México está transitando por un momento clave para el impulso de un ecosistema digital en los sistemas de transacciones monetarias que apoye a la inclusión financiera de los sectores que históricamente han estado fuera de la banca y la disminución del uso del efectivo.

Esto debido a que tanto los actores gubernamentales, las instituciones bancarias y las empresas de tecnología de procesamiento de pago con participación en el país están enfocados en estos objetivos, señala Jorge Noguera, presidente de México y Centroamérica de Mastercard.

El ejecutivo de esta empresa de procesamiento de pago global advierte que uno de los principales retos que enfrenta el gobierno mexicano es la disminución del uso de efectivo en las transacciones monetarias de los mexicanos, que se calcula se ocupa en 85% de las transacciones.

Te puede interesar: Trabajarán Segob y SHCP en identificación ‘fundacional’ desde el nacimiento

El uso del efectivo en el país representa un costo del orden de 3% del Producto Interno Bruto (PIB), además está relacionado con el lavado de dinero, los fraudes fiscales y la economía informal.

Sin embargo, para duplicar las transacciones electrónicas el primer y más importante reto es garantizar que éstas sean tan seguras para los usuarios como se considera al intercambio físico de dinero, detalló Jorge Noguera, presidente de México y Centroamérica de Mastercard.

“Finalmente es necesario saber que quién está haciendo la transacción es quien dice ser, entonces necesito validar tres cosas: que sea el usuario de la tarjeta, que la tarjeta sea válida y la transacción sea válida.

El gobierno lo está buscando, los Fintech, la banca. Entonces ese es un primer gran paso, el segundo es el de confianza, que ahí entramos nosotros, que productos de tecnología, estándares y garantías traemos al mercado para que tú confíes en una transacción de la forma en la que hoy confías en el efectivo”, detalló Noguera en entrevista con Forbes.

En el caso del aumento de la inclusión global, el directivo explica que es posible conseguirla apoyándose de experiencias globales, desarrollos e inversiones que se han hecho a nivel global y replicarlas en México.

Durante el segundo trimestre del año iniciará el proceso de pruebas piloto para el uso de CoDi, la plataforma de cobros digitales.

El objetivo de la implementación de este sistema de pagos digitales es permitir a los mexicanos realizar y recibir pagos a través de sus teléfonos inteligentes sin costo en transferencias de hasta 8,000 pesos.

La aplicación que será uniforme en todos los bancos del país solicitará a los clientes un número de identificación y su huella digital para acceder al sistema; al validar estos datos, los usuarios indicarán el monto a ser pagado y el sistema generará un código QR que podrá ser captado por el teléfono de la persona que desee hacer el pago.

Lee también: CoDi, el nuevo sistema de pagos móviles, alista su entrada a pruebas piloto

“Nosotros estamos muy interesados en que todas estas tecnologías aparezcan en en mercado porque son tecnologías que van a traer mucha más inclusión y mucha más utilización de transacciones tecnológicas que son las que todos estamos buscando.

Sin embargo, nosotros proponemos estándares de interrelaciones. la vulnerabilidad y seguridad de un sistema deben ser el primero y mucho de esos estándares están creados.

 

Siguientes artículos

farmouts
Pemex detiene la caída petrolera en el tercer mes de AMLO
Por

El gigante energético produjo 1.701 millones de barriles de crudo diarios, 4.8% más frente a 1.623 millones de barriles...