Que el iPhone ha sido un éxito es un tema que no está a discusión. Pocos productos han tenido un impacto tan grande en la historia de la humanidad como éste, que desde su lanzamiento hace 9 años ha vendido más de 1,000 millones de dispositivos y definido un segmento.

Con tales antecedentes no es sorpresa que  las expectativas por cada nueva versión del teléfono sean cada vez más altas, y a pesar de las críticas Apple ha sabido cumplir con ellas, si bien no siempre con el mismo éxito, sí ha conseguido mantener la curva de ventas en ascenso. En esta ocasión, a pesar de que tocaba el turno a un cambio de generación de sus equipos, el iPhone 7 se siente más como una extensión mejorada del iPhone 6S que como una transición generacional, lo que si bien no es necesariamente algo malo, quizá podría haber dejado a algunos de los fanboys más acérrimos con ganas de notar más distancia entre versiones de las ofrecidas por Tim Cook y compañía.

Con el iPhone 7 y iPhone 7 Plus, Apple lo hace de nuevo: ofrecen una versión ligeramente más refinada del teléfono que demostró ser un éxito y mejoran también la experiencia que millones de personas alrededor del mundo buscan.

Si bien el resultado no es espectacular, hay más de un par de cosas a destacar sobre la edición más reciente del teléfono que lo cambió todo. ¿Vale la pena? Lo probamos para ustedes.
3

Diseño y materiales: El aspecto del iPhone 7 no difiere radicalmente de su predecesor. El aluminio cepillado con bordes curvos y el vidrio con acabado oleofóbico son la constante. Además de las adiciones a la gama de colores  —al plata, dorado y rose gold se suman un negro mate y un negro brillante— Los dos cambios más notorios son la reducción del espacio asignado a las antenas en la parte trasera –que ahora ocupan una zona mínima en los extremos– y un borde con contorno suavizado para la(s) cámara(s).

Un nuevo botón de home: Un clásico del iPhone, el botón de home, ha sido reemplazado. Lo que solía ser un dispositivo físico es ahora un espacio que en vez de contar con un sistema mecánico utiliza un sensor capaz de reconocer la presión que se ejerce sobre él (similar a 3D Touch, la tecnología introducida en la pantalla del iPhone 6S, o Force Touch en el Apple Watch y el touchpad de la nueva MacBook) y responde al tacto con una pequeña vibración.

Además de funcionar como botón físico, reconocer tu huella digital y darte acceso a la pantalla (al deslizar dos veces para abajo desliza el borde superior de la pantalla hacia abajo para que alcances las esquinas con el pulgar), el nuevo home sólido permite eliminar los empaques y muelles mecánicos, lo que no solo reduce la probabilidad de fallas de la parte, sino que facilitó que el teléfono insignia de Apple fuera a prueba de agua.

15

Adiós, audífonos con cable: Bueno, más o menos, en realidad si quieres conectar tus audífonos convencionales (dentro de la caja vienen unos), puedes hacerlo con el convertidor de 3.5 a lightning. Apple no es la primera compañía en hacerlo (HTC, Oppo e incluso Moto lo han hecho en el pasado) y seguramente no será la última. La eliminación de este puerto no sólo abre la puerta a la adopción masiva del bluetooth como forma de conexión, sino que también fue un factor decisivo para hacer al iPhone a prueba de agua.

Resistencia: Ya era hora, el iPhone 7 tiene es a prueba de agua y polvo. Construido bajo el estándar IP67, resiste hasta 30 minutos bajo el agua.

Rendimiento: Para dejar las cosas en claro, basta una comparación: El A10 Fusion, el primer chip en la historia del iPhone en tener cuatro núcleos, es tan potente como el de la MacBook Pro de 2013 (al comparar el rendimiento de un núcleo) y supera a los 5 mejores Android del momento (según Geekbench) tanto en desempeño de un núcleo como de múltiples núcleos.

benchmark-1

El A10 está compuesto de dos núcleos de 2.34 GHz y otros dos encargados de las funciones menos demandantes y que consumen 20% de energía comparados con los procesadores principales, según dijo Phil Schiller durante la presentación de Apple el mes pasado. Eso tiene a los expertos de cabeza, Chipworks, por ejemplo, aún intenta dilucidar en dónde están esos dos núcleos, y GSM Arena explica que éstos se encuentran dedicados únicamente al sistema operativo: “Ningún juego o aplicación puede acceder a ellos”. El resultado, en teoría, debería ser un aumento en la duración de la batería. Más de eso en un momento.

