Alfonso Romo, por instrucción del mandatario Andrés Manuel López Obrador, será quien presida el Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y Crecimiento Económico, lo que significa que el también empresario regiomontano tendrá el reto de traducir en acciones de gobierno la recién cercanía que se ha visto con el sector privado, así como lograr crecimientos de más del 4% de manera sostenida y mantener la coordinación entre ambos actores, de acuerdo con especialistas.

“Al designar a su jefe de oficina, me parece que no es que se busque duplicar funciones, sino alinear mejor el desempeño de las instituciones y la incorporación de la sociedad para lograr crecimiento, inversión y empleos. También si alguien de la administración pública ha tenido contacto con el sector privado es Alfonso Romo, además él es empresario”, comentó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

El experto señaló que resulta benéfico que Romo presida dicho Consejo, debido a su experiencia y cercanía con el sector privado, con quien el pasado 18 de febrero se reunió tanto en Palacio Nacional en la presentación de este grupo y en el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) por el nombramiento de Antonio del Valle Perochena como nuevo presidente del organismo empresarial.

El también ingeniero agrónomo recibió junto con López Obrador y representantes de diversas dependencias a empresarios de la talla de Claudio X. González, presidente de Kimberly-Clark de México; José Antonio Fernández Carbajal, de Fomento Económico Mexicano (FEMSA); Daniel Servitje, quien dirige la panificadora Grupo Bimbo, entre otros.

PUBLICIDAD

El Consejo para el Fomento a la Inversión contempla también a líderes obreros, investigadores y organizaciones no gubernamentales (ONG) y tiene como objetivo duplicar el 2% de crecimiento económico anual.

Te recomendamos: AMLO conforma consejo de inversión; alista su presentación para el lunes

Romo estudió en el Tecnológico de Monterrey y se ha desempeñado como presidente del Consejo del Grupo Plenus, que enfoca sus actividades empresariales en los sectores de biología sintética, agrobiotecnología, educación y servicios financieros, así como en la casa de bolsa Vector.

De igual manera, es fundador de la empresa Enerall, del sector agroindustrial enfocada en transformar los suelos mediante el uso de microbios.

“Es benéfico que sea empresario porque tiene una comunicación natural con el sector privado, en donde el reto es que eso se pueda incorporar a la lógica del sector público que tradicionalmente ha marchado desligado del sector privado, académico y de la sociedad”, comentó de la Cruz.

En febrero de 2018, Mary Anastasia O’Grady, columnista de The Wall Street Journal, publicó que Romo ganó millones de dólares con la compra y posterior venta de la empresa Seminis, en una acción poco ética.

“No está claro que el señor Romo sea el mejor portavoz del espíritu empresarial ético. Al menos una transacción comercial, en la que obtuvo una gran ganancia, dejó dudas sobre su compromiso con la transparencia y la responsabilidad fiduciaria”, señaló la periodista.

Al respecto, el representante del IDIC indicó que no considera que dichos escándalos afecten la relación con los empresarios.

Puedes leer: 

Perfil | Antonio del Valle, el hombre que quiere recuperar el diálogo empresarial con AMLO

 

 

Siguientes artículos

Repsol almacenará gasolina para abastecer ciudades de El Bajío
Por

La capacidad adquirida responde a los retos logísticos que enfrenta la región ante el desabasto de combustibles por el c...