La empresa mexicana Grupo Bimbo tendrá que enfrentar una disminución de productos panificados en Europa, donde el grupo espera incrementar su presencia con la reciente compra de la planta de pan y bollería Paterna en España, la cual está sujeta a la aprobación de las autoridades correspondientes.

“Un reto que observamos para la compañía consiste en la limitada expectativa de crecimiento del mercado de pan en Europa, la cual se debería a dos puntos principales: la madurez del sector y las tendencias de consumo global”, indicaron Jimena Colín y Roberto Solano, analistas del grupo financiero Monex, en un reporte.

En los últimos cuatro años, la tasa de crecimiento anual compuesto (TCAC) de los productos panificados registran una baja de 0.1% en Europa Ocidental y para los siguientes cinco se espera una disminución de 0.2%, de acuerdo con datos de Euromonitor International, citados por la casa de bolsa.

En 2016, la panificadora anunció la adquisición de Panrico, que tiene marcas como Donuts, en España.

“No obstante, es importante señalar que el consumo a futuro se enfocaría hacia productos más saludables, naturales y compatibles con un modo de producción sustentable, por lo que la innovación en estos aspectos podría resultar en un mayor crecimiento respecto a la industria en general”, indicó el grupo financiero.

En agosto de 2019, la panificadora informó que lanzará su primer empaque 100% compostable, lo cual es parte de uno de sus objetivos para disminuir el uso de productos plásticos en México y el mundo.

El pasado 1 de octubre, la panificadora mexicana Bimbo anunció un acuerdo para comprar la planta Paterna de Cerealto Siro Foods en Valencia, España. En dicho complejo se elabora pan y bollería salada para los supermercados Mercadona bajo la marca “Hacendado” , principalmente.

TAMBIÉN LEE: Bimbo ‘divorcia’ a Ricolino y Barcel para enfrentar la competencia y eficientar su operación

Esta operación está sujeta a la autorización de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en el mercado español.

“Dicha operación va en línea con la estrategia del Grupo Cerealto Siro Foods, la cual se enfoca en dejar el negocio de pan y especializarse en la elaboración de galletas, pasta, cereales y otros alimentos similares”, indicó el grupo financiero.

Las ventas anuales de la empresa española llegaron a los 600 millones de euros en 2018 y la producción alcanzó las 392,000 toneladas, de lo cual 60.9% fue de su portafolio de galletas, pasta y cereales, su negocio principal, el 18.8% fue de bollería y el restante 20.3% de pan.

Los analistas de Monex destacaron que los volúmenes de los negocios de bollería y pan crecieron 4.9% y 2.8% anual, respectivamente.

 

Siguientes artículos

Premier Oil campo Zama
El gran descubrimiento petrolero que negocia Talos Energy con Pemex
Por

Ambas compañías tienen un año para presentar un acuerdo de unificación sobre el yacimiento que comparten.