El 2017 representó para la población mexicana el inicio de una etapa de transición digital en muchos sentidos, ya que no sólo hubo una adopción tecnológica más intensa por parte de la población, en buena parte motivada por la estabilidad y tendencia a la baja del índice de precios en telecomunicaciones; y por otro lado, la ausencia de contenidos efectivos en medios tradicionales que motivó el abandono de las audiencias.

Además, el comercio electrónico ha encontrado en la diversificación de pagos el complemento perfecto ante la baja presencia de tarjetas de crédito, por lo que dicha actividad sigue y seguirá creciendo el año siguiente.

No obstante, el panorama digital para el 2018 luce variopinto; pues si bien existen tendencias positivas, al parecer también habrá ciertas crisis para los usuarios.

He aquí una lista de nueve pronósticos digitales.

PUBLICIDAD
  • Bache digital agigantado. La transformación digital a nivel de empresas e instituciones ha dejado de ser una opción y se convierte en una urgencia. Sin embargo, muchas de éstas entidades encuentran dificultades en su camino, ya sea por desinformación, por falta de recursos y/o capacitación y lo peor de todo, por desinterés.
  • Crisis de credibilidad en redes sociales. El año siguiente habrá elecciones locales y federales en México y todos sabemos que las plataformas digitales jugarán un papel fundamental en la comunicación política. No obstante, los sitios de noticias falsas y las campañas negras transformarán a las redes en un mar de mentiras, dificultando la distinción entre lo real y las calumnias.
  • Microinfluencers y microhistorias. La oferta de contenidos no para de ampliarse y debido a ello, cada día cobra más sentido la Teoría del Longtail. La hipersegmentación de audiencias y mercados nos muestra que los contenidos personalizados y los líderes de opinión de pequeñas comunidades, con micronarrativas, serán mucho más efectivos en términos de marketing, que los grandes influencers.
  • La socialización del IoT. Con la llegada de la red 5G, empezará la socialización del Internet de las cosas, que, si bien ya tiene una presencia constante en la vida común, en el 2018 encontrará el contexto idóneo para crecer, ofertando más gadgets y teniendo más usuarios.
  • Finntech para todos. Las blockchain se encuentran en comento por todos lados. Y con la recién aprobada Ley Finntech, se espera no sólo dar certidumbre al segmento de las finanzas digitales, sino potenciar un mercado que puede ser una opción de inversión frente a los modelos de bancos centralizados, no obstante el crecimiento desmedido de las criptodivisas que advierte una crisis.
  • Datos como necesidad. Desde hace años la mercadotecnia es digital; y ahora, prácticamente todas las campañas necesitan data que muestre los resultados, avances, insights y mapas para construir eficazmente campañas de comunicación. Su uso y la necesidad de personal capacitado serán la diferencia entre invertir o gastar en publicidad.
  • Inteligencia artificial: Poco a poco nos hemos ido acostumbrando a los chatbots, que aunque tienen un alcance limitado, son el principio de la interacción humanos-robots. Sin duda, en 2018 tendremos mucha mayor interacción con la AI, particularmente en las áreas de atención al cliente.
  • Crisis de la economía colaborativa: Si bien Uber no representa a todo el ecosistema de la wikieconomía, su modelo de negocios fue copiado hasta el hartazgo. En algunas ocasiones funcionó, en otras no tanto. Una excelente solución se convirtió, a su vez, en un volado de inseguridad. La cultura de sacar ventaja de dónde sea y al precio que sea, está cobrando, incluso, víctimas mortales. La cultura nacional, por desgracia, no estaba lista para la economía colaborativa.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @sincreatividad

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ambigüedades hasta en los videojuegos
Por

Modificar la ley para clasificar videojuegos en México es buena idea, pero como se plantea hoy presenta un riesgo a los...