Mientras las autoridades sanitarias analizan si endurecen las medidas de confinamiento en casa para las familias mexicanas ante la pandemia del coronavirus Covid-19, prácticas como la telemedicina se han convertido en herramientas de valor para quien quiere tener acceso remoto a consultas médicas o con especialistas sin arriesgarse a salir de casa.

Además de contribuir a descongestionar los servicios tradicionales de atención a la salud, la telemedicina agrega valor como eficacia e inmediatez y atención ciudadana. Sin embargo, de acuerdo con especialistas de Doc.com, una startup que ofrece una app de consultas médicas con un servicio premium de 40 pesos mensuales con consultas médicas y psicológicas dedicadas, en México y el resto de América Latina la telemedicina todavía no es una herramienta popular.

También lee: Esto es lo que hacen las empresas contra el Covid-19

La principal razón es la desconfianza hacia los servicios actuales y porque la gente está acostumbrada a la atención médica tradicional en nuestros países, afirma Itzel Ocampo, directora médica de Doc.com, una startup mexicana que ofrece el servicio de telemedicina.

“En EU ya es algo que todo mundo hace y lo están practicando, hay mucha gente que practica la telemedicina”, dice Itzel Ocampo, directora médica de Doc.com. “Es sumamente importante que nosotros nos sumemos a ese barco y nos podamos meter en todo el asunto de la telemedicina porque tiene muchos beneficios”.

La ventaja de una app como la de Doc.com, que se puede bajar de forma gratuita de las tiendas de Apple y Android, es que se basa en tecnologías de inteligencia artificial y blockchain, con el valor agregado de conectar a los usuarios con doctores y psicólogos de carne y hueso.

TAMBIÉN LEE: Pídete un .Doc, la startup mexicana que lleva al doctor a tu mano

Esta firma busca contribuir a deshacer algunas brechas en la región, como el hecho de que hasta 30% de la población en América Latina y el Caribe no tiene acceso a la atención médica por razones económicas, y el 21% no busca atención debido a barreras geográficas.

Además, también hay un dique en cuanto a la brecha digital pues en países como México la penetración de internet (fija o móvil) es apenas superior al 73% de la población (86 millones de personas), de acuerdo con datos del gobierno federal.

Descarga tu app DOC.COM en App Store para tu iPhone y la Play Store para tu smartphone Android

Eso se traduce en una muy baja penetración de personas que utilizan servicios digitales de salud pues en México sólo 5% de los 86 millones de internautas han descargado una aplicación de salud o cuidado personal, de acuerdo con la firma de investigación The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

“Se trata de llevar conectividad a todos los mexicanos y también llevar las herramientas o enseñar a los que tienen las herramientas actualmente a que las utilicen forma adecuada”, señala Rolando Alamilla, gerente de investigación de mercado de The CIU.

Telemedicina a la mexicana

México ya está avanzando en el desarrollo de más aplicaciones dedicadas a ofrecer este servicio, sobre todo en estos tiempos, en que se ha vuelto una necesidad quedarse en casa por la pandemia provocada por el brote del Covid-19.

La empresa ByPrice – que ofrece una herramienta en donde se pueden comparar productos de supermercados y farmacias de México en tiempo real – lanzará la iniciativa Salud México a finales de abril con el fin de apoyar a la población a encontrar una opción más económica en la compra de medicamentos y en consultas médicas.

“Salud México es una plataforma, un hub de servicios de salud integral en donde unimos telemedicina y recetas digitales, al mejor precio garantizado de los medicamentos, pagos en la plataforma y entrega a domicilio en 45 minutos”, señala Víctor Casanova, CEO de ByPrice y cofundador de Salud México a  Forbes México.

En una primera instancia va a tener capacidad para atender alrededor de 2,000 a 3,000 consultas, en la Ciudad de México con un pool de doctores de base y con ayuda de un sistema que analiza la sintomatología de los pacientes con algoritmos de inteligencia artificial para después canalizarnos con un médico.

Byprice tiene la capacidad de monitorear todos los precios que existen de productos de farmacia en el mercado de tiempo real, geolocalizando al paciente. Estamos conectados a 1,000 fuentes de información. De esta forma podemos ver en que farmacia afiliada se encuentra más barato y si no cualquier farmacia que este afiliada en ese momento se pone al mismo nivel de precio de la farmacia no afiliada con la finalidad de garantizarle al paciente el mejor precio”, agrega Casanova.

En una segunda fase buscan llegar a Monterrey y Guadalajara, con estas ciudades estarían cubriendo el 75% del mercado, y posteriormente el resto del país, nos va a llevar 6 a 9 meses para cubrir el país.

Así se ve una consulta con .DOC, la app de Doc.com.
Así se ve una consulta con .DOC, la app de Doc.com.

Doctores a mano, fácil y sin riesgo

De acuerdo con Ocampo, la directora médica de Doc.com, es que el uso de la telemedicina y de apps como la que esta firma ofrece es que forman parte de una contención masiva en tiempos de pandemia como la actual.

“Uno de los grandes beneficios es contribuir a que el sistema de salud pública disminuya la cantidad de pacientes que tienen que podrían tener una vigilancia y tratamiento en casa. El hecho de que podamos disminuir el número de pacientes para que sólo vayan los que tienen una consulta presencial o servicio de urgencias, es muy importante”, señala Ocampo.

Los avances en la telemedicina son cada vez más relevantes, por ejemplo, existe un proyecto de lectura de signos vitales por reconocimiento facial que puede ayudar más adelante a aplicaciones como Doc.com para acercarlos más al paciente y disminuir esas limitantes al no realizar una exploración física.

Hemos encontrado soluciones en los weareables que se usan para tratar de mapear los síntomas del coronavirus, al parecer han encontrado una relación entre el ritmo cardíaco con los síntomas. Los weareables combinados con aplicaciones pueden potenciar mucho e ir un paso más en este proceso de monitoreo de enfermedades no transmisibles y de tu estado físico para saber en que estado físico te encuentras”, agrega Samuel Bautista, consultor de The Ciu.

El año pasado el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció el Programa de Telemedicina, para acercar servicios especializados a derechohabientes en el noroccidente del país con el objetivo de consultar en tiempo real a pacientes en tratamiento a través de videoconferencia, pero no con los resultados esperados.

“El 4 de abril fue su fecha reciente de actualización, pero los grandes problemas que tienen es que prestan servicios administrativos, o sea te permiten identificar clínicas, realizar algunos tramites pero no resuelve como tal un servicio médico. Como si lo hace la aplicación móvil de Covid-19 que lanzó el Gobierno Federal, que si te permite hacer un autodiagnóstico de Covid”, señala Bautista.

Ocampo, de Doc.com, explica que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSTE), en donde también trabaja como líder de quirófano, también tiene un servicio de telemedicina exclusivo para los derechohabientes que están en zonas más remotas y que no tiene un acceso a un especialista.

“No es el mismo modelo que el de nosotros, pero queremos hacerlo para toda la población en general y hacer una alianza con sistema de salud publica en general para ayudarnos entre todos”, puntualiza la especialista médica de Doc.com.

Sigue la información de los Negocios en nuestra sección especializada

Con información de Sheila Sánchez

 

Siguientes artículos

Federico Cerdas Covid-19 oportunidad
La oportunidad de oro que trajo el Covid-19 al sector de construcción en México
Por

Federico Cerdas, CEO de Global Bussines Inc, esta oportunidad podría generar una derrama económica sin precedentes para...