Actualmente, el uso de la data que arrojan las páginas y las redes sociales se ha convertido en una actividad cotidiana que ha orillado a la industria de la mercadotecnia a evolucionar y esforzarse en crear contenido que transmita experiencias que generen en su audiencia la necesidad de adquirir productos o servicios.

Un claro ejemplo son las lovemarks, que han hecho del storytelling la herramienta clave para lanzar, posicionar o vender experiencias de consumo, que hacen sentir a sus usuarios parte de una comunidad exclusiva, lo que causa en ellos un sentido de identidad y pertenencia, digno de compartir en sus pláticas y estilo de vida.

Por ejemplo, los restaurantes deben cuidar más que nunca que la presentación de sus platillos sea atractiva para compartir en las Instagram Stories de sus comensales, o mejor aún, que al ser publicadas en sus muros reflejen el momento o experiencia al visitar el lugar, de tal forma que al hacer check in o usar un hashtag, la data que esto genera permita al negocio enviar correos,
mensajes o notificaciones con recomendaciones basadas en sus preferencias de consumo.

Lo mismo pasa con los hoteles, al ser un espacio seleccionado para momentos de descanso, recreación o negocio; deben ofrecer ambientes cálidos, vistosos y atractivos que se conviertan en el escenario ideal para compartir en sus redes sociales; de tal forma que estas actividades cotidianas se conviertan en referencia para recomendar a sus huéspedes restaurantes, museos y actividades de la ciudad que visitan a través de sus diferentes plataformas de comunicación.

La industria automotriz es otro de los sectores que pasó de vender autos a ofrecer experiencias al volante. Prácticamente todas las marcas usan en sus campañas de social media tomas espectaculares para transmitir la satisfacción de conducir un auto hecho a la medida de sus necesidades, ya no habla solo de movilidad, rendimiento o equipamiento, si no de todas las comodidades que le permiten al usuario disfrutar del viaje; incluso hoy, Mazda ocupa el famoso “zoom-zoom” como parte de la línea de comunicación que le da identidad a la marca.

Una industria que es punta de lanza de exitosas campañas de mercadotecnia y experta en crear comunidades, estilos de vida y sentido de pertenencia, es la moda; que no te sorprenda saber que esos outfits aparentemente sugeridos, son resultado de la información que arroja tu recorrido por distintas páginas que permiten a cada marca conocer tus gustos y necesidades y eso es gracias a la data que permite a las marcas ofrecerte un producto a la medida de lo que estás buscando.

Los ejemplos anteriores son una muestra de como el storytelling puede convertir a tu producto o servicio de una tendencia a la lovemark que todos quieran tener.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Rodakworld

Facebook: MediaMath

Página web: Mediamath

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Citas de negocios del sector aumentan 6% en el Tianguis Turístico 2019
Por

Durante el Tianguis Turístico destacaron las peticiones por parte de empresarios y otros actores para promover al país a...