Trabajar en casa suele ser una pesadilla con todas las distracciones del hogar. Te presentamos algunos consejos para que motives tu desempeño laboral a distancia.

 

El trabajo desde casa está minado con tentaciones y distracciones que fácilmente pueden mermar tu productividad.

“Trabajar en casa es esencialmente una forma independiente de trabajo. Incluso si tienes supervisores y colaboradores a los que rendir cuentas, sigues siendo responsable de motivarte a ti mismo”, dice Sara Sutton Fell, CEO de la firma de empleo FlexJobs en un blog de Glassdoor.

La directiva reafirma que en los domicilios hay toda clase de distracciones, desde una carga de ropa en la lavadora hasta los trastes sucios, y estos pueden dificultar la concentración.

Más de un tercio de los CFOs (36%) dijo que el trabajo remoto ha incrementado en los últimos tres años, mientras que sólo 3% ven un declive de este esquema de trabajo, según un estudio de la firma Accounttemps.

Te presentamos 5 claves para que este esquema laboral te funcione sin contratiempos.

 

1. Cuenta con un espacio de oficina específico

Algunos de los trabajadores remotos más productivos son aquellos que tienen un espacio exclusivo para trabajar en su casa al que pueden acudir cada mañana. Los empleados que tienden a perder fácilmente la concentración son quienes abren su computadora, se lanzan al sillón y piensan que pueden trabajar con la vida hogareña a su alrededor.

“Tienes que organizar ese espacio en tu casa para que puedas trabajar en ese lugar con distracciones limitadas”, dijo Paul McDonald, director ejecutivo de la firma Robert Half Internacional.

Si quieres mantenerte aislado de distracciones, cierra la puerta durante tus horas de trabajo,  deshazte de cualquier juguete o entretenimiento que atraiga a los niños o compañeros de cuarto, asimismo, establece reglas de compromiso mientras laboras.

 

2. Organiza y diseña tu trabajo semanal

La organización es fundamental en cualquier trabajo, pero para empleados a distancia es una necesidad, especialmente porque no tienes un jefe respirándote en la nuca que se asegure de que el trabajo esté hecho.

La firma Radiant, una empresa de consultoría profesional en materia de organización y productividad, afirma que un diseño de trabajo para atacar los pendientes semanales y actualizar el esquema todos los días.

“Al final de la semana, utiliza el plan Viernes 45, que consiste en tomar 45 minutos y planear la siguiente semana para que puedas de manera más fácil abandonar el trabajo el fin de semana y comiences con todo el lunes”,  dijo Sara Caputo fundadora de Radiant.

 

3. Crea una rutina 

Los humanos son creaturas de hábitos, dice Glassdoor, por lo que establecer una rutina y apegarte a ella cuando trabajes en casa es una excelente manera de mantener la motivación y productividad en auge.

“Hemos descubierto que la gente que establece rutinas  y listas son muy productivos y están más motivados”, dijo McDonald.

Eso significa que levantarse a la misma hora durante la semana de trabajo como si fueras a la oficina, con descansos e interrupciones para que te levantes del escritorio de vez en cuando. Puedes permanecer en pijama si así lo deseas, siempre y cuando forme parte de tu rutina.

 

4. Encuentra tu receta secreta

Quizá sea una canción en particular, o una hora del día. Lo importante, según Sutton, es que descubras qué te pone de buen humor para trabajar. Para algunas personas puede ser un cambio de locación de vez en cuando. No es accidental que algunas cafeterías como Starbucks estén llenas de personas escribiendo durante horarios de oficina.

 

5. Adopta la mentalidad adecuada para trabajar

Eventos personales sucederán mientras escuchas todo en tu horario de trabajo desde casa. Una gran manera de prevenir las distracciones cotidianas es tener reuniones semanales con tu pareja para prevenir que los asuntos personales impacten tu productividad en horarios de trabajo, dice Caputo.

Cubre todo los asuntos del hogar durante esas reuniones para que te interrumpan con preguntas durante tu horario laboral.

Nada puede desmoralizarte más y mermar tu productividad que no hayas terminado todo lo de tu lista al finalizar la semana porque no estuviste motivado. Recuerda que toma más disciplina trabajar en casa de la que se requiere en la oficina, dice McDonald.

“Depende de ti saber qué detona tu productividad y ser paciente contigo mismo mientras te ajustas al esquema.”

 

Siguientes artículos

trump-republican-party
Los tres usos de Twitter: el bueno, el malo y el feo
Por

La red social es una plataforma perfecta para hacer relaciones públicas y anunciar grandes noticias al mundo, pero a vec...