapacidad, sin trabajo
Por

Cinco de cada 10 discapacitados en México no posee prestaciones laborales.