Tener una cuenta de inversión se ha vuelto un tema risible gracias a la falta de interés de las autoridades bancarias. Como había comentado hace un par de semanas tuve una terrible experiencia a causa de la aprobación de la venta de la cartera de Bankaool a Banco FAMSA por parte de la CNBV. De hecho, investigando esa compra en un principio sería realizada por Banco Bx+ (ve por más) pero debido a ciertas circunstancias legales este “banco cuando y donde lo necesites” tuvo que pedir apoyo de banco FAMSA para adquirir el compromiso previamente acordado de comprar Bankaool.

La comunicación fue escasa y extraña; además de estar conscientes de que el tiempo límite para retirar la inversión antes del vencimiento del plazo si no quieres que la absorba Banco Famsa es hasta este viernes, 9 de marzo de 2018.  Si bien las tasas de interés sobre los CEDEs del banco de la tienda de muebles y electrodomésticos fundada por Humberto Garza González es muy interesante, no aprovecharon la oportunidad para compartirla con los clientes de la cartera Bankaool. Los correos y mensajes de texto eran todos más del tipo: saca tu dinero, rápido, no sabemos qué pasará con él.

Para recuperar el dinero de mi inversión me parece que gasté cerca de la mitad de lo invertido, y cerca de 10 veces la ganancia de la inversión. Acepto que podría haber ahorrado si hubiera utilizado el transporte público, pero eso hubiera implicado pérdidas mayores a nivel uso de mi tiempo. El primer viaje a una sucursal de la mueblería con negocio bancario detrás incluyó el regaño del guardia de seguridad por tener mi celular (elemento clave para cualquier usuario de Bankaool) en el fondo de la tienda. Es importante saber que el celular si lo puedes utilizar sin problemas cuando ves un mueble, o tomas fotos a un electrodoméstico con la gente en el banco de fondo.

Tras unos 15 minutos de espera una persona super amable me atendió y me presentó los requerimientos. Rápidamente, y sin importarme si me volvían a regañar, rápidamente mande los datos de mi cuenta de inversión desde mi correo al del ejecutivo, con ello pudimos llenar la “cartas solicitud de devolución de saldos clientes a plazo origen Bankaool” y con eso el solicitaría que le dieran las ganancias de la inversión para poder proceder. Proceder implica la capacidad de espera de 24 a 72 horas, tener los teléfonos adecuados, que puedan contestar y que te digan que ya puedes ir para que te den tu dinero.

PUBLICIDAD

Por suerte mi inversión era poca y pude liquidar el dinero de forma segura en caja, pero hay historias de terror. Gracias a esta columna he recibido correos de gente que agradeció que algún medio de comunicación cubriera este preocupante caso de FAMSA-Bankaool, porque nadie comunicó nada. Es claro que otros tuvieron experiencias peores, algunas que incluso radican en faltas serias a las instrucciones de privacidad de datos personales del INAI, ver su reseña en esta página web. Otros simplemente agradecen que alguien les dijera que esto no es un sueño y que hay como proceder en la realidad, aunque para muchos implique tener que moverse de algún remoto pueblo de Nayarit (que si tiene Internet) a una ciudad con una sucursal de Banco Famsa, y repetir ese viaje dos veces, con el costo que implica y que seguramente va a dañar las ganancias de su inversión.

En el México que nos reímos de las situaciones, hay momentos en el que tenemos que tomarnos en serio que 200 pesos de ganancia no son el tiempo ni el transporte para poder ir a recolectar el dinero y las pequeñas ganancias de lo que para muchos es hoy una decisión difícil: el ahorro, porque la CNBV, la Condusef y las carteras que se compran entre bancos, no consideran el tema de costos de usuarios ni experiencia del usuario. Lo generalizo, porque también he escuchado de muchos que siguen sufriendo tras la pérdida de IXE a manos de Banorte (por suerte esa cuenta también la pude cerrar “a tiempo”), y la sucursal me quedaba un tanto más cerca.

Para Carlos, que me escribió preguntando quién le puede ayudar: El teléfono de Famsa Mixcoac es (55) 5482-3390 intenta preguntando por el contador Dávalos Duarte (xt.112), o pide ayuda de algún ejecutivo del banco. Yo sigo esperando que el contador me responda un correo del 16 de febrero y, obvio, el plazo al 9 de marzo ya está por terminar. Probablemente su respuesta nunca llegue, a final del día Banco Famsa “cree en ti”, por lo que se han de referir a “resuelve tus nuevos problemas, generados por nuestra culpa”.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

criptodivisas-criptomonedas
¡Habemus Ley Fintech!, pero ¿eso qué implica?
Por

El Congreso ya dio luz verde a la Ley Fintech, ya sólo falta el visto bueno de Presidencia, pero seguramente, en los pró...