Ayer, a través de diferentes cuentas en Twitter se reprodujo un video en el que se mostraba a un grupo de mujeres, niños y algunos hombres que bloquearon la avenida Eje Central Lázaro Cardenas, a la altura de la avenida Juárez, solicitaban algunas monedas a personas que transitaban en automóvil y motocicletas con la condición de dejarlos pasar y con el argumento de que no tenían trabajo. Se trataba de trabajadores informales y entre pancartas y gritos pedían que los dejaran trabajar o que se les diera una solución.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes México

Con las medidas de confinamiento y paro en diversos industrias para contener la propagación del Covid-19, los trabajadores informales, que conforman el 56.2% de las personas económicamente activas en el país, se han convertido en uno de los tres grupos más vulnerables en caer en condiciones de pobreza. 

Por ello es urgente integrar un programa de apoyo gubernamental que contemple transferencias monetarias a este sector, recomienda el estudio “Desafíos de Desarrollo ante la Covid-19 en México” elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). 

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

De acuerdo con la propuesta del PNUD, las transferencias directas podrían ser de alrededor de 3,500 pesos que son equivalentes el salario promedio de un trabajador formal. 

“Sabemos que el sector informal son uno de los sectores más vulnerados porque debido a las medidas de confinamiento es mucho más difícil que puedan llevar a cabo sus funciones en la venta, por ejemplo de bienes y servicios; porque no pueden contar con ese ingreso diario para cubrir las necesidades básicas”, apuntó Cynthia Martínez, coordinadora del proyecto de implementación de Agenda 2030 subnacional de PNUD México. 

Con esta medida se garantizaría el acceso a la canasta básica de bienes y servicios a los trabajadores del sector informal, en tanto que el costo de destinar transferencias monetarias directas a más de la mitad de lla población trabajadora en el país ascendería a 0.15% del Producto Interno Bruto del país (PIB). 

También lee: Esto es lo que hacen las empresas contra el Covid-19

“Algunas de las medidas que se están considerando en el gobierno federal cubren a estas personas pero lo cierto es que cubrir la cantidad de personas que trabajan en el sector informal representaría un gran reto”, expresó la especialista durante la presentación de este estudio. 

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha establecido programas de apoyos como el de Créditos a la Palabra a pequeños y medianos negocios por hasta 25,000 pesos, así como a “empresas solidarias” denominadas así por no despedir a trabajadores durante la crisis sanitaria, créditos personales en el ISSSTE, a la vivienda, y nomina a trabajadores del estado y las denominadas Tandas para el Bienestar. 

Asimismo se ha enfocado en adelantar los pagos de los programas que estableció desde el inició de su gestión como el de Apoyo a Adultos Mayores, becas para estudiantes de diferentes niveles educativos y el enfocado en campesinos conocido como Sembrando Vida. 

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Coronavirus trabajadores de la construccion
Construcción en Puebla se apegará a semáforo estatal para regreso: CMIC
Por

El sector ha registrado la pérdida de 6 mil trabajadores en lo que va del año, derivado de la crisis del sector y aceler...