Por: Cecilia Turriago*

La competitividad de un país o una región depende en gran medida de su capacidad de innovar. El espíritu emprendedor y la innovación son centrales en el proceso creativo de una economía. Las empresas nacientes, mejor conocidas como startups, que llevan a cabo estos emprendimientos se encuentran en cualquier sector o industria y la mayor parte de ellas requiere capital de terceros para potenciar su crecimiento y expansión.

Los fondos de capital de riesgo o venture capital invierten en estas empresas. Además de capital, los fondos aportan asesoría continua, acceso a redes de contactos y, a menudo, desempeñan un papel destacado en el reclutamiento de talento clave para la empresa. Sin embargo, los fondos de capital de riesgo no invierten de manera equitativa en empresas fundadas y dirigidas por hombres o por mujeres. En Latinoamérica, solo 5% del total de los fondos de capital de riesgo se destina a empresas fundadas por mujeres, de acuerdo con cifras de la Corporación Financiera Internacional (IFC). Dicha situación tiene efectos importantes no solo en términos de rentabilidad, sino también en la economía de los países, en su desarrollo social y en la creación de valor y riqueza.

¿A qué se debe esta discrepancia?

Las mujeres carecen de representación significativa en el liderazgo de los fondos de capital de riesgo. Estadísticas de la Asociación Latinoamericana de Capital de Riesgo (LAVCA) señalan que solo 7% de los fondos de capital de riesgo en la región cuentan con mujeres con poder de decisión en los equipos de inversión. Esa falta de representación en los equipos que asignan el capital provoca desequilibrios que no solo limitan el acceso equitativo al capital por parte de las emprendedoras, sino que igualmente reduce los retornos de los fondos mismos al excluir de su portafolio oportunidades de inversión altamente rentables.

Visita CONTANTE Y SONANTE y echa un vistazo a las columnas de opinión de +Dinero

La diversidad es un imperativo estratégico cuando se considera la demografía. La población mexicana está conformada por 51% de mujeres, en 2050, representarán el 53%. Además, ellas están a cargo del 64% de todas las decisiones de compra de productos y servicios, según Techcrunch, prestigiado medio de noticias sobre tecnología enfocada a startups. Por su parte, la firma global de servicios financieros Morgan Stanley, también nos brinda otro dato importante: los fondos de capital de riesgo están dejando pasar $3 billones de dólares en oportunidades al no invertir en empresas fundadas por equipos más diversos a nivel global.

Contar con equipos de inversión diversos representa una ventaja comparativa. La diversidad conduce a la creatividad, a perspectivas más ricas y a análisis más completos, es benéfica tanto para los equipos emprendedores, como para los inversionistas. Las inversiones en equipos fundados o cofundados por mujeres aumentan cuando más mujeres se sientan al otro lado de la mesa como inversionistas.  De hecho, varios estudios indican que el género femenino invierte en mujeres emprendedoras a una tasa casi tres veces mayor que los hombres.

Este es el escenario —no obstante, y por fortuna— hoy vemos algunos cambios, las propias emprendedoras empiezan a buscar inversionistas mujeres para garantizar equidad en su capitalización y, a su vez, esas inversionistas alientan a otras mujeres a convertirse en inversoras. Es el caso de Anna Raptis, por ejemplo, quien cuenta con el reconocimiento de la LAVCA y es socia fundadora de Amplifica Capital, el único fondo en México dedicado a inversionistas mujeres.  

Mover la industria de capital de riesgo hacia un equilibrio de género requiere un esfuerzo conjunto tanto de los socios de los fondos, como de los inversionistas institucionales, individuos y familias de alto patrimonio que invierten en ellos. Que la industria del capital de riesgo deje de ser una especie de Club de Toby es una tarea compartida y vamos por ello.  

*Cecilia Turriago es socia fundadora de Enercar, inversionista ángel y mentora de emprendedores en México, Colombia y Portugal.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Billetes
Test: Cuánto sabes de educación financiera
Por

Conoce la definición de educación financiera y haz este rápido test para saber en qué categoría de conocimiento te encue...