EFE.- La generación millennial es, posiblemente, la más descrita pero no es la más reciente. Tampoco la Generación Z, a la que pertenecen la mayor parte de los veinteañeros y adolescentes actuales. El futuro es la Generación Alfa. Los niños que han nacido y nacerán de 2010 a 2025. El nombre se suele atribuir al sociólogo australiano Mark McCrindle.

Los “millennial” han sido descritos como ansiosos, narcisistas, egoístas y que se creen con derecho a tener todo lo que ansíen. La Z, sin embargo, ha sido etiquetada como una generación de justicieros sociales, más comprensivos con los cambios sociales y más fluidos en cuanto a preferencias sexuales y géneros. ¿Cómo serán los Alfa? Hijos de los millennials.

En  The Guardian, Henry Rose Lee, describió a los Alfa como “los millennials con asteroides”. No en vano, los Alfa son los hijos de los que conforman esa generación. Algo que para Celia Díaz Catalán, doctora en sociología, “La cuestión debería ser quiénes son los padres de los llamados Generación Alfa. Porque el problema sobreviene de cómo es la educación que ya están recibiendo y la atención que pueden recibir de sus padres”, señala Díaz Catalán.

Jeff Fromm, autor de “Marketing para la Gen Z”, contó a un medio estadounidense que los Alfa se quejarán por la tecnología de transmisión. Serán impacientes cuando las cosas no satisfagan sus necesidades rápidamente y asegura que la capacidad de atención de estos niños será muy inferior a la de sus antepasados y que, de hecho, ya se está reduciendo. Y la presencia continua y abrumadora de pantallas puede hacer que sean más asociales que los Z.

Para la doctora en sociología es importante señalar una diferencia fundamental con el resto de generaciones: la desigualdad social.“Si bien crecen con los dispositivos tecnológicos con pantallas y acceso a internet, como la anterior, esta generación sufre una mayor segregación en escuelas y en los propios barrios”, indica la experta.

Te recomendamos: Solteros, sin hijos y viviendo con sus papás, así son los millennials en México: De las Heras

Los especialistas aseguran que es fundamental que los padres racionen y limiten el uso de la tecnología de sus hijos, además de que los acompañen en las experiencias en el entorno digital.

“Aquellos que tienen familias con tiempo que dedicarles en el ocio en entornos digitales y que, además, conozcan bien estos, tendrá capacidades para discernir qué lugares visitar, qué fuentes son fiables, qué peligros existen en la red.  Aquellos que se encuentren en situaciones más precarias, que seguramente sean más que los primeros, tendrán más dificultades en los procesos evolutivos y cognitivos, pues ya se detectan más dificultades en el lenguaje, así como en la atención, como resultado de la interacción por largos periodos con pantallas”, explica la doctora.

De hecho, las corrientes educativas que abogan por restringir la tecnología ganan cada vez más simpatizantes. Volver a la madera en la época de las pantallas.Ciertas informaciones apuntan a que los alfa serán más libres y desarrollarán su carrera profesional de una manera menos rígida, sobre todo, como emprendedores. Es una idea que no comparte Díaz Catalán. “Dudo que sean más emprendedores, al menos como generación, pues en realidad les estamos impidiendo en términos generales muchas cuestiones que son fundamentales para emprender o para ser creativos”.

“Ya afirman los especialistas que los niños pequeños ahora no se aburren, que tienen menos paciencia y estos son dos aprendizajes fundamentales para esas habilidades que parecen clave en las profesiones y puestos que, ahora, se consideran importantes, por mucho que estén relacionadas con los entornos digitales”, añade.

Te puede interesar: Ojo, millennials, por esta razón no los promueven en su trabajo

Con tantas generaciones conviviendo, se hace un poco complicado determinar quién pertenece a cuál. Antes, el inicio y fin de las generaciones estaban marcados por hecho históricos. En la actualidad, estas delimitaciones están más relacionadas con la tecnología.

Desde la más antigua a la más moderna, se puede tomar como punto de partida a los “baby boomers”. Ellos nacieron entre 1946 y 1964. Es una generación marcada por la posguerra de la II Guerra Mundial y la rebeldía de la década de los años sesenta. Tuvieron una infancia difícil, pero con una capacidad de crecimiento y mejora aceptable.

Tras ellos, llegó la Generación X. Ellos nacieron entre 1965 y 1979. Los adelantos tecnológicos comenzaban a fraguar en la sociedad. En septiembre de 1975, IBM presentó el IBM 5100. El Apple I, se lanzó en 1976. Se comenzaba a intercalar la sociología con la tecnología.

Para seguir con el alfabeto latino, los siguientes en llegar al mundo fueron los niños de la Generación Y o, como más se les conoce, los “millennial”, que nacieron entre 1980 y 1993. De esta generación se dice que fue la primera que convivió con total normalidad entre los juegos en la calle y las consolas. En su adolescencia y juventud presenciaron el inicio del uso y conquista de internet y lo hicieron suyo.

Y, por último, hasta esa nueva hornada llamada Alfa, está la Generación Z, nacidos entre 1994 y 2010. Gran parte de su vida trascurre en las redes sociales, están conectados digitalmente entre ellos y no saben lo que es un disquete o cómo se rebobina un casete.

Te podría interesar: 

Seguros de propiedad, red para cazar millennials

 

Siguientes artículos

Impactos del cambio climático y las migraciones
Por

La migración es parte de nuestra historia desde sus comienzos más inmediatos. Los seres humanos y otros seres vivos se d...