Los esfuerzos de diversas cadenas comerciales por conquistar a los consumidores a través del e-commerce son cada vez mayores y Walmart de México y Centroamérica lo sabe, por lo cual su estrategia es reforzar su negocio digital con una inversión de 2,600 millones de pesos (mdp) en el mercado mexicano para  tecnología, proyectos de logística e innovación durante el presente año.

“Estamos haciendo una inversión muy interesante de 20,000 mdp anuales en 2019, de los cuales el 13% va para proyectos tecnológicos, incluyendo los de tecnología para logística. Por ejemplo, tenemos una aplicación interna que ayuda a entregar con mayor garantía de tiempo, cuando el cliente realiza un pedido, a través de la app nosotros seleccionamos la ruta más lógica para llegar en tiempo y aprovechar el destino y llevar más de un pedido”, indicó Roberto Villalobos, director para comercio electrónico de Superama y Walmart, en entrevista con Forbes México.

El negocio de comercio electrónico representa alrededor del 1.4% de las ventas totales de la compañía en México, con un crecimiento de entre doble y triple dígito en penetración de mercado, dependiendo del formato. En el caso de Walmart Supercenter, la comercialización omnicanal de productos equivale a 14 nuevas tiendas.

“Los canales para comprar pueden ser web, una aplicación móvil, a través del call center y ahora en Superama con WhatsApp o ir físicamente a la tienda”, comentó el directivo.

Lo anterior va en línea con la estrategia omnicanal (lo que significa estar para los clientes por cualquier canal de venta en todo momento) de la compañía y con su plan de duplicar el tamaño de toda la empresa hacia el 2024.

A su vez, Walmart invierte en sus Centros de Distribución (Cedis), como el que opera en Guadalajara y próximamente el de Monterrey, para aumentar la capacidad logística y entregar con mayor velocidad y facilidad los pedidos de comercio electrónico.

El gigante minorista, que compite contra empresas como Amazon, analiza la apertura de Cedis tanto en Mérida como en Chihuahua.

TE PUEDE INTERESAR: Walmart abre otro frente en su guerra contra Amazon

“También tenemos tiendas que llamamos Cetros de Excelencia, donde aprendemos cuál es la mejor cantidad de transporte, de ticket, los procesos más usuales y a lo que nos podemos enfrentar con mayor complejidad, como pudiera ser el tráfico y las situaciones climatológicas. De esas unidades sacamos pilotos, aprendemos y lo replicamos al resto de las tiendas”, comentó el directivo.

En junio de 2019, la minorista lanzó su servicio de entrega a domicilio a través de la aplicación WhatsApp para Superama a nivel nacional, lo cual podría extenderse a otros formatos en el corto plazo, dependiendo de la respuesta en la primera fase de prueba.

Y en noviembre de 2018, estrenó una aplicación llamada Cashi, en la cual se puede pagar la luz, agua, televisión de paga, teléfono e incluso el servicio de Spotify y Netflix. Incluso, se analiza la posibilidad de ofrecer servicios financieros como crédito y retiro en efectivo mediante dicha app.

También en 2018, la compañía inauguró su primera tienda omnicanal en México, donde el cliente puede comprar de manera física, como tradicionalmente se hace, o pedir por la página de internet y recogerlo en el supermercado.

De acuerdo con un estudio de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), en 2018 el consumidor nacional aumentó su frecuencia de compra semanal a  través de comercio electrónico en un 38%, mientras que en 2017 la tasa fue de 7%.

Por otra parte, las principales fuentes de información para decidir la compra en línea son los sitios web y las aplicaciones (53%), los buscadores (52%) y los sitios multicategoría (49%).

TE RECOMENDAMOS:

Estos son los miedos de los mexicanos para comprar en línea

 

Siguientes artículos

IBM compra Red Hat por 34,000 mdd; la adquisición más grande en su historia
Por

La estadounidense ha enfrentado años de declive en sus ingresos mientras intenta transitar desde su negocio de hardware...