Se acerca la fecha para el tercer y último debate entre los candidatos a la presidencia de nuestro país, durante este debate los ciudadanos podremos a través de las redes sociales preguntar los candidatos sobre alguno de los temas que se incluirán en el mismo, pero esto no es solamente lo que debe llamar nuestra atención. Los temas que se tratarán en cada uno de los bloques son los siguientes: en el primero, crecimiento, pobreza y desigualdad; en el segundo, educación, ciencia y tecnología; finalmente en el tercero, salud, desarrollo sustentable y cambio climático.

Todos ellos, especialmente el primero (crecimiento, pobreza y desigualdad) está íntimamente vinculado con la realidad de nuestro país. De acuerdo con la última “Pobreza y género en México: hacia un sistema de indicadores” del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Ceneval), las mujeres mexicanas tienen una sobrecarga de trabajo doméstico sin pago de entre 12 y 17 horas por semana, la discriminación salarial contra las mujeres en México se ha acentuado, especialmente en quienes están en una situación de pobreza, pues las mujeres ganan una quinta parte menos que los hombres aun teniendo el mismo nivel educativo. Si la medición se centra en mujeres indígenas en zonas rurales que viven en pobreza, las cifras son alarmantes pues son 85.1% de ellas la que padecen algún tipo de pobreza (40.1 viven en pobreza moderada y 45.0% en pobreza extrema). Es alarmante también la disminución de la pobreza desde grupo en específico pues de 2010 a 2016 fue de solamente 1.3% al pasar de 86.4 a 85.

Pero ¿qué tanto les importa a los candidatos este tema? Haciendo una revisión de sus plataformas políticas, las cuales están disponibles en la página del Instituto Nacional Electoral, todas las plataformas de los candidatos señalan programas que tienen que llevarse a cabo para combatir la violencia en contra las mujeres y para tratar de solucionar varios de los puntos que he mencionado anteriormente, sin embargo, queda pendiente todavía el cómo lo van hacer, hablan de campañas de prevención, campañas de concientización, programas para mejorar la calidad de vida, el acceso servicios, educación, de mejorar la equidad salarial y del combate a la feminización de la pobreza. Se reconoce la problemática, pero no se señala un camino claro hacia la solución. Las palabras mujer, género y equidad en las plataformas aparecen entre 13 y 27 veces, en gran medida para hacer un diagnóstico de la situación del país, sin embargo, la palabra feminicidio aparece como máximo 3 veces, y en uno de los documentos, el del partido Movimiento de Regeneración Nacional, no aparece una sola vez.

El tercer debate será entonces la última oportunidad que tengan los candidatos para dejar claro qué es lo que pretenden hacer en materia de equidad y género en un país en el que a todas luces nos hace mucha falta una política eficaz que dé solución a estos problemas. Es la última llamada para que los candidatos demuestren su compromiso con las mujeres de México y su interés por mejorar las condiciones de igualdad. ¿Se acordarán de hacerlo o quedará únicamente en la plataforma?

PUBLICIDAD

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @xopimienta

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La deliberación pública sobre el futuro del país
Por

Si exigimos transparencia, debemos ser transparentes. Si exigimos respeto a la ley, debemos respetarla. El modelo de com...