La administración de Andrés Manuel López Obrador cumple seis meses y no está exenta de momentos complicados, algunos resueltos mejor que otros.

De forma general, el mandatario ha calificado al gobierno como un “elefante reumático y mañoso”, difícil de mover y más porque no estaba organizado para servir a la población, como él pretende.

Estos son algunos de esos problemas que ha tenido que sortear el gobierno lopezobradorista.

Recorte de burócratas

Con la austeridad como bandera, el titular del Poder Ejecutivo puso en cintura al gobierno federal y una de sus primeras medidas fue la salida de cientos de funcionarios de todas las dependencias, principalmente de trabajadores de confianza.

Además, el recorte al presupuesto de las secretarías y otros organismos guberanamentales ha ocasionado ya quejas y problemas de operación, como ha reconocido el jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo.

Desabasto de combustible

El robo de combustible o “huachicoleo” que se registraba desde hace años colmó la paciencia del presidente a los 20 días de haber llegado a su cargo y emprendió una lucha contra este delito.

Así, cada vez que se detectaba que un ducto de Pemex era “ordeñado”, la orden fue cerrarlo; ello trajo como consecuencia el desabasto de gasolina en el centro y occidente del país, el cual fue resuelto semanas después.

Pese a que la escasez impactó fuertemente a la ciudadanía, ésta vio con buenos ojos el combate al “huachicoleo” y respaldó al presidente, quien ha asegurado que se redujo el robo de hidrocarburos en un 90%.

Tragedia en Tlahuelilpan 

En plena crisis por la falta de gasolina, un ducto explotó en Tlahuelilpan, Hidalgo, justo cuando era “ordeñado” por decenas de personas, incluidos niños y mujeres. En total, 135 personas murieron.

Lee también: Gobierno entregó 2.3 mdp a familiares de víctimas en Tlahuelilpan

Cortan recursos a estancias infantiles; salvan refugios para mujeres

López Obrador estableció que todos los recursos de programas sociales de su gobierno serán entregados de forma directo a los beneficiarios, sin ningún intermediario; eso causó que las estancias infantiles que iniciaron en el sexenio de Felipe Calderón quedaran fuera del esquema.

Pese a protestas, el mandatario rechazó que éstas recibieran dinero público y demostró que había corrupción, pues la Sedesol detectó más de 80,000 “niños fantasma”.

Los refugios para mujeres víctimas de violencia familiar que eran operados por organizaciones sociales estuvieron en un principio en el mismo lugar que las estancias; sin embargo, aquí el presidente sí reconsideró el caso y dio luz verde para que estos lugares continuaran, aunque serán absorbidas poco a poco por Inmujeres.

Polémica petición al rey de España y al Papa

Buscaba una gran reconciliación, pero sólo detonó polémica en ambos lados del Océano Atlántico. López Obrador envió cartas al rey de España y al Papa para solicitarles que se disculparan por los abusos cometidos en la Conquista.

Mientras la Iglesia católica refirió que el pontífice ya había pedido perdón en otra ocasión, el gobierno español reaccionó con molestia y rechazó el pedido.

Eso sí, el asunto despertó el análisis de historiadores y de gente de a pie y con eso se quedó satisfecho el presidente de México.

Te interesa: AMLO ve sobrerrespuesta por carta a España: pedimos disculpa, no indemnización

Masacre de Minatitlán

El primer multihomicidio a manos del crimen organizado en el sexenio llegó en Minatitlán, Veracruz, donde un comando asesinó a 14 personas, entre ellas un bebé, en una fiesta.

Los hechos ocurrieron la noche de viernes 19 de abril y no merecieron ninguna reacción de López Obrador sino hasta el lunes.

Una semana después de la masacre, la Guardia Nacional, aún sin leyes reglamentarias, fue desplegada por primera vez en esa comunidad.

Santa Lucía, un aeropuerto que no despega

Tras cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el presidente confirmó la base aérea militar de Santa Lucía como la sede una nueva terminal, mucho más austera y barata que el proyecto de Texcoco.

Si bien el mandatario ya encabezó una ceremonia de inicio de los trabajos, la realidad es que el plan maestro del nuevo aeropuerto aún no está terminado y ha sido modificado en varias ocasiones.

Nueva refinería, a manos del gobierno

Otro proyecto estrella del gobierno, la refinería de Dos Bocas, Tabasco, ha tenido un inicio atropellado. Primero, el gobierno decidió que la licitación fuera por invitación a cuatro empresas que calificó como las mejores del mundo en la construcción refinerías.

En sus ofertas, las firmas no pudieron sujetarse ni al presupuesto ni a los tiempos requeridos por López Obrador, por lo que la licitación fue declarada desierta y, en su lugar, se decidió que Pemex y el propio gobierno federal serán los encargados de construir la planta en tres años y con 8,000 millones de dólares como inversión máxima.

Agencias calificadoras e instituciones financieras alertan que estas últimas condiciones son muy difíciles de cumplir y cuestionan la capacidad del gobierno para poder edificar un proyecto de la envergadura planteada.

Relevo atropellado en el IMSS

El control que tiene la Secretaría de Hacienda en las compras de todo el gobierno terminó por tronar al director del IMSS, el expanista Germán Martínez, quien se quejó de que la medida era completamente neoliberal, cuando López Obrador declaró la muerte de ese régimen.

En una fuerte carta, Martínez denunció que el proceso de adquisiciones vulneraba la estructura del organismo y era deficiente, lo que pone en riesgo a los pacientes e impide mejorar la atención.

El mandatario lamentó la salida pero en todo momento respaldó el control de las compras y nombró al frente del Instituto a Zoé Robledo, quien era subsecretario de Gobierno en la Segob.

González Blanco, la primera baja en el gabinete

La titular de Semarnat fue la primera renuncia del gabinete de López Obrador. La causa: iba retrasada a tomar un vuelo comercial y pidió a la aerolínea que la esperara.

Josefa González Blanco Ortiz Mena ofreció su renuncia al mandatario y éste la aceptó, pues aunque la estima, consideró que todos los funcionarios deben tener autoridad moral y ella había cometido un “error”.

Para reemplazar a la funcionaria, el presidente puso a Víctor Manuel Toledo, un investigador de la UNAM.

No te pierdas: 

Por austeridad, científicos del Cinvestav necesitan firma de AMLO para ir al extranjero

 

Siguientes artículos

A 6 meses de AMLO | Un primer semestre con logros y pendientes
Por

En los primeros 100 días de gobierno la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador se ubicaba en 80%, pero a...