La marca del grupo alemán dijo que invertirá el próximo año más de 3,000 millones de euros en sus plantas y equipos, cifra menor a los 3,400 millones anunciados en su presupuesto previo.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Audi, la marca insignia de Volkswagen, ajustó el lunes su plan de gastos para 2016 y retrasó la construcción de un nuevo túnel de aire por el escándalo sobre la manipulación de las pruebas de emisiones del fabricante de automóviles alemán.

La marca Audi, que consiguió una ganancia operativa mayor a la del grupo VW en los primeros nueve meses de 2015, dijo que invertirá en 2016 más de 3,000 millones de euros (mde) (3,300 millones de dólares) en sus plantas y equipos.

Una fuente de la compañía reveló que el plan significaría un gasto de 3,300 millones de euros durante 2016. Respecto al presupuesto anterior, elaborado hace un año, Audi anunció inversiones por 17,000 mde entre 2015 y 2019, o un promedio anual de 3,400 millones.

“Con el programa actual de inversión, obviamente queremos mantener la fuerte posición de la marca, pero al mismo tiempo nuestro objetivo es conseguir un alcance financiero adicional a través de otros procesos y con la optimización de costos”, dijo en un comunicado el jefe financiero de Audi, Axel Strotbek.

Este anuncio se produce después de que Volkswagen, el mayor grupo automotriz de Europa, recortara en noviembre su plan de inversión de 2016 en 1,000 millones de euros, una vez que se dio a conocer que el escándalo sobre la manipulación de las emisiones se amplió para incluir a miles de vehículos más en Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

Esclavos y petróleo, los botines de guerra de ISIS
Por

Documentos incautados dieron información sobre cómo el Estado Islámico ha desarrollado una burocracia compleja para admi...