“Quiero invertir en una franquicia, pero no sé por dónde empezar”, quizá esta frase representa uno de los pensamientos más recurrentes entre algunas personas que tienen el deseo de invertir una parte de sus ahorros para emprender un negocio propio, estable y redituable.

Datos recientes de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) señalan que alrededor del 85% del total de franquicias que existen en el país son mexicanas, además de que este sector crece a un ritmo promedio anual de 10%, cuatro veces más que la economía, y genera 3.7% del PIB nacional.

Posicionada como una opción de rápido crecimiento y sencilla operación que funciona muy bien como segunda fuente de ingresos o para iniciarte en el camino empresarial, la franquicia mexicana Shifu, fundada en el puerto de Veracruz y con más de 100 franquicias distribuidas a lo largo y ancho de la República Mexicana, es un botón de muestra del éxito que puede conseguir un modelo de negocios franquiciable.

Desde productos de papelería, higiene personal, cocina, bisutería, juguetería, entre otros, son los que se encuentran en los estantes de esta franquicia; Shifu señala que, a través de la venta al detalle de esta mercancía, los franquiciantes obtienen una utilidad superior al 50% en mezcla de producto.

PUBLICIDAD

Desde su creación hasta el día de hoy, Shifu vino a cambiar el panorama de negocios en este sector, ya que es de las pocas franquicias que no pide cuota ni regalías y es la única de baja inversión que incluye la completa adecuación del local (en tan solo dos días queda listo), además de capacitación y todo lo necesario sin la necesidad de volver a invertir.

El negocio de esta franquicia se originó basado en la necesidad creciente que tiene el consumidor por adquirir productos de buena calidad a precios más bajos. A una clase de estos artículos se les identifica como productos de impulso, y son aquellos que, al momento de encontrarlos, surge de forma natural la necesidad de adquirirlos.

Su modelo de negocio se enfoca principalmente en mujeres y niños, ya que ofrece una infinidad de productos como juguetes, papelería, bisutería o artículos del hogar, divididos en precios muy económicos: desde $5 pesos y llegando a un límite de $30 pesos.

Hoy por hoy Shifu apuesta por el sistema de franquicias debido a su atractivo modelo de negocios y reconocida por la AMF, como una de las mejores franquicias de venta al detalle.

Ventajas de unirte a la franquicia Shifu

-Oferta amplia de productos y artículos mediante los cuales se cubren varios segmentos de mercado.

-Shifu brinda a la franquicia asesoría permanente ante cualquier situación.

-No hay cobros por publicidad ni regalías al franquiciatario.

-El tiempo de recuperación de la inversión para el franquiciatario es de aproximadamente 10 meses a partir de la apertura del negocio.

-Incluye un inventario inicial de una gran variedad de productos para poner en marcha la franquicia Shifu.

-Shifu incluye la adecuación completa del local en cuanto a mobiliario y anuncios, además del sistema único de cobro Shifu, realizada por técnicos especializados.

Así opera Shifu, una de las franquicias de bajo costo con mayor crecimiento en México

 

Siguientes artículos

3 empleados se accidentan con las paredes de cristal en Apple Park
Por

Al menos tres incidentes por chocar con las paredes de cristal se han reportado en informes al 911 desde que abrió sus p...