Por John Villasenor*

Creo firmemente en el potencial de la tecnología blockchain. El concepto de proporcionar confianza utilizando una red distribuida en lugar de una autoridad central es fascinante y tiene el potencial de aportar beneficios al sector financiero, la gestión de derechos digitales, los sistemas de votación, la gestión de la cadena de suministro, y muchas otras áreas.

Pero también creo en la importancia de reconocer los obstáculos que podrían impedir la adopción generalizada de la tecnología blockchain. Una visión clara de esos obstáculos facilitará su tratamiento temprano en la curva de adopción, y hará que sea más probable que terminemos con un ecosistema de cadena de bloques próspero en el futuro.

Con esto en mente, aquí, sin ningún orden particular, hay cinco desafíos que se deben tener en cuenta a medida que evoluciona esta tecnología:

PUBLICIDAD

 1) Promoción exagerada

Decir que hay promesas excesivas sobre este tema sería una subestimación. A pesar de lo que la prensa a veces ha sugerido, la blockchain no es la solución a todos los problemas. De hecho, hay muchas áreas en las que tendría poco sentido reemplazar los sistemas actuales con sistemas basados en la cadena de bloques.

¿Por qué es importante? Porque prometer demasiado en relación con una tecnología emergente tiene un costo. Al no cumplirse las exageradas predicciones, la pérdida de credibilidad resultante complica las cosas para todos en el ecosistema, incluidos los numerosos emprendedores de blockchain que tienen cuidado de no prometer demasiado y que trabajan para presentar propuestas bien pensadas a los inversionistas y productos bien diseñados al mercado.

2) El potencial de que una cadena de bloques pueda perder integridad

A menudo se da a entender que “la” blockchain tiene integridad absoluta; que no se puede comprometer o alterar. Pero eso es una simplificación exagerada. En primer lugar, no hay solo una cadena de bloques, hay muchas cadenas de bloques. Algunas de ellas son más robustas que otras. En segundo lugar, una cadena de bloques con integridad en la actualidad podría perder esta integridad en el futuro. Por ejemplo, los sistemas basados en prueba de trabajo (como la red bitcoin) se diseñan bajo el supuesto de que ninguna entidad única controla más del 50 % de la potencia de procesamiento.

La red de nodos que administran colectivamente una cadena de bloques puede evolucionar con el tiempo, incluso de manera que podría implicar que uno de los supuestos clave que sustentan la integridad del sistema ya no se cumpla. Dado que la tecnología blockchain está diseñada para aplicaciones importantes (como registros de propiedad o registros corporativos) que requieren integridad durante años o décadas, se debe pensar más en mecanismos destinados a garantizar que los registros distribuidos asociados permanezcan robustos en esas escalas de tiempo. Y se necesita pensar más en qué hacer si un blockchain de misión crítica pierde integridad.

3) Las ICO que recaudan cientos de millones de dólares basadas en poco más que un libro blanco

Las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO por sus siglas en inglés) se han convertido en un planteamiento popular para recaudar capital en el espacio de cadenas de bloques, de manera que evita muchos de los obstáculos que acompañan a un proceso de recaudación de fondos de capital de riesgo más tradicional. Pero algunos de esos obstáculos, como el extenso proceso de debida diligencia realizado por los VC antes de invertir, juegan un papel importante en la mejora de las probabilidades de un retorno exitoso de la inversión.

Otra preocupación es la cantidad de dinero recaudada en las ICO, que a veces está completamente desvinculada de las necesidades reales de la empresa. Algo que aprendí durante los años en que trabajé en el sector de capital de riesgo en San Francisco es que demasiado dinero puede ser tan malo para una startup como insuficiente dinero. Cuando hay demasiado dinero en una startup, la disciplina financiera tiende a desaparecer. Las compañías sobrefinanciadas a menudo contratan a demasiada gente sin suficiente diligencia y pierden el enfoque durante el desarrollo de productos.

Una startup de software no necesita cientos de millones de dólares para desarrollar un producto y llevarlo al mercado. Una oferta inicial de monedas que aporta cientos de millones de dólares basada en poco más que un documento técnico puede ser motivo de celebración a corto plazo para los fundadores de la empresa, pero es mucho menos claro que las personas que invirtieron en la ICO vayan a tener mucho que celebrar cuando todo esté dicho y hecho.

Eso no significa que todas las ICO sean malas inversiones pero significa que es necesario cierto realismo. Incluso con toda la debida diligencia que realizan los VC, la mayoría de las startups financiadas por los VC no tienen éxito. Los porcentajes de éxito serán incluso menores con las ofertas iniciales de monedas, que carecen de muchas de las protecciones que acompañan a la recaudación de fondos más tradicional.

4) Encontrar el equilibrio correcto en la regulación

La sobrerregulación puede impedir la innovación. Pero no sería realista afirmar que la normativa no debería tener ningún papel en el contexto de la tecnología de cadena de bloques. Después de todo, esa tecnología ya se está utilizando de diversas maneras—como mover dinero, celebrar contratos y emitir valores—que implican una gran cantidad de marcos legales y regulatorios existentes. Esos marcos a menudo existen desde hace décadas y pueden ser incompatibles con las tecnologías actuales. Por lo tanto, será importante que las personas en el ecosistema de blockchain establezcan un diálogo con legisladores y reguladores para que puedan comprender mejor la tecnología y sus aplicaciones, y con suerte aplicar y actualizar esas leyes y normas de manera que apoyen la innovación en lugar de impedirla.

5) Ciberseguridad

La ciberseguridad es un desafío en cualquier contexto digital y particularmente en el conjunto de servicios que se construyen alrededor da la tecnología blockchain. Además del desafío “tradicional” de ciberseguridad de adaptarse a un panorama de ciberamenazas rápidamente cambiante, con la blockchain el ecosistema subyacente también cambia mucho más rápidamente que en otros campos. Se desarrollan y despliegan nuevos sistemas, servicios y enfoques de cadenas de bloques casi a diario. Para las personas que crean defensas cibernéticas en un contexto de cadena de bloques, ese dinamismo significa que no disfrutan de la misma ventaja de información sobre los ciberatacantes que podrían tener en un entorno más tradicional y más estable.

*Profesor de ingeniería, políticas públicas y negocios de la UCLA, e investigador en la Brookings Institution en Washington DC.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Llegamos a la era de bancos conversacionales
Por

Los clientes de la industria bancaria están esperando experiencias digitales personalizadas, y al mismo tiempo, los banc...