Y, aunque el iPhone 7 tiene 2 GB en RAM y el 7 Plus tiene 3, lo reiteramos una vez más: Aunque otros teléfonos de la categoría ya cuentan con 4 GB, el rendimiento que alcanzan los teléfonos de Apple obedece en buena parte a que el hardware y el software están hechos para trabajar de la mano, algo en lo que Apple es el rey —no obstante, ahora enfrentará competencia de Google—.

Display: El iPhone 7 tiene un display de 4.7 pulgadas con una resolución de 1334 x 750 pixeles (326 ppp), mientras que el 7 Plus tiene una pantalla de 5.5 pulgadas con resolución 1920 x 1080 (401 ppp)

Aunque Apple reporta un incremento de hasta 25% en el brillo de las pantallas de su nueva generación, no es una característica que destaque demasiado. En realidad el retina display ha hecho un muy buen trabajo desde su llegada en el iPhone 4 y en esta actualización las diferencias son apenas perceptibles.

Lo que sigue refinándose, particularmente con la llegada de iOS 10, es 3D Touch, la función de sensibilidad a la presión del teclado que permite interactuar de forma única tanto con el sistema operativo como con las aplicaciones. Por ejemplo, la función de acceso directo del menú inferior ya ofrece tres opciones de intensidad de la lámpara, o lapsos precargados al temporizador con sólo oprimir un poco más fuerte los íconos de cada función.

Cámaras: El cambio más notable del iPhone 7 se encuentra en la cámara, especialmente la del Plus.

Las cámaras principales de ambas versiones del iPhone 7 tienen un nuevo sensor de 12 megapixeles y un lente de 28 mm de 6 elementos con apertura f/1.8 (mayor apertura que los f/2.2 del 6S), y ahora ambas cuentan con estabilizador óptico (en pasadas generaciones esta característica estaba presente sólo en la versión Plus), y ambas tienen una cámara frontal de 7 megapixeles (vs 5 del 6S).

Ambas cámaras también son capaces de capturar imágenes en RAW, algo así como un negativo digital que permite tener un mayor control del resultado de la imagen, pero a este tema dedicaremos una publicación aparte en los próximos días.

No obstante, el 7 Plus cuenta con dos cámaras, además de la ya mencionada, incluye otra de 56 mm con apertura f/2.8. Se trata de un telefoto que permite hacer un zoom óptico de 2X, que entrega mayor claridad y definición al hacer acercamientos. Así lucen comparadas dos imágenes tomadas con ambos lentes:

1x2x

Puedes ver más ejemplos de imágenes en el álbum dedicado al iPhone 7 Plus nuestro Flickr.

Ésta no es la primera vez que vemos dos cámaras en un teléfono, tanto LG como Huawei los han integrado en sus G5 y P9, respectivamente, pero el enfoque es distinto, mientras que LG usa el segundo como un gran angular y Huawei opta por aprovecharlo para capturar mejor las sombras y dotar a sus imágenes de mayor profundidad, Apple lo usa para hacer zoom e integrarlo en un nuevo modo de foto llamado Retrato (disponible próximamente dentro de una actualización de iOS en algún punto de octubre), que permite desenfocar una imagen para dar un toque artístico –algo conocido como Bokeh–.

¿Los contras? Dadas las características del segundo lente (por su apertura es capaz de recibir menos luz que el principal), el sistema operativo lo activa únicamente en condiciones de buena luminosidad, lo que significa que al atardecer o de noche, bloqueará la segunda cámara y entregará un zoom digital de la imagen, sin avisar.

En cuanto al video, la cámara principal puede grabar 4K a 30 fps, 1080 a 30 o 60 fps y 720 a 30 fps. En lo que respecta a cámara lenta, puede grabar a 1080 a 120 fps y en 720 a 240 fps.

Batería: Éste sigue siendo el gran pendiente del iPhone. Mientras que otros equipos ya son capaces de entregar hasta 2 días de carga (hola, Mate 8), Apple se ha empeñado en sacrificar autonomía por estética. El iPhone es uno de los equipos más delgados pero también uno cuya carga puede quedar a deber especialmente en escenarios demandantes, particularmente en el caso del 7, no así del 7 Plus.

