Por Alejandro Medina

En 2010, Manolo Díaz se declaró listo para arrancar el segundo emprendimiento de su vida, con la expectativa de que éste sí funcionara. Llamó a su amigo Alberto Colín, diseñador gráfico, y le propuso la creación de una agencia digital, enfocada, sobre todo, en desarrollar páginas de Internet.

Uno de sus primeros trabajos fue el desarrollo de contenido educativo digital para fortalecer el aprendizaje de los alumnos de una escuela primaria de San Luis Potosí. El resultado fue tan bueno que decidieron dar un paso adelante y crear Yogome, una empresa de videojuegos móviles educativos que, mes a mes, atrae a más de cuatro millones de usuarios de todo el mundo.

Pero Manolo y Alberto querían más y llevaron sus producciones a Silicon Valley, California, con el afán de hacerlas florecer; pero no les fue bien.

PUBLICIDAD

“Llegamos en 2011, por primera vez, a Silicon Valley. Habíamos cerrado la agencia y decidido enfocarnos al 100% en Yogome; invertimos dinero que teníamos en un demo, pero, cuando lo presentamos en la oficina de la Secretaría de Economía de allá, la respuesta no fue positiva. Ellos buscaban cosas más grandes”, recuerda Manolo.

Regresaron decepcionados a México, pero no bajaron los brazos. Posteriormente, conocieron a Santiago Zavala, director en el país del fondo de inversión 500 Startups, quien les dio su primera inversión: 30,000 dólares. Con ese dinero repitieron la fórmula y volvieron a irse a Estados Unidos.

El capital también les ayudó para repensar su estrategia y agregar un componente que acabó por ser fundamental: las apps, para entrar en los teléfonos celulares.

En 2012 regresaron a Silicon Valley y las cosas cambiaron. Presentaron su idea en la sede global de 500 Startups, y gustó, así que recibieron una inversión de 100,000 dólares. Fue solamente un aperitivo para ellos, ya que, entre 2013 y 2017, recibieron alrededor 9.5 millones de dólares (mdd), con los que conformaron su capital semilla y su primera inversión Serie A.

Te puede interesar: eSports y streaming de videojuegos duplicarán su valor en 5 años

A seis años de distancia, Manolo tiene algo muy claro: lo que sedujo a los inversionistas y usuarios de su proyecto fue la manera en que conectaron tecnología y educación.

Y no sólo lo afirma él. La Universidad de Yale, a través de su programa Play 2 Prevent, validó las cualidades de enseñanza que tienen los videojuegos de Yogome. Inclusive, la institución recomienda que los niños los utilicen dos horas por semana para fortalecer sus conocimientos.

Otra razón del despunte de esta compañía de San Luis Potosí es la amplitud de sus videojuegos, algo poco usual en los juegos que llegan a los celulares. Crearon todo un universo con personajes e historias, al estilo de lo que suelen hacer gigantes de esta industria, para satisfacción de los pequeños.

Yogome tiene cinco aplicaciones de contenido 100% educativo y una especial para que los papás puedan monitorear lo que hacen sus hijos y, si quieren, enviarles retos.

Las aplicaciones están disponibles en cuatro idiomas: inglés, español, chino y portugués; y, para finales de año, prevén agregar japonés y coreano.

Además, con el capital que ha recibido, Yogome tratará de impulsar el posicionamiento de su aplicación con miras a obtener, durante este año, un millón de descargas. Para conseguir esto, su app bandera es Epic Heroes of Knowledge, plataforma de juegos que aglutina la mayoría de sus historias.

Los videojuegos de Yogome buscan dar habilidades a los niños en ocho áreas

  • Matemáticas
  • Ciencias
  • Geografía
  • Lenguaje
  • Programación
  • Creatividad
  • Salud
  • Sustentabilidad

Te puede interesar: Diputados y senadores buscan regular los videojuegos en México

Epic Heroes of Knowledge

 

 

Siguientes artículos

ABC Forbes para entender la nueva facturación electrónica
Por

El 30 de noviembre vence el plazo para migrar a la nueva versión del sistema de facturación, pero tú puedes hacerlo hoy....