Algunos piensan todavía que Buró de Crédito impide que las personas o empresas accedan a los créditos que necesitan cuando la realidad es totalmente lo opuesto: Buró de Crédito facilita el otorgamiento crediticio.

Buró de Crédito construye historiales de crédito a partir de la información que los otorgantes de crédito le reportan.

La primera confusión es que Buró de Crédito es una lista negra de morosos. La realidad es que los historiales crediticios son un espejo fiel de las decisiones que toman los acreditados. Ahí aparece tanto la información positiva como también la negativa.

Depende de nosotros, como individuos o empresas, construir y mantener un buen historial crediticio a través del pago puntual de nuestros compromisos. El Reporte de Crédito sirve como carta de presentación ante el mundo del crédito.

Para evaluar a un potencial cliente, los otorgantes usan diversos factores dentro de sus modelos de negocio y de riesgo; el historial crediticio es tan sólo uno de estos elementos. Otros incluyen, por ejemplo, la edad, los ingresos, los dependientes económicos, la capacidad crediticia, etc.

Como vemos, Buró de Crédito no autoriza, ni niega crédito alguno. Esa atribución recae exclusivamente en cada otorgante de crédito.

Si no existieran los historiales crediticios o si la información dentro de ellos fuera limitada, no tendríamos un documento lo suficientemente exhaustivo para que nos respaldara ante los otorgantes de crédito. A la vez, ellos carecerían del conocimiento necesario para evaluar si podemos hacerle frente a un crédito. Tampoco hace sentido que el otorgante brinde un crédito que no le van a poder pagar. La relación entre acreditado y otorgante tiene que ser de ganar-ganar para que ambos puedan beneficiarse de la relación de negocios.

El historial crediticio viene a solucionar la incertidumbre a la hora de originar un crédito. Por un lado, si tenemos un historial sano, estamos mostrando que sabemos manejar un crédito de forma responsable y por el otro, el otorgante sentirá mayor confianza a la hora de prestar. De esta manera es más probable llegar a préstamos de mayor monto y plazo, y a menor tasa de interés.

¿Y si mi historial tiene impagos no me van a prestar? Depende del otorgante a quien se le haga esta pregunta; como platicaba hace un momento, cada otorgante tiene sus propios criterios para dar o rechazar solicitudes de crédito. Algunos son más conservadores que otros; algunos les gusta el riesgo y a otros no tanto.

Si un acreditado tiene problemas de pago y/o atrasos lo peor que se puede hacer es esperar a que la deuda crezca hasta ser inmanejable.

La mejor opción es rehacer el presupuesto y ponerse al corriente en los pagos; el Reporte de Crédito se actualizará para mostrar el cambio en el comportamiento de pago y según las buenas decisiones que se tomen volverá a renacer la confianza entre los otorgantes de crédito.

En caso de que lo anterior no baste lo que hay que hacer es acercarse, cuanto antes, al otorgante de crédito para buscar una solución de pago.

Dado que el historial crediticio es muy completo, estos acuerdos de pago también se verán reflejados en el documento.

No olviden que pueden consultar su Reporte de Crédito de forma gratuita una vez cada 12 meses.

 

Contacto:

Twitter: @BurodeCreditoMX

Facebook: Buró de Crédito México

Página web: Buró de Crédito

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El crecimiento no se demuestra con promesas
Por

Es momento, por un lado, de dejar las “promesas de campaña”. Y, por otro, de dejar de “quedar bien”. Si seguimos como ah...