Aun así, tanto el 7 (1,960 mAh) como el 7 Plus (2,900 mAh) ofrecen un poco más de rendimiento que sus predecesores y en el caso del Plus el rendimiento se encuentra a la par de otros modelos de pantalla grande, como el Nexus 6P.

Experiencia: Quizá el punto más importante de todos. Más allá de las especificaciones técnicas y el diseño, Apple puede jactarse de ofrecer algo que muy pocos de sus competidores pueden: ofrecer consistencia. Desde su lanzamiento, iOS no ha hecho sino refinar la experiencia del usuario, podemos debatir largamente qué funciones ha tomado iOS de Android y viceversa, pero al final lo que realmente importa es que el sistema operativo por sí solo probablemente vende tantos teléfonos como el diseño.

Éste es un hecho que la gran mayoría de los detractores de Apple pasa por alto. No, muchos de los fans del iPhone no lo compran por la búsqueda de status ni porque les encante pagar más por un equipo, aunque haya otros “más poderosos” o “personalizables” en el mercado, lo hacen porque iOS es simple, directo y, sobre todo, porque funciona.

Este tuit de Horace Deidu, uno de los analistas tecnológicos más respetados de Silicon Valley y fundador de Asymco, pone de manifiesto el hecho de que, de los más de 1,400 millones de dispositivos móviles de Apple (los que usan iOS) desde el lanzamiento del primer iPhone en 2007, más de 800 millones se encuentran activos. Eso significa sólo una cosa: que mucha gente prefiere usar un iPhone o iPad de generaciones anteriores aunque la experiencia no sea necesariamente la ideal (las actualizaciones complican el flujo del sistema en los equipos entre el 4S y el 5C) que usar otro sistema operativo.

screen-shot-2016-10-10-at-2-59-05-am

Con iOS 10, Apple repite la fórmula: Hace mejoras incrementales a su sistema, esta vez un poco más radicales —como la forma en que se desbloquea el sistema—, y añade ese factor de novedad, mínimo si se quiere, a la ecuación.

Precio. Si bien el equipo de Apple aseguró que el iPhone 7 costaría lo mismo que su predecesor, es necesario ver esas declaraciones bajo el entendido de que ya no existe el modelo de 16 GB, que solía ser la entrada, y ahora las opciones van desde los 32 GB y los 128 GB hasta los 256 GB. Eso es mucho espacio, pero tiene un precio, uno muy alto: el iPhone 7 empieza en 15,499 y llega hasta los 22,899 en su versión Plus de 256 GB.

 

Balance

El iPhone 7 es un modelo que con las mejoras en la cámara –especialmente en el 7 Plus–, su resistencia al agua y su sistema operativo puede convencer sin problema de actualizar su equipo a aquellos que tienen un iPhone 6 o previo, pero difícilmente a quienes tienen un iPhone 6S.

Es cierto, el iPhone 7 carece de algunas de las cosas que muchos de nosotros ponemos en nuestra lista de un teléfono ideal: no tiene una ranura para escalar el almacenamiento interno ni es compatible con carga rápida y tampoco se ha subido a la ola del puerto USB-C. Sin embargo, si has llegado hasta este punto de esta reseña es obvio que nada de eso te importa porque la suma de las partes de todo lo que hace un iPhone va más allá de esos detalles. Y eso está bien, éste es un teléfono pensado para sus usuarios, tan sexy como lo fueron sus generaciones pasadas al ser lanzadas.

No obstante, en esta generación se ha ampliado la brecha entre el modelo de 4.7 y el de 5.5 pulgadas. La versión Pro tiene más poder bajo el cofre, la versatilidad de las dos cámaras, una mejor batería y más densidad de pixeles en pantalla, por lo que no podemos decir que actualizar al iPhone 7 tiene más sentido para aquellos que usan un iPhone 6 que un 6s, y si piensas ir por uno, hoy más que nunca recomendamos optar por un 7 Plus, tanto la pantalla, como el RAM y la cámara valen completamente la pena.

Al final, creemos que el iPhone 7 es un modelo de transición, uno que no alteró radicalmente la línea de producción de Apple con el 6S y que prepara el camino para la llegada del teléfono de aniversario en 2017, cuando se cumplan 10 años de la histórica presentación del iPhone por parte de Steve Jobs. Hasta entonces.

 

Más imágenes

 

 

Siguientes artículos

Airbus reducirá la fabricación del avión más grande del mundo
Por

Airbus ha dicho que el avión de dos pisos sigue resultando atractivo porque cree que ayuda a resolver la congestión aero...